X

Diputados se prepara para votar el desafuero de De Vido, que va a la CIDH

La Comisión de Asuntos Constitucionales firmó el dictamen y el miércoles se votará en el recinto. El FPV definirá su postura antes de la sesión. El ex ministro lleva su caso al sistema interamericano.
Por 24/10/2017 19:31

La Cámara de Diputados avanzará el miércoles en el desafuero del diputado Julio de Vido, que hizo su último intento de resistencia en el escrito de defensa que presentó ante la Comisión de Asuntos Constitucionales, que emitió el dictamen que se tratará en el recinto. En la nota, el ex ministro ofreció “precisiones técnicas”, calificó el proceso como “escándalo jurídico”, pidió 15 días de plazo y advirtió que llevará su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Esta defensa presentará un informe ante los Comisionados a efectos de que, en orden a la inusitada gravedad institucional de los hechos expuestos, puedan apreciar la dimensión jurídica y política del asunto y tomar intervención –con el dictado de las medidas que estimen correspondientes- a efectos de preservar las instituciones, los valores democráticos y el sistema republicano de gobierno”, dice el escrito que lleva la firma de Maximiliano Rusconi, abogado de De Vido, que no se presentó este martes ante la comisión pese que el presidente de ese cuerpo, Pablo Tonelli, anunció que había sido citado para ejercer su derecho de defensa.

Este martes, la Comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados emitió dictamen a favor del desafuero de De Vido, con el aval de 23 diputados, miembros del interbloque Cambiemos, el bloque Justicialista, el massismo y Margarita Stolbizer. De la reunión participaron solo dos diputados del bloque del Frente para la Victoria, Rodolfo Tailhade y Analía Rach Quiroga.

La intervención de los diputados del kirchnerismo en la comisión tuvo como único objeto solicitarle al presidente del cuerpo, Tonelli, que diera lectura al escrito presentado por De Vido. El resto de los legisladores del bloque no participó de la reunión y mantuvo un tenso encuentro en las oficinas del tercer piso del Palacio Legislativo para resolver cuál será la posición de la bancada el miércoles en el recinto. Ante la falta de acuerdo, los diputados decidieron pasar a un cuarto intermedio. La reunión se reanudará el miércoles a las 9, antes de la sesión.

 

 

En tanto, De Vido remarcó en su escrito “ninguna de las resoluciones mediante las cuales se solicitó el desafuero del Diputado De Vido han adquirido firmeza” por lo que advirtió que “sin siquiera contar con una resolución aunque precaria y provisoria pero firme, es absolutamente inviable llevar a cabo un acto de tamaña gravedad institucional” como es su desafuero.  El ex ministro pidió un plazo de 15 días hasta tanto la Justicia resuelva las apelaciones pendientes para que “el propio sistema convalide o corrija las decisiones” y evite, así que se genere “un daño descomunal a las instituciones republicanas”.

Además, De Vido recordó que, tras haber pedido licencia como diputado y presentado su renuncia como presidente de la Comisión de Energía del cuerpo, el supuesto peligro de "entorpecimiento del proceso", que adujeron los jueces de la Sala II de la Cámara Nacional Criminal y Correccional Federal al pedir su detención, "es inexistente". 

El descargo del ex ministro no fue tenido y cuenta y, luego de que le diera lectura, los diputados pasaron a firmar el dictamen que tratarán el miércoles en el recinto. De aprobarse, De Vido quedará a un paso de la detención. 

 

Diputados se prepara para votar el desafuero de De Vido, que va a la CIDH

La Comisión de Asuntos Constitucionales firmó el dictamen y el miércoles se votará en el recinto. El FPV definirá su postura antes de la sesión. El ex ministro lleva su caso al sistema interamericano.

La Cámara de Diputados avanzará el miércoles en el desafuero del diputado Julio de Vido, que hizo su último intento de resistencia en el escrito de defensa que presentó ante la Comisión de Asuntos Constitucionales, que emitió el dictamen que se tratará en el recinto. En la nota, el ex ministro ofreció “precisiones técnicas”, calificó el proceso como “escándalo jurídico”, pidió 15 días de plazo y advirtió que llevará su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Esta defensa presentará un informe ante los Comisionados a efectos de que, en orden a la inusitada gravedad institucional de los hechos expuestos, puedan apreciar la dimensión jurídica y política del asunto y tomar intervención –con el dictado de las medidas que estimen correspondientes- a efectos de preservar las instituciones, los valores democráticos y el sistema republicano de gobierno”, dice el escrito que lleva la firma de Maximiliano Rusconi, abogado de De Vido, que no se presentó este martes ante la comisión pese que el presidente de ese cuerpo, Pablo Tonelli, anunció que había sido citado para ejercer su derecho de defensa.

Este martes, la Comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados emitió dictamen a favor del desafuero de De Vido, con el aval de 23 diputados, miembros del interbloque Cambiemos, el bloque Justicialista, el massismo y Margarita Stolbizer. De la reunión participaron solo dos diputados del bloque del Frente para la Victoria, Rodolfo Tailhade y Analía Rach Quiroga.

La intervención de los diputados del kirchnerismo en la comisión tuvo como único objeto solicitarle al presidente del cuerpo, Tonelli, que diera lectura al escrito presentado por De Vido. El resto de los legisladores del bloque no participó de la reunión y mantuvo un tenso encuentro en las oficinas del tercer piso del Palacio Legislativo para resolver cuál será la posición de la bancada el miércoles en el recinto. Ante la falta de acuerdo, los diputados decidieron pasar a un cuarto intermedio. La reunión se reanudará el miércoles a las 9, antes de la sesión.

 

 

En tanto, De Vido remarcó en su escrito “ninguna de las resoluciones mediante las cuales se solicitó el desafuero del Diputado De Vido han adquirido firmeza” por lo que advirtió que “sin siquiera contar con una resolución aunque precaria y provisoria pero firme, es absolutamente inviable llevar a cabo un acto de tamaña gravedad institucional” como es su desafuero.  El ex ministro pidió un plazo de 15 días hasta tanto la Justicia resuelva las apelaciones pendientes para que “el propio sistema convalide o corrija las decisiones” y evite, así que se genere “un daño descomunal a las instituciones republicanas”.

Además, De Vido recordó que, tras haber pedido licencia como diputado y presentado su renuncia como presidente de la Comisión de Energía del cuerpo, el supuesto peligro de "entorpecimiento del proceso", que adujeron los jueces de la Sala II de la Cámara Nacional Criminal y Correccional Federal al pedir su detención, "es inexistente". 

El descargo del ex ministro no fue tenido y cuenta y, luego de que le diera lectura, los diputados pasaron a firmar el dictamen que tratarán el miércoles en el recinto. De aprobarse, De Vido quedará a un paso de la detención.