X

CEO de Mercado Libre: “Salir de la pobreza es imposible” sin reforma laboral

Lo dijo Marcos Galperín, tras un tuit donde advirtió sobre los riesgos de no acoplarnos a los cambios en Brasil. En el mismo panel, el líder de Techint habló del combate a las mafias sindicales.
Por 13/10/2017 12:46 PM

MAR DEL PLATA (Enviado) “Si queremos salir del índice de 30% de pobreza que tenemos y llegar a un dígito o menos, es imposible hacerlo con el marco laboral que tenemos”. Con esa frase, el fundador y CEO de Mercado Libre, Marcos Galperín, reivindicó la necesidad de una reforma tras un polémico tuit donde había advertido sobre los riesgos de no acoplarnos a los cambios en Brasil.

El jefe corporativo del sitio pionero y líder en ventas online participó de un jugoso panel junto al CEO de Techint, Paolo Rocca, durante la segunda jornada del 53° Coloquio de IDEA, en el hotel Sheraton de esta ciudad. La reforma laboral post-elecciones fue el disparador del panel, moderado por el periodista José Del Río.

En los últimos días, Galperín sorprendió con un mensaje en su cuenta de Twitter donde señaló que “viendo la reforma laboral brasilera, Argentina puede imitarla, salirse del Mercosur o resignarse a perder millones de empleos a Brasil”. Consultado sobre el fundamento de esa visión, el empresario enfatizó de entrada que “cualquier discusión sobre empleo en Argentina” debe partir de la premisa de que “el poder adquisitivo de los salarios tiene que estar garantizado”.

 

 

“Rápidamente se dice ‘quieren bajar el costo laboral’ y con eso se pone mucho miedo en la gente y no se discuten los temas de fondo que se deberían discutir con respecto al marco laboral argentino”, consideró.

Galperín precisó que Mercado Libre contrató el año pasado a 400 trabajadores, y anunció que la misma cantidad de incorporaciones está prevista para este año. “No tenemos conflictos sindicales ni problemas de competitividad. Ojalá todas las empresas estuvieses así en Argentina”, destacó, y agregó: “El principal desafío que tenemos es encontrar gente suficientemente capacitada para contratar”.

En ese contexto, avizoró que “en los próximos años vamos a estar en un contexto donde gracias a la construcción y a la obra pública se va a generar mucho empleo en Argentina”, pero no dejó de remarcar que “si queremos salir del índice de 30% de pobreza que tenemos y llegar a un dígito o menos, es imposible hacerlo con el marco laboral que tenemos”.

“Tenemos un marco laboral que mira hacia el pasado, que está construido en la revolución industrial, y este siglo es el siglo de la inteligencia artificial, del conocimiento y los robots. Es imposible que el modelo que tenemos le genere empleo a estos chicos que están saliendo (del sistema educativo) y no saben cuántos milímetros hay en un metro”, lanzó Galperín.

Rocca también se refirió a la reforma laboral y sostuvo que “hay que encararla a nivel global”. “Tenemos que favorecer esta transformación; sino, nos encontramos con una rigidez que perjudica mucha capacidad de adaptación de la economía”, amplió.

 

 

 

EL COMBATE A LAS "MAFIAS". Rocca aprovechó para defender la actitud del Gobierno de “erradicar las actitudes extorsivas” en los sindicatos y de “intervenir donde hay conexiones con organizaciones criminales”. “No podemos tener la planta parada por diez personas armadas alrededor de un fogón que para a todos los camioneros que entran”, dijo, y se ganó un aplauso del auditorio.

Rocca le habló directamente a Antonio Caló, titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM): “Lo sufrimos los dos, no sólo la empresa. También lo sufren ustedes y sus afiliados”. Así, trajo a colación distintos casos de la región, como cuando “en 1960 John Kennedy y su hermano Robert metieron preso a Jimmy Hoffa”, el dirigente sindical de los camioneros.

A su vez recordó el “quiñazo”, el episodio registrado en México, donde Carlos Salinas de Gortari “tuvo que actuar contra el sindicato petrolero en el ‘89”. Y añadió un último ejemplo con el presidente Enrique Peña Nieto, quien “tuvo que actuar sobre Elba Esther Gordillo”, del sindicato docente. “Erradicar la ilegalidad y la extorsión es un tema importante”, sintetizó.

 

 

EL EMPRESARIADO SEGÚN ROCCA. El CEO de Techint, que se presentó por primera vez en el Coloquio de IDEA, opinó que “es muy arbitrario hablar del silencio de los empresarios en los últimos años”, y que, del mismo modo, “es un error generalizar”.

“Hay 300 mil empresarios del campo que han hecho sentir su voz con toda fuerza”, mencionó, y también puso como ejemplo al máximo responsable del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, al negar que sea un “cobarde”. “Todos pagaron un costo. A Techint le expropiaron seis empresas en Venezuela”, ejemplificó.

Entre aplausos, Rocca resaltó que “el empresario argentino lucha contra viento y marea”. “Hoy se están creando oportunidades para que el conjunto de empresas pequeñas puedan desplegar su potencial. Si actuamos bien, vamos a transmitir una idea distinta del empresariado y vamos a tomar un rol protagónico”, concluyó.

 

CEO de Mercado Libre: “Salir de la pobreza es imposible” sin reforma laboral

Lo dijo Marcos Galperín, tras un tuit donde advirtió sobre los riesgos de no acoplarnos a los cambios en Brasil. En el mismo panel, el líder de Techint habló del combate a las mafias sindicales.

MAR DEL PLATA (Enviado) “Si queremos salir del índice de 30% de pobreza que tenemos y llegar a un dígito o menos, es imposible hacerlo con el marco laboral que tenemos”. Con esa frase, el fundador y CEO de Mercado Libre, Marcos Galperín, reivindicó la necesidad de una reforma tras un polémico tuit donde había advertido sobre los riesgos de no acoplarnos a los cambios en Brasil.

El jefe corporativo del sitio pionero y líder en ventas online participó de un jugoso panel junto al CEO de Techint, Paolo Rocca, durante la segunda jornada del 53° Coloquio de IDEA, en el hotel Sheraton de esta ciudad. La reforma laboral post-elecciones fue el disparador del panel, moderado por el periodista José Del Río.

En los últimos días, Galperín sorprendió con un mensaje en su cuenta de Twitter donde señaló que “viendo la reforma laboral brasilera, Argentina puede imitarla, salirse del Mercosur o resignarse a perder millones de empleos a Brasil”. Consultado sobre el fundamento de esa visión, el empresario enfatizó de entrada que “cualquier discusión sobre empleo en Argentina” debe partir de la premisa de que “el poder adquisitivo de los salarios tiene que estar garantizado”.

 

 

“Rápidamente se dice ‘quieren bajar el costo laboral’ y con eso se pone mucho miedo en la gente y no se discuten los temas de fondo que se deberían discutir con respecto al marco laboral argentino”, consideró.

Galperín precisó que Mercado Libre contrató el año pasado a 400 trabajadores, y anunció que la misma cantidad de incorporaciones está prevista para este año. “No tenemos conflictos sindicales ni problemas de competitividad. Ojalá todas las empresas estuvieses así en Argentina”, destacó, y agregó: “El principal desafío que tenemos es encontrar gente suficientemente capacitada para contratar”.

En ese contexto, avizoró que “en los próximos años vamos a estar en un contexto donde gracias a la construcción y a la obra pública se va a generar mucho empleo en Argentina”, pero no dejó de remarcar que “si queremos salir del índice de 30% de pobreza que tenemos y llegar a un dígito o menos, es imposible hacerlo con el marco laboral que tenemos”.

“Tenemos un marco laboral que mira hacia el pasado, que está construido en la revolución industrial, y este siglo es el siglo de la inteligencia artificial, del conocimiento y los robots. Es imposible que el modelo que tenemos le genere empleo a estos chicos que están saliendo (del sistema educativo) y no saben cuántos milímetros hay en un metro”, lanzó Galperín.

Rocca también se refirió a la reforma laboral y sostuvo que “hay que encararla a nivel global”. “Tenemos que favorecer esta transformación; sino, nos encontramos con una rigidez que perjudica mucha capacidad de adaptación de la economía”, amplió.

 

 

 

EL COMBATE A LAS "MAFIAS". Rocca aprovechó para defender la actitud del Gobierno de “erradicar las actitudes extorsivas” en los sindicatos y de “intervenir donde hay conexiones con organizaciones criminales”. “No podemos tener la planta parada por diez personas armadas alrededor de un fogón que para a todos los camioneros que entran”, dijo, y se ganó un aplauso del auditorio.

Rocca le habló directamente a Antonio Caló, titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM): “Lo sufrimos los dos, no sólo la empresa. También lo sufren ustedes y sus afiliados”. Así, trajo a colación distintos casos de la región, como cuando “en 1960 John Kennedy y su hermano Robert metieron preso a Jimmy Hoffa”, el dirigente sindical de los camioneros.

A su vez recordó el “quiñazo”, el episodio registrado en México, donde Carlos Salinas de Gortari “tuvo que actuar contra el sindicato petrolero en el ‘89”. Y añadió un último ejemplo con el presidente Enrique Peña Nieto, quien “tuvo que actuar sobre Elba Esther Gordillo”, del sindicato docente. “Erradicar la ilegalidad y la extorsión es un tema importante”, sintetizó.

 

 

EL EMPRESARIADO SEGÚN ROCCA. El CEO de Techint, que se presentó por primera vez en el Coloquio de IDEA, opinó que “es muy arbitrario hablar del silencio de los empresarios en los últimos años”, y que, del mismo modo, “es un error generalizar”.

“Hay 300 mil empresarios del campo que han hecho sentir su voz con toda fuerza”, mencionó, y también puso como ejemplo al máximo responsable del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, al negar que sea un “cobarde”. “Todos pagaron un costo. A Techint le expropiaron seis empresas en Venezuela”, ejemplificó.

Entre aplausos, Rocca resaltó que “el empresario argentino lucha contra viento y marea”. “Hoy se están creando oportunidades para que el conjunto de empresas pequeñas puedan desplegar su potencial. Si actuamos bien, vamos a transmitir una idea distinta del empresariado y vamos a tomar un rol protagónico”, concluyó.