X
Además advirtieron que las bases “están movilizadas y atentas” y que hay “chacareros que dudan en seguir con la explotación de sus chacras o venderlas”. Misma situación expuso Carbap.
Redacción 10/11/2017 05:37 PM

La Federación Agraria (FAA) de la provincia de Buenos Aires, salió a mostrar su descontento por el revalúo en el impuesto rural inmobiliario de un 56%, en algunos casos, que se incluye en la ley impositiva 2018, la cual se votará –aparentemente- este martes en la Legislatura bonaerense junto al Presupuesto y el Régimen Provincial de Responsabilidad Fiscal.

“Es menester una reforma fiscal y que los impuestos sean equitativos y aplicados de forma progresiva, que la tierra que se trabaja  no es una exteriorización de riqueza sino un medio de producción”, explicó el coordinador bonaerense de la FAA, Jorge Solmi.

Además dijo notar “que se propone un aumento del 107% del Impuesto Inmobiliario Rural en estos dos años”, lo cual implica una fuerte carga hacia el sector. Esta semana también se expresó en la misma línea la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CABAP) que bajó a La Plata a reunirse con legisladores para pedir reducir el porcentaje del revalúo. Sin embargo, hasta el viernes, ese cambio no estaba contemplado. 

 

 

En tanto que desde la FAA también remarcaron: “tenemos caminos rurales intransitables y pesadas cargas oficinescas con un paquete impositivo igual de regresivo y agresivo que el diseñado en la administración anterior con un aumento muy por encima de la inflación, alrededor del 38%, lo que consolida a nuestra provincia como la de mayor carga fiscal de la república”.

“La estabilidad de los precios de los que producimos choca contra el aumento de nuestros costos”, al tiempo que advirtió que “desde hace muchas décadas no hay chacras nuevas y hoy los productores no saben si venderla o seguir explotándolas”, anticiparon. 

Tanto la FAA como Carbap reconoce que están en estado de alerta ente el revalúo que se incluye en la ley fiscal impositiva. Ninguna de las entidades descarta tomar medidas en concreto para hacer visibilizar su reclamo. 

 

La Federación Agraria también cargó contra el revalúo que propone Vidal

Además advirtieron que las bases “están movilizadas y atentas” y que hay “chacareros que dudan en seguir con la explotación de sus chacras o venderlas”. Misma situación expuso Carbap.

La Federación Agraria (FAA) de la provincia de Buenos Aires, salió a mostrar su descontento por el revalúo en el impuesto rural inmobiliario de un 56%, en algunos casos, que se incluye en la ley impositiva 2018, la cual se votará –aparentemente- este martes en la Legislatura bonaerense junto al Presupuesto y el Régimen Provincial de Responsabilidad Fiscal.

“Es menester una reforma fiscal y que los impuestos sean equitativos y aplicados de forma progresiva, que la tierra que se trabaja  no es una exteriorización de riqueza sino un medio de producción”, explicó el coordinador bonaerense de la FAA, Jorge Solmi.

Además dijo notar “que se propone un aumento del 107% del Impuesto Inmobiliario Rural en estos dos años”, lo cual implica una fuerte carga hacia el sector. Esta semana también se expresó en la misma línea la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CABAP) que bajó a La Plata a reunirse con legisladores para pedir reducir el porcentaje del revalúo. Sin embargo, hasta el viernes, ese cambio no estaba contemplado. 

 

 

En tanto que desde la FAA también remarcaron: “tenemos caminos rurales intransitables y pesadas cargas oficinescas con un paquete impositivo igual de regresivo y agresivo que el diseñado en la administración anterior con un aumento muy por encima de la inflación, alrededor del 38%, lo que consolida a nuestra provincia como la de mayor carga fiscal de la república”.

“La estabilidad de los precios de los que producimos choca contra el aumento de nuestros costos”, al tiempo que advirtió que “desde hace muchas décadas no hay chacras nuevas y hoy los productores no saben si venderla o seguir explotándolas”, anticiparon. 

Tanto la FAA como Carbap reconoce que están en estado de alerta ente el revalúo que se incluye en la ley fiscal impositiva. Ninguna de las entidades descarta tomar medidas en concreto para hacer visibilizar su reclamo.