X
Organizaciones sociales reclaman una ley para duplicar las partidas destinadas a comedores y merenderos. Además, rechazan las reformas laboral y jubilatoria. El 6 de diciembre marcha ATE Nacional.
Redacción 15/11/2017 10:20 AM

Las mismas organizaciones sociales que el año pasado lograron, tras una fuerte presión, aprobar la emergencia social, vuelven a las calles para reclamar una suerte de “segunda fase”: la ley de emergencia alimentaria. Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), además del Frente Darío Santillán, realizan una jornada de protestas con ollas populares en el centro porteño.

Los manifestantes, que se concentraron desde primera hora de la mañana en el Obelisco, planean instalar ollas populares en los accesos a la Ciudad y en otros puntos del país, para culminar la jornada a las 18 frente al Congreso.

 

 

El proyecto de emergencia alimentaria, que fue presentado en la Cámara de Diputados por el bloque del Movimiento Evita, propone entre otras cosas duplicar las partidas destinadas a comedores y merenderos. En momentos donde está a punto de reactivarse la discusión por el Presupuesto 2018, las organizaciones buscarán colar el reclamo.

“Los relevamientos que hacemos desde hace varios años en los barrios populares del país ponen de manifiesto la necesidad de implementar políticas concretas de contención para los sectores humildes, y la necesidad de declarar la emergencia alimentaria para el territorio nacional”, afirmó Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie.

 

 

Según se informó en un comunicado, los movimientos sociales también piden al Congreso una ley integral para la economía popular y rechazan las reformas laboral y jubilatoria propuestas por el Gobierno. Además, quieren destinar mayor presupuesto a las áreas de prevención y atención de adicciones.

La reforma laboral también fue desaprobada por ATE Nacional: su secretario general, Hugo “Cachorro” Godoy, anunció un paro y movilización para el 6 de diciembre, junto con otros gremios. En paralelo, las dos CTA organizan una marcha, aún sin fecha ni lugar, contra la misma ley.

Por la emergencia alimentaria, instalan ollas populares en el centro porteño

Organizaciones sociales reclaman una ley para duplicar las partidas destinadas a comedores y merenderos. Además, rechazan las reformas laboral y jubilatoria. El 6 de diciembre marcha ATE Nacional. 

Las mismas organizaciones sociales que el año pasado lograron, tras una fuerte presión, aprobar la emergencia social, vuelven a las calles para reclamar una suerte de “segunda fase”: la ley de emergencia alimentaria. Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), además del Frente Darío Santillán, realizan una jornada de protestas con ollas populares en el centro porteño.

Los manifestantes, que se concentraron desde primera hora de la mañana en el Obelisco, planean instalar ollas populares en los accesos a la Ciudad y en otros puntos del país, para culminar la jornada a las 18 frente al Congreso.

 

 

El proyecto de emergencia alimentaria, que fue presentado en la Cámara de Diputados por el bloque del Movimiento Evita, propone entre otras cosas duplicar las partidas destinadas a comedores y merenderos. En momentos donde está a punto de reactivarse la discusión por el Presupuesto 2018, las organizaciones buscarán colar el reclamo.

“Los relevamientos que hacemos desde hace varios años en los barrios populares del país ponen de manifiesto la necesidad de implementar políticas concretas de contención para los sectores humildes, y la necesidad de declarar la emergencia alimentaria para el territorio nacional”, afirmó Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie.

 

 

Según se informó en un comunicado, los movimientos sociales también piden al Congreso una ley integral para la economía popular y rechazan las reformas laboral y jubilatoria propuestas por el Gobierno. Además, quieren destinar mayor presupuesto a las áreas de prevención y atención de adicciones.

La reforma laboral también fue desaprobada por ATE Nacional: su secretario general, Hugo “Cachorro” Godoy, anunció un paro y movilización para el 6 de diciembre, junto con otros gremios. En paralelo, las dos CTA organizan una marcha, aún sin fecha ni lugar, contra la misma ley.