X
A diferencia de otros años, esta vez fueron dos los bloques peronistas/kirchneristas que votaron divididos. Espinoza y Magario no hicieron mella en los acuerdos de Cambiemos.
Por 14/11/2017 10:03 PM

La votación del Presupuesto y endeudamiento de la Provincia de Buenos Aires para el ejercicio fiscal 2018 expuso aún más la interna del peronismo bonaerense. Es que Cambiemos acordó solo con un puñado de intendentes peronistas y dejó fuera de ese pacto al jefe del partido Fernando Espinoza y buena parte de los intendentes del interior. Ese cuadro de situación de trasladó a la votación en las bancadas de Diputados y una posible unidad estalló por los aires en una jugada que se veía venir. 

Cambiemos fue a buscar los votos peronistas que le faltaban al bloque del Frente para la Victoria-PJ. De 13 integrantes de esa bancada, cuatro votaron en contra al endeudamiento: Walter Abarca, Alicia Sánchez, Liliana Pintos y Mauricio Barrientos. Los nueve restantes acompañaron el pedido de deuda y el Presupuesto. De esos dos subgrupos se evidencian los sectores en pugna por el PJ bonaerense. 
 


Abarca, uno de los peronistas que votó en contra (Foto: AG La Plata)

Los nueve legisladores que votaron a favor (Andrés Quinteros, Marcelo Feliú, Alejandra Martínez, Valeria Amendolara, Manuel Elías, Mariano San Pedro, Evangelina Ramírez, Manino Iriart y Ricardo Moccero)  lo hicieron en tándem a las negociaciones que desde hace algunas semanas activaron los intendentes Juan De Jesús (La Costa), Hugo Corvatta (Saavedra) y Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y desde otro lugar, pero en la misma línea Eduardo Bucca, saliente intendente de Bolívar y diputado nacional electo por el randazzismo. Ese bloque se referenció en buena parte en la figura de Florencio Randazzo. Y así votó: a favor a los pedidos del Gobierno. 

También acompañó otro bloque que en las elecciones apoyó a Randazzo. El bloque del Peronismo para la Victoria se compone de seis diputados, de los cuales tres (Fernando Chino Navarro, Patricia Cubría y Gustavo Di Marzio) son del Movimiento Evita. 

En el bloque del Frente para la Victoria acompañaron Marcelo Torres, Juan Manuel Cheppi, Aníbal Regueiro, Karina Nazabal y Marisol Merquel. El jefe comunal de Saavedra influyó en la fragmentación de ese bloque, al menos, el acompañamiento de Merquel: una leal al intendente.

Finalmente y como adelantó Letra P, La Cámpora rechazó todos los proyectos. También lo hizo -pero sin estar plegarse a un comunicado que giraron en la noche del lunes desde el bloque- el diputado José Ottavis

Varios intendentes del interior buscaron, sin suerte, frenar o al menos demorar la votación. Este martes, a contrareloj y más que nada para marcar postura, llegaron a La Plata el mismo día de la sesión y descargaron su descontento en una rueda de prensa en la puerta de la Cámara de Diputados

 

 

“No sabemos ni siquiera quiénes se han sentado a charlar el desarrollo de esto y no estamos de acuerdo en los términos en que se va a votar. Esto va en perjuicio del conjunto de los bonaerenses”, dijo Magario, haciendo referencia a sus colegas que hablaron con el Ejecutivo.

El 17 de diciembre es la convocatoria para las elecciones del PJ bonaerense. Este jueves cierra el plazo para la presentación de listas y hasta ahora los anotados oficialmente son el jefe comunal de Merlo, Gustavo Menéndez, su par de Moreno, Walter Festa y el actual jefe del partido, el diputado nacional electo Fernando Espinoza que quiere ir por un nuevo mandato. 

El interior, después del abroquelamiento, que mostró este martes probablemente salga a respaldar otro mandato de Espinoza. Al menos hoy dejaron que la matancera Verónica Magario oficie de vocera. Hay una línea que se impulsa desde la Segunda sección electoral que quiere “desconurbanizar” al PJ. Mientras el peronismo sigue transitando internas y negociaciones indiviudales, Vidal continúa obteniendo, cada vez con menos esfuerzos, los proyectos que le pide a la Legislatura. 

 

La interna del PJ bajó a la Legislatura y jugó para el endeudamiento

A diferencia de otros años, esta vez fueron dos los bloques peronistas/kirchneristas que votaron divididos. Espinoza y Magario no hicieron mella en los acuerdos de Cambiemos. 

La votación del Presupuesto y endeudamiento de la Provincia de Buenos Aires para el ejercicio fiscal 2018 expuso aún más la interna del peronismo bonaerense. Es que Cambiemos acordó solo con un puñado de intendentes peronistas y dejó fuera de ese pacto al jefe del partido Fernando Espinoza y buena parte de los intendentes del interior. Ese cuadro de situación de trasladó a la votación en las bancadas de Diputados y una posible unidad estalló por los aires en una jugada que se veía venir. 

Cambiemos fue a buscar los votos peronistas que le faltaban al bloque del Frente para la Victoria-PJ. De 13 integrantes de esa bancada, cuatro votaron en contra al endeudamiento: Walter Abarca, Alicia Sánchez, Liliana Pintos y Mauricio Barrientos. Los nueve restantes acompañaron el pedido de deuda y el Presupuesto. De esos dos subgrupos se evidencian los sectores en pugna por el PJ bonaerense. 
 


Abarca, uno de los peronistas que votó en contra (Foto: AG La Plata)

Los nueve legisladores que votaron a favor (Andrés Quinteros, Marcelo Feliú, Alejandra Martínez, Valeria Amendolara, Manuel Elías, Mariano San Pedro, Evangelina Ramírez, Manino Iriart y Ricardo Moccero)  lo hicieron en tándem a las negociaciones que desde hace algunas semanas activaron los intendentes Juan De Jesús (La Costa), Hugo Corvatta (Saavedra) y Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y desde otro lugar, pero en la misma línea Eduardo Bucca, saliente intendente de Bolívar y diputado nacional electo por el randazzismo. Ese bloque se referenció en buena parte en la figura de Florencio Randazzo. Y así votó: a favor a los pedidos del Gobierno. 

También acompañó otro bloque que en las elecciones apoyó a Randazzo. El bloque del Peronismo para la Victoria se compone de seis diputados, de los cuales tres (Fernando Chino Navarro, Patricia Cubría y Gustavo Di Marzio) son del Movimiento Evita. 

En el bloque del Frente para la Victoria acompañaron Marcelo Torres, Juan Manuel Cheppi, Aníbal Regueiro, Karina Nazabal y Marisol Merquel. El jefe comunal de Saavedra influyó en la fragmentación de ese bloque, al menos, el acompañamiento de Merquel: una leal al intendente.

Finalmente y como adelantó Letra P, La Cámpora rechazó todos los proyectos. También lo hizo -pero sin estar plegarse a un comunicado que giraron en la noche del lunes desde el bloque- el diputado José Ottavis

Varios intendentes del interior buscaron, sin suerte, frenar o al menos demorar la votación. Este martes, a contrareloj y más que nada para marcar postura, llegaron a La Plata el mismo día de la sesión y descargaron su descontento en una rueda de prensa en la puerta de la Cámara de Diputados

 

 

“No sabemos ni siquiera quiénes se han sentado a charlar el desarrollo de esto y no estamos de acuerdo en los términos en que se va a votar. Esto va en perjuicio del conjunto de los bonaerenses”, dijo Magario, haciendo referencia a sus colegas que hablaron con el Ejecutivo.

El 17 de diciembre es la convocatoria para las elecciones del PJ bonaerense. Este jueves cierra el plazo para la presentación de listas y hasta ahora los anotados oficialmente son el jefe comunal de Merlo, Gustavo Menéndez, su par de Moreno, Walter Festa y el actual jefe del partido, el diputado nacional electo Fernando Espinoza que quiere ir por un nuevo mandato. 

El interior, después del abroquelamiento, que mostró este martes probablemente salga a respaldar otro mandato de Espinoza. Al menos hoy dejaron que la matancera Verónica Magario oficie de vocera. Hay una línea que se impulsa desde la Segunda sección electoral que quiere “desconurbanizar” al PJ. Mientras el peronismo sigue transitando internas y negociaciones indiviudales, Vidal continúa obteniendo, cada vez con menos esfuerzos, los proyectos que le pide a la Legislatura.