X
En otra aparición, después de enviar múltiples señales a la Casa Rosada, el Gobernador de Río Negro resaltó los índices de su gestión.
Redacción 14/11/2017 07:32 PM

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, destacó hoy los resultados de las medidas de contención del gasto público en lo que va de 2017, fiel al pedido que se realizó desde la Casa Rosada desde el inicio de la gestión de Camiemos, “que permitieron alcanzar un superávit económico del 6 por ciento, aún invirtiendo más de $1.500 millones en obra pública”.

“Terminamos financieramente mucho mejor que el año pasado, con un incremento de los ingresos por el 34% y de los gastos por el 28%, lo que significa un superávit económico del 6%”, resaltó. Y agregó: “Redujimos el déficit fiscal en un 35 por ciento con respecto al año pasado, manteniendo el normal funcionamiento en todos los servicios del Estado”.

También consideró que “desde el punto de vista económico, el esfuerzo realizado en contención del gasto, la política salarial y la modificación de la estructura económico financiera del Estado dio resultado, porque haber bajado el déficit aún invirtiendo más de $1500 millones en obra pública también marca claramente cuáles son las prioridades de la provincia este año”.

Luego de las elecciones primarias, ante un notable ahogo financiero y un derrota inminente, bajó la lista de su partido (Juntos Somos Río Negro). Esa decisión le allanó el camino al macrismo para lograr una de las dos bancas en juego.

“Comparándonos con el año pasado, es un año muy bueno desde lo económico y financiero, pero evidentemente no nos alcanzó para generar un superávit general, el cual esperamos lograr en los próximos años”, explicó. Por otra parte, se refirió a la discusión de las provincias con Nación en el marco de la propuesta de reforma tributaria. “Esta semana estuvimos evaluando la propuesta realizada, si hay pérdida de recursos o el efecto es neutro, cómo repercutirían las distintas modificaciones a los impuestos nacionales”.

“Estamos en este momento en pleno diálogo entre las Provincias y el Gobierno Nacional, pidiendo aclaraciones de lo planteado la semana pasada, la posibilidad de algunas modificaciones y otras cuestiones que no podemos permitir porque desfinanciarían a las provincias”, sostuvo, adelantando que “en este ida y vuelta, aspiramos a encontrar mañana un consenso final con el Gobierno”.

SALARIOS. Por otra parte, Weretilneck confirmó que la discusión de la política salarial provincial para el 2018 comenzará entre febrero y marzo del año próximo, “tal cual sucede habitualmente”.

“La pauta salarial se definirá en base al incremento de los recursos. Hay que tener mucho cuidado para no profundizar el déficit y no generar deuda. Como sucede siempre en la provincia, los aumentos se construyen en base a los incrementos en los recursos”, sostuvo.

El Gobierno Nacional ha planteado para el año que viene una inflación de entre el 12 y 15%, lo que marca un índice similar de expectativas de crecimiento de los recursos provinciales para el 2018”.

En tal sentido, Weretilneck recordó que “este año la pauta salarial en Río Negro estuvo por encima de lo que marca la inflación, al igual que ha sucedido desde que soy Gobernador”.



 

Otro gesto de Weretilneck a favor de Macri: "Reducimos el déficit fiscal"

En otra aparición, después de enviar múltiples señales a la Casa Rosada, el Gobernador de Río Negro resaltó los índices de su gestión. 

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, destacó hoy los resultados de las medidas de contención del gasto público en lo que va de 2017, fiel al pedido que se realizó desde la Casa Rosada desde el inicio de la gestión de Camiemos, “que permitieron alcanzar un superávit económico del 6 por ciento, aún invirtiendo más de $1.500 millones en obra pública”.

“Terminamos financieramente mucho mejor que el año pasado, con un incremento de los ingresos por el 34% y de los gastos por el 28%, lo que significa un superávit económico del 6%”, resaltó. Y agregó: “Redujimos el déficit fiscal en un 35 por ciento con respecto al año pasado, manteniendo el normal funcionamiento en todos los servicios del Estado”.

También consideró que “desde el punto de vista económico, el esfuerzo realizado en contención del gasto, la política salarial y la modificación de la estructura económico financiera del Estado dio resultado, porque haber bajado el déficit aún invirtiendo más de $1500 millones en obra pública también marca claramente cuáles son las prioridades de la provincia este año”.

Luego de las elecciones primarias, ante un notable ahogo financiero y un derrota inminente, bajó la lista de su partido (Juntos Somos Río Negro). Esa decisión le allanó el camino al macrismo para lograr una de las dos bancas en juego.

“Comparándonos con el año pasado, es un año muy bueno desde lo económico y financiero, pero evidentemente no nos alcanzó para generar un superávit general, el cual esperamos lograr en los próximos años”, explicó. Por otra parte, se refirió a la discusión de las provincias con Nación en el marco de la propuesta de reforma tributaria. “Esta semana estuvimos evaluando la propuesta realizada, si hay pérdida de recursos o el efecto es neutro, cómo repercutirían las distintas modificaciones a los impuestos nacionales”.

“Estamos en este momento en pleno diálogo entre las Provincias y el Gobierno Nacional, pidiendo aclaraciones de lo planteado la semana pasada, la posibilidad de algunas modificaciones y otras cuestiones que no podemos permitir porque desfinanciarían a las provincias”, sostuvo, adelantando que “en este ida y vuelta, aspiramos a encontrar mañana un consenso final con el Gobierno”.

SALARIOS. Por otra parte, Weretilneck confirmó que la discusión de la política salarial provincial para el 2018 comenzará entre febrero y marzo del año próximo, “tal cual sucede habitualmente”.

“La pauta salarial se definirá en base al incremento de los recursos. Hay que tener mucho cuidado para no profundizar el déficit y no generar deuda. Como sucede siempre en la provincia, los aumentos se construyen en base a los incrementos en los recursos”, sostuvo.

El Gobierno Nacional ha planteado para el año que viene una inflación de entre el 12 y 15%, lo que marca un índice similar de expectativas de crecimiento de los recursos provinciales para el 2018”.

En tal sentido, Weretilneck recordó que “este año la pauta salarial en Río Negro estuvo por encima de lo que marca la inflación, al igual que ha sucedido desde que soy Gobernador”.