X

La recaudación bonaerense creció un 34,1% en 2016 aunque fue superada por la inflación

Los ingresos tributarios escalaron un 34,1% con relación a 2015. El Impuesto Inmobiliario tuvo el aumento interanual más significativo. El Indec marcó un 40% de suba en los precios.
Redacción 11/01/2017 05:28 PM

La recaudación bonaerense superó en 2016 los $158 mil millones, cifra que representa un incremento en este concepto del 34,1% en comparación a 2015. Aquí, el ingreso tributario que registró el aumento interanual más significativo fue el Impuesto Inmobiliario, con una suba interanual del 47,2%, al totalizar cerca de $9.5 mil millones contra los casi $6.5 mil millones del pasado año. Sin embargo, de tomar los datos oficiales dados a conocer recientemente, los ingresos de la adminsitración pública provincial subieron a un ritmo más lento que el índice de precios (en alrededor de seis puntos) ya que, según el Indec, la inflación trepó un 40% durante 2016.

El titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires, (ARBA), Gastón Fossati, destacó que “la recaudación superó en casi $11.400 millones lo previsto en la meta presupuestaria anual”, y sostuvo que “ese resultado muestra el impacto positivo de las medidas de política y administración tributaria adoptadas por la Provincia. A la vez, refleja la confianza de los contribuyentes en la gestión de María Eugenia Vidal, que se traduce en una mejora directa en el nivel de cumplimiento en impuestos como Inmobiliario y Automotores”.

En la misma línea, Fossati ponderó “las acciones que pusimos en marcha para hacer más eficiente nuestra labor de fiscalización y cobranza, favorecer el cumplimiento voluntario de los contribuyentes y recuperar deuda también generaron cambios positivos que influyeron en el buen desempeño de los recursos”.

Durante 2016, el impuesto a los Automotores registró un ingreso de $13.271,3 millones, un 57,9% más que en 2015. También se observó un alza en el Impuesto de Sellos (acumuló $12.912 millones en 2016 y creció 38,3% en comparación con el ejercicio anterior).
 

Sólo la Transmisión Gratuita de Bienes dio cuenta de una merma en la recaudación (410 mil millones en 2016 contra casi 427 mil millones en 2015). Sin embargo, este tributo (junto a los Sellos) sigue disparando malestar en los ruralistas, que piden su eliminación.
“Lo peor de un tributo es cuando no se puede cobrar”, remarcó a Letra P el tesorero de Carbap, Horacio Salaverri, al aludir a la “bajísima recaudación” de dichos impuestos. Estos tributos, observó, “tienen un claro contenido ideológico de la manera de pensar del gobierno anterior de Daniel Scioli”.
Al aludir al cambio matriz impositiva que se pregona desde la provincia para el próximo año, Salaverri subrayó: “Pedimos saber qué significa ese cambio y esperamos ser convocados para no encontrarnos en noviembre del año que viene nuevamente con este tema, trabajarlo a lo largo de 2017 para tener una modificación de la parte impositiva”.


Volviendo a los datos de la recaudación 2016, respecto del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, que alcanzó en el transcurso de 2016 una recaudación total de $115.234,4 millones, con una suba interanual de 31,7%, Fossati señaló que “a través de la aplicación de multas automáticas y otras medidas optimizamos la presentación de declaraciones juradas y logramos una mejora en los índices de cumplimiento de este tributo”.
 

En tanto, en concepto de planes de regularización se recaudaron $6.388,6 millones, lo que implica un incremento del 15,4%; mientras que otros ingresos tributarios aportaron $467 millones.

Fossati hizo hincapié “en la importancia del trabajo en equipo que realizamos junto a los municipios en 2016 para mejorar la recaudación en todas las jurisdicciones”, y adelantó que “ese trabajo se profundizará a lo largo de este año porque consideramos que fortalecer los recursos públicos es indispensable para poder avanzar con las obras y servicios que tanto esperan nuestros vecinos”.

La recaudación bonaerense creció un 34,1% en 2016 aunque fue superada por la inflación

Los ingresos tributarios escalaron un 34,1% con relación a 2015. El Impuesto Inmobiliario tuvo el aumento interanual más significativo. El Indec marcó un 40% de suba en los precios.

La recaudación bonaerense superó en 2016 los $158 mil millones, cifra que representa un incremento en este concepto del 34,1% en comparación a 2015. Aquí, el ingreso tributario que registró el aumento interanual más significativo fue el Impuesto Inmobiliario, con una suba interanual del 47,2%, al totalizar cerca de $9.5 mil millones contra los casi $6.5 mil millones del pasado año. Sin embargo, de tomar los datos oficiales dados a conocer recientemente, los ingresos de la adminsitración pública provincial subieron a un ritmo más lento que el índice de precios (en alrededor de seis puntos) ya que, según el Indec, la inflación trepó un 40% durante 2016.

El titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires, (ARBA), Gastón Fossati, destacó que “la recaudación superó en casi $11.400 millones lo previsto en la meta presupuestaria anual”, y sostuvo que “ese resultado muestra el impacto positivo de las medidas de política y administración tributaria adoptadas por la Provincia. A la vez, refleja la confianza de los contribuyentes en la gestión de María Eugenia Vidal, que se traduce en una mejora directa en el nivel de cumplimiento en impuestos como Inmobiliario y Automotores”.

En la misma línea, Fossati ponderó “las acciones que pusimos en marcha para hacer más eficiente nuestra labor de fiscalización y cobranza, favorecer el cumplimiento voluntario de los contribuyentes y recuperar deuda también generaron cambios positivos que influyeron en el buen desempeño de los recursos”.

Durante 2016, el impuesto a los Automotores registró un ingreso de $13.271,3 millones, un 57,9% más que en 2015. También se observó un alza en el Impuesto de Sellos (acumuló $12.912 millones en 2016 y creció 38,3% en comparación con el ejercicio anterior).
 

Sólo la Transmisión Gratuita de Bienes dio cuenta de una merma en la recaudación (410 mil millones en 2016 contra casi 427 mil millones en 2015). Sin embargo, este tributo (junto a los Sellos) sigue disparando malestar en los ruralistas, que piden su eliminación.
“Lo peor de un tributo es cuando no se puede cobrar”, remarcó a Letra P el tesorero de Carbap, Horacio Salaverri, al aludir a la “bajísima recaudación” de dichos impuestos. Estos tributos, observó, “tienen un claro contenido ideológico de la manera de pensar del gobierno anterior de Daniel Scioli”.
Al aludir al cambio matriz impositiva que se pregona desde la provincia para el próximo año, Salaverri subrayó: “Pedimos saber qué significa ese cambio y esperamos ser convocados para no encontrarnos en noviembre del año que viene nuevamente con este tema, trabajarlo a lo largo de 2017 para tener una modificación de la parte impositiva”.


Volviendo a los datos de la recaudación 2016, respecto del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, que alcanzó en el transcurso de 2016 una recaudación total de $115.234,4 millones, con una suba interanual de 31,7%, Fossati señaló que “a través de la aplicación de multas automáticas y otras medidas optimizamos la presentación de declaraciones juradas y logramos una mejora en los índices de cumplimiento de este tributo”.
 

En tanto, en concepto de planes de regularización se recaudaron $6.388,6 millones, lo que implica un incremento del 15,4%; mientras que otros ingresos tributarios aportaron $467 millones.

Fossati hizo hincapié “en la importancia del trabajo en equipo que realizamos junto a los municipios en 2016 para mejorar la recaudación en todas las jurisdicciones”, y adelantó que “ese trabajo se profundizará a lo largo de este año porque consideramos que fortalecer los recursos públicos es indispensable para poder avanzar con las obras y servicios que tanto esperan nuestros vecinos”.