X
Una encuesta realizada en la primera semana de enero refleja el descontento social por la situación económica. Inseguridad, inflación, corrupción y desempleo, al tope de los reclamos.
Por 10/01/2017 07:13 PM

El 2016 ya fue y quedó lejos de dejar una buena imagen para los argentinos. En un muestreo realizado en los primeros días del 2017 casi un 60% de los encuestados calificó de mala a peor a la situación económica, al tiempo que  la imagen negativa del presidente Mauricio Macri trepó a casi al 40%.

Según el último estudio de la Consultora Analogías, realizado sobre 1.500 casos en CABA relevados en los primeros 7 días de este año, en la comparación de la situación económica actual con la del 2015 las evaluaciones son mayoritariamente negativas.  

Además, las expectativas económicas entre los encuestados no se mueven respecto de agosto, lo que refleja el pesimismo reinante en materia económica, luego de cerrar un año con inflación del 40%, caída del 3% en el PBI, serios problemas en el mercado laboral, pérdida del poder adquisitivo y una pobreza que aumenta a niveles alarmantes, según revelan los últimos sondeos del Observatorio Social de la UCA.

Pero el desempeño de Mauricio Macri alcanza un 58,5% de aprobación entre los porteños, con un diferencial positivo de 19,4 puntos porcentuales, ante una imagen negativa del 39,1%.

No obstante, según Analogías, un 26,3% de las respuestas se concentran en la opción “Regular positivo”, de manera que la aprobación intensa (imagen Buena y Muy buena) reúne un 32,2%, apenas 4,5 puntos por encima del rechazo intenso (imagen Mala y Muy Mala), que concentra un 27,7%.

En CABA el rechazo al Presidente crece entre los hombres (donde la imagen negativa llega al 44%) y decrece con la edad: entre los jóvenes, la imagen negativa de Macri alcanza el 49,9%, superando a la imagen positiva, mientras que en los mayores de 60 años la imagen negativa baja al 20%, mientras la positiva trepa al 77%.

A diferencia de lo que ocurre en otros distritos, en CABA la imagen positiva de Macri es mayor en los segmentos de menor nivel educativo, revela el estudio de opinión.

EVALUACIÓN ACTUAL Y EXPECTATIVAS DE MEDIANO PLAZO. En la comparación de la situación económica actual con la del 2015, las evaluaciones son mayoritariamente negativas. Este cuadro de opiniones se explica esencialmente por las respuestas en los segmentos de menor edad (de hecho entre los mayores se considera que el 2016 fue mejor que el 2015) y por una casi irrestricta opinión negativa en los segmentos contrarios a Macri y Cambiemos, de manera que el cuadro de percepciones sobre la economía y las adhesiones políticas se encuentran muy alineados.

El cuadro de expectativas económicas no se mueve con respecto a agosto. El optimismo crece marcadamente con la edad, partiendo de 39,2% de expectativas positivas entre los jóvenes (16-29 años) y llegando a un muy elevado 67,3% entre los mayores de 60.

La particularidad en CABA con respecto a otros distritos es que el nivel de optimismo cae con el nivel de instrucción, partiendo de 52,3% en el segmento “Hasta Primario Completo” y bajando a 48,3% en “Hasta Universitario Completo”.

Llamativamente, al tiempo que predominan expectativas optimistas a futuro en materia económica, son esperados “Mucho y Bastante” aumentos en el Desempleo y la Inflación (58% y 72% respectivamente). Comparativamente, entre los jóvenes, crece la preocupación sobre el desempleo, y entre los mayores sobre la inflación.

EL TERMÓMETRO DE LOS PROBLEMAS. Al momento de evaluar el principal problema que afecta a nuestro país, los entrevistados concentran sus respuestas en cinco opciones principales (en orden decreciente): corrupción, falta de trabajo, inseguridad, aumento de precios y educación.

La corrupción se expresa como principal problemática nacional, a partir de su fuerte peso en el segmento de mayor edad (más de 60 años), al igual que la inseguridad, en tanto que la agenda económica (preocupación por inflación + desempleo) crece hacia los segmentos de menor edad y nivel de instrucción.

Como ocurre persistentemente en los distintos distritos, la preocupación por inseguridad + corrupción se ve asociada con la adhesión a Cambiemos y la evaluación positiva del Presidente, en tanto que los adherentes al FpV y los segmentos de mayor rechazo al macrismo se muestran más preocupados por la agenda económica (desempleo y aumento de precios).

Al consultarse respecto a cuál es el principal problema de la Ciudad de Buenos Aires, el cuadro de opiniones muestra un viraje fuerte hacia la Inseguridad como principal problemática, concentrándose en esta opción el 43% de las respuestas. La Educación también gana protagonismo en este caso, escalando al segundo lugar.

Mala nota en economía y crece la imagen negativa de Macri

Una encuesta realizada en la primera semana de enero refleja el descontento social por la situación económica. Inseguridad, inflación, corrupción y desempleo, al tope de los reclamos.

El 2016 ya fue y quedó lejos de dejar una buena imagen para los argentinos. En un muestreo realizado en los primeros días del 2017 casi un 60% de los encuestados calificó de mala a peor a la situación económica, al tiempo que  la imagen negativa del presidente Mauricio Macri trepó a casi al 40%.

Según el último estudio de la Consultora Analogías, realizado sobre 1.500 casos en CABA relevados en los primeros 7 días de este año, en la comparación de la situación económica actual con la del 2015 las evaluaciones son mayoritariamente negativas.  

Además, las expectativas económicas entre los encuestados no se mueven respecto de agosto, lo que refleja el pesimismo reinante en materia económica, luego de cerrar un año con inflación del 40%, caída del 3% en el PBI, serios problemas en el mercado laboral, pérdida del poder adquisitivo y una pobreza que aumenta a niveles alarmantes, según revelan los últimos sondeos del Observatorio Social de la UCA.

Pero el desempeño de Mauricio Macri alcanza un 58,5% de aprobación entre los porteños, con un diferencial positivo de 19,4 puntos porcentuales, ante una imagen negativa del 39,1%.

No obstante, según Analogías, un 26,3% de las respuestas se concentran en la opción “Regular positivo”, de manera que la aprobación intensa (imagen Buena y Muy buena) reúne un 32,2%, apenas 4,5 puntos por encima del rechazo intenso (imagen Mala y Muy Mala), que concentra un 27,7%.

En CABA el rechazo al Presidente crece entre los hombres (donde la imagen negativa llega al 44%) y decrece con la edad: entre los jóvenes, la imagen negativa de Macri alcanza el 49,9%, superando a la imagen positiva, mientras que en los mayores de 60 años la imagen negativa baja al 20%, mientras la positiva trepa al 77%.

A diferencia de lo que ocurre en otros distritos, en CABA la imagen positiva de Macri es mayor en los segmentos de menor nivel educativo, revela el estudio de opinión.

EVALUACIÓN ACTUAL Y EXPECTATIVAS DE MEDIANO PLAZO. En la comparación de la situación económica actual con la del 2015, las evaluaciones son mayoritariamente negativas. Este cuadro de opiniones se explica esencialmente por las respuestas en los segmentos de menor edad (de hecho entre los mayores se considera que el 2016 fue mejor que el 2015) y por una casi irrestricta opinión negativa en los segmentos contrarios a Macri y Cambiemos, de manera que el cuadro de percepciones sobre la economía y las adhesiones políticas se encuentran muy alineados.

El cuadro de expectativas económicas no se mueve con respecto a agosto. El optimismo crece marcadamente con la edad, partiendo de 39,2% de expectativas positivas entre los jóvenes (16-29 años) y llegando a un muy elevado 67,3% entre los mayores de 60.

La particularidad en CABA con respecto a otros distritos es que el nivel de optimismo cae con el nivel de instrucción, partiendo de 52,3% en el segmento “Hasta Primario Completo” y bajando a 48,3% en “Hasta Universitario Completo”.

Llamativamente, al tiempo que predominan expectativas optimistas a futuro en materia económica, son esperados “Mucho y Bastante” aumentos en el Desempleo y la Inflación (58% y 72% respectivamente). Comparativamente, entre los jóvenes, crece la preocupación sobre el desempleo, y entre los mayores sobre la inflación.

EL TERMÓMETRO DE LOS PROBLEMAS. Al momento de evaluar el principal problema que afecta a nuestro país, los entrevistados concentran sus respuestas en cinco opciones principales (en orden decreciente): corrupción, falta de trabajo, inseguridad, aumento de precios y educación.

La corrupción se expresa como principal problemática nacional, a partir de su fuerte peso en el segmento de mayor edad (más de 60 años), al igual que la inseguridad, en tanto que la agenda económica (preocupación por inflación + desempleo) crece hacia los segmentos de menor edad y nivel de instrucción.

Como ocurre persistentemente en los distintos distritos, la preocupación por inseguridad + corrupción se ve asociada con la adhesión a Cambiemos y la evaluación positiva del Presidente, en tanto que los adherentes al FpV y los segmentos de mayor rechazo al macrismo se muestran más preocupados por la agenda económica (desempleo y aumento de precios).

Al consultarse respecto a cuál es el principal problema de la Ciudad de Buenos Aires, el cuadro de opiniones muestra un viraje fuerte hacia la Inseguridad como principal problemática, concentrándose en esta opción el 43% de las respuestas. La Educación también gana protagonismo en este caso, escalando al segundo lugar.