X
El jefe de Gabinete estuvo en Resistencia para apuntalar a los candidatos de Cambiemos. Como en Corrientes, el oficialismo va por más diputados. El Frente Chaco Merece Más ganó las PASO por 6 puntos.
Redacción 11/10/2017 08:47 PM

Con la mirada puesta en las legislativas del 22 de octubre y con el objetivo de erosionar el poder del peronismo local, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aterrizó este miércoles en Chaco, donde compartió un acto de campaña con los candidatos a diputados nacionales de Cambiemos, pidió el voto para el que oficialismo “gane la provincia” y le pegó al gobierno de Domingo Peppo.

“Se escucha mucha mentira de los que vienen gobernando desde hace mucho tiempo y que buscan dividirnos", dijo el jefe de Gabinete, en un acto que encabezó en Resistencia junto a los candidatos a diputados nacionales de Cambiemos Aída Ayala, Alicia Terada, Ernesto Blasco y Sebastián Lazzarini.  Peña aprovechó la oportunidad para que pedirle a la “gente que no fue a votar” en las primarias para que el 22 de octubre concurra “y que Cambiemos gane la provincia".

El jefe de Gabinete había estado en territorio chaqueño a fines de agosto, después de las elecciones primarias, cuando el Frente Chaco Merece Más ganó la elección aunque por un margen más acotado de lo previsto: 43,74 a 37,20 por ciento. Por afuera del oficialismo, un sector del kirchnerismo, con el frente Unidad Ciudadana, obtuvo el 7,18 por ciento de los votos. En agosto, Peña compartió un acto con el gobernador Peppo en El Impenetrable chaqueño.     

Tras las PASO, el Gobierno se puso como objetivo achicar la diferencia para tratar de quedarse con una banca más en el Congreso: de las cuatro que están en juego, tres están en manos del peronismo y la restante es de la Coalición Cívica. En tanto, el gobernador Peppo se puso al hombro la campaña para intentar captar más votos principalmente en Resistencia y Sáenz Peña, los mayores distritos electorales de la provincia. 

El objetivo de Cambiemos para Chaco va a  en sintonía con lo que sucedió en Corrientes, donde tras el triunfo el gobernador electo, Gustavo  Valdés, dijo que pondrían “toda la fuerza para lograr el mejor de los resultados posibles, que es nada más ni nada menos que ‘meter’ los tres diputados nacionales por la provincia”.

En su llegada a Resistencia, Peña fue recibo con una protesta organizada por la agrupación Mujeres al Frente, del Movimiento Socialista Emerenciano, que exigió al jefe de Gabinete de la Nación la libertad para Milagro Sala y la aparición con vida de Santiago Maldonado.

 

Peña hace campaña en Chaco y busca erosionar al peronismo

El jefe de Gabinete  estuvo en Resistencia para apuntalar a los candidatos de Cambiemos. Como en Corrientes, el oficialismo va por más diputados. El Frente Chaco Merece Más ganó las PASO por 6 puntos.

Con la mirada puesta en las legislativas del 22 de octubre y con el objetivo de erosionar el poder del peronismo local, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aterrizó este miércoles en Chaco, donde compartió un acto de campaña con los candidatos a diputados nacionales de Cambiemos, pidió el voto para el que oficialismo “gane la provincia” y le pegó al gobierno de Domingo Peppo.

“Se escucha mucha mentira de los que vienen gobernando desde hace mucho tiempo y que buscan dividirnos", dijo el jefe de Gabinete, en un acto que encabezó en Resistencia junto a los candidatos a diputados nacionales de Cambiemos Aída Ayala, Alicia Terada, Ernesto Blasco y Sebastián Lazzarini.  Peña aprovechó la oportunidad para que pedirle a la “gente que no fue a votar” en las primarias para que el 22 de octubre concurra “y que Cambiemos gane la provincia".

El jefe de Gabinete había estado en territorio chaqueño a fines de agosto, después de las elecciones primarias, cuando el Frente Chaco Merece Más ganó la elección aunque por un margen más acotado de lo previsto: 43,74 a 37,20 por ciento. Por afuera del oficialismo, un sector del kirchnerismo, con el frente Unidad Ciudadana, obtuvo el 7,18 por ciento de los votos. En agosto, Peña compartió un acto con el gobernador Peppo en El Impenetrable chaqueño.     

Tras las PASO, el Gobierno se puso como objetivo achicar la diferencia para tratar de quedarse con una banca más en el Congreso: de las cuatro que están en juego, tres están en manos del peronismo y la restante es de la Coalición Cívica. En tanto, el gobernador Peppo se puso al hombro la campaña para intentar captar más votos principalmente en Resistencia y Sáenz Peña, los mayores distritos electorales de la provincia. 

El objetivo de Cambiemos para Chaco va a  en sintonía con lo que sucedió en Corrientes, donde tras el triunfo el gobernador electo, Gustavo  Valdés, dijo que pondrían “toda la fuerza para lograr el mejor de los resultados posibles, que es nada más ni nada menos que ‘meter’ los tres diputados nacionales por la provincia”.

En su llegada a Resistencia, Peña fue recibo con una protesta organizada por la agrupación Mujeres al Frente, del Movimiento Socialista Emerenciano, que exigió al jefe de Gabinete de la Nación la libertad para Milagro Sala y la aparición con vida de Santiago Maldonado.