X
Mientras los gremios combativos convocaron a un paro nacional y marcha para el 6 de diciembre, el triunvirato anunció un viaje a Roma. Pablo Moyano, de Camioneros, fue el único que rompió el silencio.
Redacción 14/11/2017 08:25 PM

Casi a la misma hora que eligieron los gremios más combativos para lanzar una convocatoria de movilización contra el proyecto oficial de reforma laboral, prevista para el próximo 6 de diciembre, el triunvirato de la Confederación General del Trabajo (CGT) ratificó su silencio respecto al acuerdo firmado este lunes en Tierra del Fuego con un llamativo comunicado en el que la Secretaría de Prensa de la central obrera anunció que los triunviros viajarán al Vaticano los días 23 y 24 de noviembre para participar “activamente del Encuentro de Organizaciones Sindicales de todo el Mundo, convocado por  el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral”.

Por su parte, el secretario gremial de la CGT y titular del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, dijo en declaraciones radiales que la reforma es “un ataque permanente contra todos los trabajadores a través de una reforma laboral que es un mamarracho. Esperemos que muchos gobernadores que cantan la marcha peronista en la campaña no voten esta ley. Vamos a hablar con ellos para saber qué es lo que van a hacer al respecto", advirtió el dirigente sindical, la única voz de la CGT que rompió el silencio que se autoimpuso la conducción confederal.

"No tenemos referentes que aglutinen, pero, a pesar de esto, hay dirigentes del PJ bonaerense y dirigentes sindicales nuevos con los que estamos trabajando. Somos muchos dirigentes que no compartimos este modelo", señaló en diálogo a FM La Patriada. Antes de concluir sus palabras, Pablo dijo: “Tengo miedo que vayan por Hugo (su padre) o por mí. Pero sería un orgullo caer en cana con un gobierno tan gorila. Eso no va a quitar que los dirigentes de nuestro gremio que vienen atrás nuestro sigan peleando contra toda injusticia", aseguró.

 

Bergoglio y camionero Pablo Moyano.

 

Con un tono muy distinto, la CGT, en forma orgánica, se limitó a difundir el comunicado del viaje a Roma (donde estuvo Pablo Moyano la semana pasada) que está firmado por Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña. “El debate se centrará en la necesidad de establecer un nuevo paradigma para alcanzar la justicia social en el siglo XXI”, informó la central sindical y, en ese contexto, señaló que “el Papa Francisco le hablará así por primera vez a los trabajadores organizados del mundo entero”, mientras que por la Argentina “participará una delegación representativa de los distintos sectores del mundo del trabajo”.

La confirmación del viaje dejó entrever que el mando confederal buscará mostrarse en Roma con el papa para enunciar críticas al plan de reforma laboral que impulsa el Gobierno y que este martes incluyó un duro cuestionamiento del secretario general de la UOM Río Grande, Oscar Martínez, quien denunció extorsiones por parte del Gobierno y la cámara empresarial Afarte para acordar que no habrá recomposición salarial durante dos años a cambio del mantenimiento de los puestos de trabajo. La UOM fueguina ratificó una marcha en repudio para el lunes 20 de noviembre en defensa de "los puestos de trabajo, la soberanía y los derechos".

Dos días después de esa movilización, los triunviros partirán con destino a Roma y faltarán dos semanas para la marcha convocada este martes por ATE y los gremios de la CTA Autónoma, como Fesprosa, AAPM, docentes universitarios enrolados en la Conadu Histórica, Cicop, Ademys, Trabajadores del Cuero, UCRA, Sutna y AGD-UBA.

La medida de fuerza incluirá un paro nacional contra la reforma laboral que "derivará en más precariedad laboral, reducción de salarios y de aportes en el sistema de seguridad social y más despidos". Del encuentro de este martes, también participaron los gremios de Aceiteros, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires, los trabajadores ferroviarios de la línea Sarmiento que conduce Rubén Darío "Pollo" Sobrero, la Asociación de Abogados Laboralistas, Sitraic y comisiones internas de FOETRA, Alimentación y Pepsico.

Silencio de la CGT ante eliminación de paritarias en Tierra del Fuego

Mientras los gremios combativos convocaron a un paro nacional y marcha para el 6 de diciembre, el triunvirato anunció un viaje a Roma. Pablo Moyano, de Camioneros, fue el único que rompió el silencio.

Casi a la misma hora que eligieron los gremios más combativos para lanzar una convocatoria de movilización contra el proyecto oficial de reforma laboral, prevista para el próximo 6 de diciembre, el triunvirato de la Confederación General del Trabajo (CGT) ratificó su silencio respecto al acuerdo firmado este lunes en Tierra del Fuego con un llamativo comunicado en el que la Secretaría de Prensa de la central obrera anunció que los triunviros viajarán al Vaticano los días 23 y 24 de noviembre para participar “activamente del Encuentro de Organizaciones Sindicales de todo el Mundo, convocado por  el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral”.

Por su parte, el secretario gremial de la CGT y titular del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, dijo en declaraciones radiales que la reforma es “un ataque permanente contra todos los trabajadores a través de una reforma laboral que es un mamarracho. Esperemos que muchos gobernadores que cantan la marcha peronista en la campaña no voten esta ley. Vamos a hablar con ellos para saber qué es lo que van a hacer al respecto", advirtió el dirigente sindical, la única voz de la CGT que rompió el silencio que se autoimpuso la conducción confederal.

"No tenemos referentes que aglutinen, pero, a pesar de esto, hay dirigentes del PJ bonaerense y dirigentes sindicales nuevos con los que estamos trabajando. Somos muchos dirigentes que no compartimos este modelo", señaló en diálogo a FM La Patriada. Antes de concluir sus palabras, Pablo dijo: “Tengo miedo que vayan por Hugo (su padre) o por mí. Pero sería un orgullo caer en cana con un gobierno tan gorila. Eso no va a quitar que los dirigentes de nuestro gremio que vienen atrás nuestro sigan peleando contra toda injusticia", aseguró.

 

Bergoglio y camionero Pablo Moyano.

 

Con un tono muy distinto, la CGT, en forma orgánica, se limitó a difundir el comunicado del viaje a Roma (donde estuvo Pablo Moyano la semana pasada) que está firmado por Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña. “El debate se centrará en la necesidad de establecer un nuevo paradigma para alcanzar la justicia social en el siglo XXI”, informó la central sindical y, en ese contexto, señaló que “el Papa Francisco le hablará así por primera vez a los trabajadores organizados del mundo entero”, mientras que por la Argentina “participará una delegación representativa de los distintos sectores del mundo del trabajo”.

La confirmación del viaje dejó entrever que el mando confederal buscará mostrarse en Roma con el papa para enunciar críticas al plan de reforma laboral que impulsa el Gobierno y que este martes incluyó un duro cuestionamiento del secretario general de la UOM Río Grande, Oscar Martínez, quien denunció extorsiones por parte del Gobierno y la cámara empresarial Afarte para acordar que no habrá recomposición salarial durante dos años a cambio del mantenimiento de los puestos de trabajo. La UOM fueguina ratificó una marcha en repudio para el lunes 20 de noviembre en defensa de "los puestos de trabajo, la soberanía y los derechos".

Dos días después de esa movilización, los triunviros partirán con destino a Roma y faltarán dos semanas para la marcha convocada este martes por ATE y los gremios de la CTA Autónoma, como Fesprosa, AAPM, docentes universitarios enrolados en la Conadu Histórica, Cicop, Ademys, Trabajadores del Cuero, UCRA, Sutna y AGD-UBA.

La medida de fuerza incluirá un paro nacional contra la reforma laboral que "derivará en más precariedad laboral, reducción de salarios y de aportes en el sistema de seguridad social y más despidos". Del encuentro de este martes, también participaron los gremios de Aceiteros, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires, los trabajadores ferroviarios de la línea Sarmiento que conduce Rubén Darío "Pollo" Sobrero, la Asociación de Abogados Laboralistas, Sitraic y comisiones internas de FOETRA, Alimentación y Pepsico.