X
También pasarán Lagomarsino por el caso Nisman y Fariña que enfrenta una causa por evasión agravada. Boudou será trasladado de Ezeiza a tribunales porque pidió presenciar el juicio por Ciccone.
Redacción 12/11/2017 01:22 PM

Tras la fugaz visita de la ex presidenta Cristina Fernández por los tribunales por la causa Los Sauces, este lunes la agenda judicial que involucra a la familia Kirchner se retomará con la citación a Comodoro Py de Máximo y Florencia para declarar por el caso Hotesur. También deberá acercarse el empleado informático Diego Lagomarsino, quien debe dar testimonio el martes, acusado de haber sido "partícipe necesario" del homicidio del fiscal Alberto Nisman.

Esta semana será muy movida en los Tribunales de Comodoro Py, dado que se esperan definiciones importantes, incluso en juicios mediáticos como el que afronta Leonardo Fariña por evasión agravada. También volverá a la escena judicial el vicepresidente Amado Boudou que pidió estar presente por el caso Ciccone. 

 La semana pasada, la senadora electa Cristina Fernández de Kirchner, llegó a misma sede judicial sin la habitual militancia que la acompaña, por su pedido, y presentó un escrito ante el juez federal Julián Ercolini, que la había citado a declaración indagatoria en la causa por supuesto lavado de dinero a través de la cadena Hotesur.

 

 

En tanto, este lunes Máximo Kirchner debe presentarse ante el mismo magistrado por la causa Hotesur, la sociedad que tiene a su nombre, a raíz del dinero que percibió en facturación al empresario detenido Lázaro Báez y que se sospecha correspondió a retornos por la concesión de obra pública durante el kirchnerismo.

El miércoles será el turno de Florencia Kirchner y está descartado que ambos se defenderán por escrito tal cual hizo la ex presidenta el pasado jueves, en el marco de una estrategia por la cual se cataloga de absurda la causa y se justifican los negocios que la familia tuvo con el empresario ahora detenido.

Ercolini es quien tiene la llave de la gran maraña de causas que involucran los negocios de los Kirchner con Báez, ya que él tiene procesada a la ex presidenta junto al empresario por los negocios con la obra pública y quedará a cargo del caso "Los Sauces" por los que todos ya fueron procesados por asociación ilícita.

Si bien algunos especulaban que podría transformarse en una mega causa, el juez tiene previsto ir elevando parcialmente las causas y, con ese norte, es que ya corrió vista a la fiscalía y las querellas para luego remitir a un Tribunal Oral el caso de fraude en la obra pública, algo que irá haciendo sucesivamente con los otros expedientes.

BOUDOU. El martes también otro juicio volverá a cobrar notoriedad y es el del caso Ciccone, pues el vicepresidente Amado Boudou pidió estar presente, algo que ya le concedió el Tribunal Oral Federal 4, por lo que será trasladado desde el penal de Ezeiza a los tribunales de Comodoro Py.

El motivo por el que Boudou pidió asistir es porque declara José Capdevila, el exjefe de asuntos jurídicos del Ministerio de Economía, y quien podría contar los pormenores de cuando la cartera que conducía el ahora detenido tuvo participación en dictaminar sobre si correspondía levantar la quiebra que pesaba sobre Ciccone Calcográfica.

 

 

OTRAS CAUSAS. En tanto, el martes Diego Lagomarsino, ex empleado de Nisman, tiene que presentarse a declarar ante el mismo juez, luego de la acusación fiscal que por primera vez lo ubicó como partícipe necesario del crimen del fiscal de la causa AMIA.

A Lagomarsino se lo acusa de haber sido quien llevó el arma homicida al piso 13 de Le Parc, donde Nisman vivía y apareció sin vida aquel 18 de enero de 2015, como parte de un plan criminal.

 El ahora acusado de homicidio siempre justificó que le entregó el arma a Nisman porque éste se la había pedido por temor entorno a la seguridad de sus hijas, pues unos días antes había denunciado a la expresidenta Cristina Kirchner como parte de una trama de encubrimiento del atentado a la AMIA.

 El miércoles otro de los juicios tendrá una etapa decisiva: aquel en el que Leonardo Fariña es juzgado por evasión agravada en la compra de un campo en Mendoza, que él sostuvo que fue para el empresario Lázaro Báez.

Fariña es paralelamente investigado por ese mismo hecho por el juez Sebastián Casanello, y algunos evalúan que si hay condena en su contra le será favorable, pues podrá luego plantear el argumento de no ser doblemente juzgado por los mismos hechos.

Este miércoles se abre la etapa de alegatos de la fiscalía a cargo de Claudia Barbieri y de la querellante AFIP, mientras que para fin de mes se conocerá el veredicto.

El desfile K por Comodoro Py sigue esta semana con Máximo y Florencia

También pasarán Lagomarsino por el caso Nisman y Fariña que enfrenta una causa por evasión agravada. Boudou será trasladado de Ezeiza a tribunales porque pidió presenciar el juicio por Ciccone.

Tras la fugaz visita de la ex presidenta Cristina Fernández por los tribunales por la causa Los Sauces, este lunes la agenda judicial que involucra a la familia Kirchner se retomará con la citación a Comodoro Py de Máximo y Florencia para declarar por el caso Hotesur. También deberá acercarse el empleado informático Diego Lagomarsino, quien debe dar testimonio el martes, acusado de haber sido "partícipe necesario" del homicidio del fiscal Alberto Nisman.

Esta semana será muy movida en los Tribunales de Comodoro Py, dado que se esperan definiciones importantes, incluso en juicios mediáticos como el que afronta Leonardo Fariña por evasión agravada. También volverá a la escena judicial el vicepresidente Amado Boudou que pidió estar presente por el caso Ciccone. 

 La semana pasada, la senadora electa Cristina Fernández de Kirchner, llegó a misma sede judicial sin la habitual militancia que la acompaña, por su pedido, y presentó un escrito ante el juez federal Julián Ercolini, que la había citado a declaración indagatoria en la causa por supuesto lavado de dinero a través de la cadena Hotesur.

 

 

En tanto, este lunes Máximo Kirchner debe presentarse ante el mismo magistrado por la causa Hotesur, la sociedad que tiene a su nombre, a raíz del dinero que percibió en facturación al empresario detenido Lázaro Báez y que se sospecha correspondió a retornos por la concesión de obra pública durante el kirchnerismo.

El miércoles será el turno de Florencia Kirchner y está descartado que ambos se defenderán por escrito tal cual hizo la ex presidenta el pasado jueves, en el marco de una estrategia por la cual se cataloga de absurda la causa y se justifican los negocios que la familia tuvo con el empresario ahora detenido.

Ercolini es quien tiene la llave de la gran maraña de causas que involucran los negocios de los Kirchner con Báez, ya que él tiene procesada a la ex presidenta junto al empresario por los negocios con la obra pública y quedará a cargo del caso "Los Sauces" por los que todos ya fueron procesados por asociación ilícita.

Si bien algunos especulaban que podría transformarse en una mega causa, el juez tiene previsto ir elevando parcialmente las causas y, con ese norte, es que ya corrió vista a la fiscalía y las querellas para luego remitir a un Tribunal Oral el caso de fraude en la obra pública, algo que irá haciendo sucesivamente con los otros expedientes.

BOUDOU. El martes también otro juicio volverá a cobrar notoriedad y es el del caso Ciccone, pues el vicepresidente Amado Boudou pidió estar presente, algo que ya le concedió el Tribunal Oral Federal 4, por lo que será trasladado desde el penal de Ezeiza a los tribunales de Comodoro Py.

El motivo por el que Boudou pidió asistir es porque declara José Capdevila, el exjefe de asuntos jurídicos del Ministerio de Economía, y quien podría contar los pormenores de cuando la cartera que conducía el ahora detenido tuvo participación en dictaminar sobre si correspondía levantar la quiebra que pesaba sobre Ciccone Calcográfica.

 

 

OTRAS CAUSAS. En tanto, el martes Diego Lagomarsino, ex empleado de Nisman, tiene que presentarse a declarar ante el mismo juez, luego de la acusación fiscal que por primera vez lo ubicó como partícipe necesario del crimen del fiscal de la causa AMIA.

A Lagomarsino se lo acusa de haber sido quien llevó el arma homicida al piso 13 de Le Parc, donde Nisman vivía y apareció sin vida aquel 18 de enero de 2015, como parte de un plan criminal.

 El ahora acusado de homicidio siempre justificó que le entregó el arma a Nisman porque éste se la había pedido por temor entorno a la seguridad de sus hijas, pues unos días antes había denunciado a la expresidenta Cristina Kirchner como parte de una trama de encubrimiento del atentado a la AMIA.

 El miércoles otro de los juicios tendrá una etapa decisiva: aquel en el que Leonardo Fariña es juzgado por evasión agravada en la compra de un campo en Mendoza, que él sostuvo que fue para el empresario Lázaro Báez.

Fariña es paralelamente investigado por ese mismo hecho por el juez Sebastián Casanello, y algunos evalúan que si hay condena en su contra le será favorable, pues podrá luego plantear el argumento de no ser doblemente juzgado por los mismos hechos.

Este miércoles se abre la etapa de alegatos de la fiscalía a cargo de Claudia Barbieri y de la querellante AFIP, mientras que para fin de mes se conocerá el veredicto.