X
Néstor Berardozzi representaba a la lista del sobrino del ex intendente Cariglino. Allanaron su casa mientras Argentina le ganaba a Ecuador. Lo investigaban por aprietes y maniobras con chanchos.
Redacción 11/10/2017 02:58 PM

Mientras la Selección Argentina aseguraba en Ecuador su clasificación al Mundial Rusia 2018, la Policía se llevó detenido a Néstor Berardozzi tras allanar su casa en Malvinas Argentinas. Se trata del apoderado de la lista local de Cambiemos, que lleva como candidato a Maximiliano Cariglino, sobrino del ex barón local Jesús Cariglino. Lo investigaban tras una serie de denuncias de comerciantes de ese distrito por coimas para habilitar los negocios.

El juez Raúl Luchelli Ramos había ordenado el allanamiento de la casa de Berardozzi, que además era el director general de Inspecciones de la Municipalidad de Malvinas Argentinas en tiempos de Cariglino intendente. Esa medida fue tomada tras una denuncia que lo acusa por cobrar coimas a comerciantes. Así, al allanar el domicilio de la calle Remedios de Escalada al 3200, en Los Polvorines, las autoridades se encontraron con un verdadero arsenal: 21 escopetas, 52 fusiles y 22 armas cortas. La propiedad queda a escasos metros del búnker de campaña del actual candidato de Cambiemos local.

 

 

En la denuncia figuran testimonios de comerciantes que declararon haber pasado controles sin problemas debido a que “mensualmente entregaban un canon” y aprietes. La cuota, según uno de ellos, consistía en mil pesos mensuales y la entrega de doce cajones de pollos. Además, Berardozzi lo obligaba a comprarle cerdos de su propia granja ubicada en la localidad de Mercedes. Los animales llegaban en helicóptero a Malvinas y eran distribuidos por un grupo de allegados de Cariglino.

La causa N° 22.555, que avanza en el Juzgado de Garantías N° 2 del Departamento Judicial de San Martín (UFI N° 8), involucra a Berardozzi y también alcanza a el ex jefe comunal Cariglino, dado que las coimas y las presiones para comprar su mercancía tuvieron lugar durante su gestión.

Fuentes del municipio que actualmente gobierna el peronista Leonardo Nardini detallaron a Letra P que se trata de una investigación que tiene sus orígenes a principios del año pasado, cuando la gestión daba sus primeros pasos. En ese momento se encontraron con muchos locales y comercios que no tenían habilitación municipal, lo cual les llamó la atención.

Así fue como realizaron un censo y los primeros testimonios fueron clave: les dijeron que nunca los habían habilitado porque pagaban un canon. Ahí tomó forma una investigación para saber a quién se le pagaban las coimas, que consistían en dinero en algunos casos y, en otros, el compromiso de comprar chanchos y pollos en una determinada granja sita en Mercedes que luego llevaba esos productos a Malvinas.

 

 

Se trata de una granja que pertenecía a funcionarios del área de Inspecciones, quienes presuntamente eran los que cobraban las coimas por intermedio de Berardozzi. Según los papeles de la granja, los dueños son Enzo Ismael Cariglino, Rodrigo Joaquín Cariglino, Néstor Osvaldo Berardozzi y Carlos Darío Vargas.

Actualmente Berardozzi se encuentra detenido a disposición de la Justicia Federal en la DDI de San Martín y deberá justificar la tenencia de las 95 armas halladas en su casa. Podría llegar a tener una condena de tres a ocho años por tenencia ilegal.

Cae apoderado de Cambiemos acusado de coimero: tenía un arsenal

Néstor Berardozzi representaba a la lista del sobrino del ex intendente Cariglino. Allanaron su casa mientras Argentina le ganaba a Ecuador. Lo investigaban por aprietes y maniobras con chanchos.

Mientras la Selección Argentina aseguraba en Ecuador su clasificación al Mundial Rusia 2018, la Policía se llevó detenido a Néstor Berardozzi tras allanar su casa en Malvinas Argentinas. Se trata del apoderado de la lista local de Cambiemos, que lleva como candidato a Maximiliano Cariglino, sobrino del ex barón local Jesús Cariglino. Lo investigaban tras una serie de denuncias de comerciantes de ese distrito por coimas para habilitar los negocios.

El juez Raúl Luchelli Ramos había ordenado el allanamiento de la casa de Berardozzi, que además era el director general de Inspecciones de la Municipalidad de Malvinas Argentinas en tiempos de Cariglino intendente. Esa medida fue tomada tras una denuncia que lo acusa por cobrar coimas a comerciantes. Así, al allanar el domicilio de la calle Remedios de Escalada al 3200, en Los Polvorines, las autoridades se encontraron con un verdadero arsenal: 21 escopetas, 52 fusiles y 22 armas cortas. La propiedad queda a escasos metros del búnker de campaña del actual candidato de Cambiemos local.

 

 

En la denuncia figuran testimonios de comerciantes que declararon haber pasado controles sin problemas debido a que “mensualmente entregaban un canon” y aprietes. La cuota, según uno de ellos, consistía en mil pesos mensuales y la entrega de doce cajones de pollos. Además, Berardozzi lo obligaba a comprarle cerdos de su propia granja ubicada en la localidad de Mercedes. Los animales llegaban en helicóptero a Malvinas y eran distribuidos por un grupo de allegados de Cariglino.

La causa N° 22.555, que avanza en el Juzgado de Garantías N° 2 del Departamento Judicial de San Martín (UFI N° 8), involucra a Berardozzi y también alcanza a el ex jefe comunal Cariglino, dado que las coimas y las presiones para comprar su mercancía tuvieron lugar durante su gestión.

Fuentes del municipio que actualmente gobierna el peronista Leonardo Nardini detallaron a Letra P que se trata de una investigación que tiene sus orígenes a principios del año pasado, cuando la gestión daba sus primeros pasos. En ese momento se encontraron con muchos locales y comercios que no tenían habilitación municipal, lo cual les llamó la atención.

Así fue como realizaron un censo y los primeros testimonios fueron clave: les dijeron que nunca los habían habilitado porque pagaban un canon. Ahí tomó forma una investigación para saber a quién se le pagaban las coimas, que consistían en dinero en algunos casos y, en otros, el compromiso de comprar chanchos y pollos en una determinada granja sita en Mercedes que luego llevaba esos productos a Malvinas.

 

 

Se trata de una granja que pertenecía a funcionarios del área de Inspecciones, quienes presuntamente eran los que cobraban las coimas por intermedio de Berardozzi. Según los papeles de la granja, los dueños son Enzo Ismael Cariglino, Rodrigo Joaquín Cariglino, Néstor Osvaldo Berardozzi y Carlos Darío Vargas.

Actualmente Berardozzi se encuentra detenido a disposición de la Justicia Federal en la DDI de San Martín y deberá justificar la tenencia de las 95 armas halladas en su casa. Podría llegar a tener una condena de tres a ocho años por tenencia ilegal.