X

Todo lo que Massa perdió en la provincia

En la Legislatura, pasa de diez a dos senadores y de 22 a 13 diputados. En seis de sus diez municipios pierde concejales. De árbitro de la gobernabilidad a actor de reparto. Intendentes en fuga.
Por y 24/10/2017 03:12 PM

El duro golpe que recibió Sergio Massa en las elecciones de este último domingo lo obliga a reinventarse. En seis de los diez municipios gobernados por intendentes que hasta este momento -al menos- responden a él, pierde concejales -algo que se repite tanto en la Cámara de Diputados y en el Senado bonaerenses- y no hay un panorama claro de cómo intentar fortalecer lo propio, de cara a futuro. Esto, sumado a que la alianza 1País fue la fuerza que más votos perdió respecto de las PASO -casi 400 mil-, abre demasiados interrogantes para quien en 2013 arrasara en el mismo territorio y fantaseara con la Presidencia dos años después.

De los diez municipios gobernados por el massismo, en el tramo local 1País ganó solamente en San Fernando, General Pinto y General Las Heras. En los municipios comandados por Luis AndreottiAlexis Guerrera, la alianza con Margarita Stolbizer se impuso por 15 puntos de ventaja sobre Cambiemos, mientras que en el liderado por Javier Osuna ganó por poco más de diez puntos sobre Unidad Ciudadana.

 

 

Luego, perdió en los restantes siete distritos. El cachetazo más duro fue en el pago chico: en Tigre -donde en las PASO habían evitado el papelón gracias al voto de los extranjeros-, la lista local auspiciada por el intendente Julio Zamora terminó segunda, a siete puntos de Cambiemos. También ocupó el segundo lugar en Necochea, General Alvarado y Chivilcoy.

Las performances más bajas se registraron en Monte, Chascomús y San Andrés de Giles. En esos municipios gobernados respectivamente por Sandra Mayol -quedó tercera, casi 40 puntos por debajo de Cambiemos-, Javier Gastón -tercero a casi 25 puntos de Cambiemos- y Carlos Puglielli -tercero a más de 10 puntos de Cambiemos-, 1País fue una de las fuerzas menos votadas.

Solo en los concejos deliberantes de San Fernando, Pinto, Las Heras y General Alvarado, el massismo mantiene el número. En los demás, pierde bancas, como así también las presidencias de los cuerpos.

Pero el dato más fuerte para Massa -como candidato a senador- es que no ganó en ninguno de sus diez municipios. Allí sus intendentes, como contó Letra P ni bien finalizadas las PASO, apostaron al corte de boleta para intentar salvarse, cosa que muy pocos lograron.

 

 

Como datos positivos, en el massismo destacan que hubo algunos distritos que crecieron de agosto a octubre: tanto en General Pinto, Necochea y San Fernando, los referentes de Massa lograron aumentar de una elección a la otra más de 8 puntos.

KNOCK OUT. En la Legislatura bonaerense, Massa también perdió. En el Senado que preside el vicegobernador Daniel Salvador, el espacio del tigrense ya viene sufriendo una sangría con el desembarco de Cambiemos en 2015. Llegó a esta elección con un bloque de diez senadores y ahora, a partir de diciembre, quedará con una bancada de apenas dos. No pudieron renovar su banca Sebastián Galmarini -tal vez el golpe más duro para Sergio, según le comentaron a Letra P cercanos a él- y Micaela Ferraro, por la Primera sección electoral.

Además, no logró colar ningún senador por la Cuarta sección, donde fue con el ex intendente de Junín Mario Meoni como candidato. Por la Quinta sección puso tres bancas en juego y las perdió todas. A la hora del armado de listas, ni los actuales senadores Gabriel Pampín y Patricio Hogan fueron en la nómina. La encabezó el actual legislador -ex sciolista- Juan Curuchet, pero no entró.

En Diputados, en tanto, los resultados fueron un poco menos dramáticos, pero, como pasa en la Cámara alta, el bloque del ex jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner pasará de ser un árbitro legislativo -por eso, un actor clave para garantizarle la gobernabilidad a María Eugenia Vidal- a tener un rol secundario y minoritario. Si se cuenta al bloque de Massa junto al de su socia Stolbizer, 1País llegó a tener 22 legisladores. Con los números del domingo, pierde nueve bancas. Es decir que a partir de diciembre tendrá 13. Sin embargo, en las próximas semanas ese número podría reducirse aún más ya que Cambiemos planea arrebatarle algún legislador preocupado por el 2019.

Salvó la ropa el actual senador por la Primera sección Jorge D’Onofrio, quien misteriosamente en estas elecciones logró ser candidato a diputado por la Tercera, encabezando la lista: a partir de diciembre será el diputado D’Onofrio.

PEOR, IMPOSIBLE. En este escenario, quien pierde toda representación en la Legislatura provincial es Stolbizer. Con los resultados de las primarias, Letra P daba cuenta de que alrededor de la líder del GEN se encendían luces de alerta, ya que, con esos números, no lograba meter ningún legislador propio: todas las listas seccionales de 1País estaban encabezadas exclusivamente por apellidos renovadores. Las urnas confirmaron la debacle y ya es oficial que Stolbizer y los suyos (los diputados Marcelo “Oso” Díaz, Juan Cocino, Leonardo Santiago y Rubén Grenada) abandonan la Legislatura en diciembre.

 

 

"Sergio está hiperactivo, hablando con todo el mundo, porque quedó complicado", le dijo a este medio un dirigente massista del conurbano, dos días después del 11,32% obtenido por 1País. A partir de este momento, el tigrense busca inmiscuirse en la interna peronista, pensando en un futuro a mediano plazo: está hablando con los gobernadores, con Miguel Pichetto, con Florencio Randazzo y otros peronistas no K, "porque no hay nadie en la provincia de Buenos Aires, pensando en el PJ", comentó una fuente cercana a Massa, que anticipó que lo que buscan es "inventar una mesa con dirigentes más intendentes que saben que con Cristina no ganan más; pero la pregunta es a dónde van los intendentes ahora".

Los diez alcaldes renovadores quedaron con demasiadas preguntas tras estos resultados. "Con Massa no juegan más; de hecho, con Massa no jugaron en esta elección", definió, tajante, un peronista de la Tercera, dando a entender que se abre el mercado de pases. Por otra parte, también consultadas por este portal, fuentes de Gobernación se desentendieron: "No hay necesidad de llamarlos".

Todo lo que Massa perdió en la provincia

En la Legislatura, pasa de diez a dos senadores y de 22 a 13 diputados. En seis de sus diez municipios pierde concejales. De árbitro de la gobernabilidad a actor de reparto. Intendentes en fuga.

El duro golpe que recibió Sergio Massa en las elecciones de este último domingo lo obliga a reinventarse. En seis de los diez municipios gobernados por intendentes que hasta este momento -al menos- responden a él, pierde concejales -algo que se repite tanto en la Cámara de Diputados y en el Senado bonaerenses- y no hay un panorama claro de cómo intentar fortalecer lo propio, de cara a futuro. Esto, sumado a que la alianza 1País fue la fuerza que más votos perdió respecto de las PASO -casi 400 mil-, abre demasiados interrogantes para quien en 2013 arrasara en el mismo territorio y fantaseara con la Presidencia dos años después.

De los diez municipios gobernados por el massismo, en el tramo local 1País ganó solamente en San Fernando, General Pinto y General Las Heras. En los municipios comandados por Luis AndreottiAlexis Guerrera, la alianza con Margarita Stolbizer se impuso por 15 puntos de ventaja sobre Cambiemos, mientras que en el liderado por Javier Osuna ganó por poco más de diez puntos sobre Unidad Ciudadana.

 

 

Luego, perdió en los restantes siete distritos. El cachetazo más duro fue en el pago chico: en Tigre -donde en las PASO habían evitado el papelón gracias al voto de los extranjeros-, la lista local auspiciada por el intendente Julio Zamora terminó segunda, a siete puntos de Cambiemos. También ocupó el segundo lugar en Necochea, General Alvarado y Chivilcoy.

Las performances más bajas se registraron en Monte, Chascomús y San Andrés de Giles. En esos municipios gobernados respectivamente por Sandra Mayol -quedó tercera, casi 40 puntos por debajo de Cambiemos-, Javier Gastón -tercero a casi 25 puntos de Cambiemos- y Carlos Puglielli -tercero a más de 10 puntos de Cambiemos-, 1País fue una de las fuerzas menos votadas.

Solo en los concejos deliberantes de San Fernando, Pinto, Las Heras y General Alvarado, el massismo mantiene el número. En los demás, pierde bancas, como así también las presidencias de los cuerpos.

Pero el dato más fuerte para Massa -como candidato a senador- es que no ganó en ninguno de sus diez municipios. Allí sus intendentes, como contó Letra P ni bien finalizadas las PASO, apostaron al corte de boleta para intentar salvarse, cosa que muy pocos lograron.

 

 

Como datos positivos, en el massismo destacan que hubo algunos distritos que crecieron de agosto a octubre: tanto en General Pinto, Necochea y San Fernando, los referentes de Massa lograron aumentar de una elección a la otra más de 8 puntos.

KNOCK OUT. En la Legislatura bonaerense, Massa también perdió. En el Senado que preside el vicegobernador Daniel Salvador, el espacio del tigrense ya viene sufriendo una sangría con el desembarco de Cambiemos en 2015. Llegó a esta elección con un bloque de diez senadores y ahora, a partir de diciembre, quedará con una bancada de apenas dos. No pudieron renovar su banca Sebastián Galmarini -tal vez el golpe más duro para Sergio, según le comentaron a Letra P cercanos a él- y Micaela Ferraro, por la Primera sección electoral.

Además, no logró colar ningún senador por la Cuarta sección, donde fue con el ex intendente de Junín Mario Meoni como candidato. Por la Quinta sección puso tres bancas en juego y las perdió todas. A la hora del armado de listas, ni los actuales senadores Gabriel Pampín y Patricio Hogan fueron en la nómina. La encabezó el actual legislador -ex sciolista- Juan Curuchet, pero no entró.

En Diputados, en tanto, los resultados fueron un poco menos dramáticos, pero, como pasa en la Cámara alta, el bloque del ex jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner pasará de ser un árbitro legislativo -por eso, un actor clave para garantizarle la gobernabilidad a María Eugenia Vidal- a tener un rol secundario y minoritario. Si se cuenta al bloque de Massa junto al de su socia Stolbizer, 1País llegó a tener 22 legisladores. Con los números del domingo, pierde nueve bancas. Es decir que a partir de diciembre tendrá 13. Sin embargo, en las próximas semanas ese número podría reducirse aún más ya que Cambiemos planea arrebatarle algún legislador preocupado por el 2019.

Salvó la ropa el actual senador por la Primera sección Jorge D’Onofrio, quien misteriosamente en estas elecciones logró ser candidato a diputado por la Tercera, encabezando la lista: a partir de diciembre será el diputado D’Onofrio.

PEOR, IMPOSIBLE. En este escenario, quien pierde toda representación en la Legislatura provincial es Stolbizer. Con los resultados de las primarias, Letra P daba cuenta de que alrededor de la líder del GEN se encendían luces de alerta, ya que, con esos números, no lograba meter ningún legislador propio: todas las listas seccionales de 1País estaban encabezadas exclusivamente por apellidos renovadores. Las urnas confirmaron la debacle y ya es oficial que Stolbizer y los suyos (los diputados Marcelo “Oso” Díaz, Juan Cocino, Leonardo Santiago y Rubén Grenada) abandonan la Legislatura en diciembre.

 

 

"Sergio está hiperactivo, hablando con todo el mundo, porque quedó complicado", le dijo a este medio un dirigente massista del conurbano, dos días después del 11,32% obtenido por 1País. A partir de este momento, el tigrense busca inmiscuirse en la interna peronista, pensando en un futuro a mediano plazo: está hablando con los gobernadores, con Miguel Pichetto, con Florencio Randazzo y otros peronistas no K, "porque no hay nadie en la provincia de Buenos Aires, pensando en el PJ", comentó una fuente cercana a Massa, que anticipó que lo que buscan es "inventar una mesa con dirigentes más intendentes que saben que con Cristina no ganan más; pero la pregunta es a dónde van los intendentes ahora".

Los diez alcaldes renovadores quedaron con demasiadas preguntas tras estos resultados. "Con Massa no juegan más; de hecho, con Massa no jugaron en esta elección", definió, tajante, un peronista de la Tercera, dando a entender que se abre el mercado de pases. Por otra parte, también consultadas por este portal, fuentes de Gobernación se desentendieron: "No hay necesidad de llamarlos".