X
El jefe de Estado colocó 44 de los 110 millones de pesos declarados. Incluyó sus empresas agropecuarias. No está el depósito que tenía en Bahamas. La oposición cuestionó la decisión.
Redacción 27/06/2016 09:07 AM

A medias. Así cumplimentó el presidente Mauricio Macri su promesa (olvidada pero reflotada tras el escándalo de los Panamá Papers) de colocar en un fideicomiso ciego su fortuna. Y es que, según lo informó a la Secretaría de Lucha contra la Corrupción, en el contrato con el fiduciario está incluido menos de la mitad de sus bienes declarados en mayo pasado. Así, sólo puso 44 de los 110 millones de pesos que conforman su patrimonio. Incluyó sus acciones en empresas agropecuarias. No obstante, no figuran inmuebles, depósitos, ni los 18 millones de pesos que recientemente afirmó haber traído al país del paraíso fiscal de Bahamas.

Vale recordar que en diciembre pasado, y como parte de la impronta de transparencia con las que busca envolver retóricamente a su gobierno, Macri anunció la creación de un fideicomiso para colocar sus bienes para que, así, no existiera conflicto de intereses con sus empresas.

Sin embargo, esa promesa de arranque de gestión se reflotó al dispararse el escándalo de los Panamá Papers, investigación en la que fue implicado por contar con sociedades offshore en este paraíso fiscal. “Van a disponer de todos mis bienes y se van a encargar de administrarlos mientras dure mi carrera pública”, resaltó el presidente al brindar precisiones (ver video) del fideicomiso ciego, apelando a "la confianza, basado en algo central que es la verdad y la transparencia”.

Posteriormente, se conoció que quedaba a cargo de la firma Seguridad Fiduciaria S.A, la cual tiene como titular a José María Fernández Ferrari. La firma tendrá “la administración libre y en forma discrecional de tales bienes y cualquier otro” que Macri resuelva “transferir en el futuro”. El contrato establece que si Macri quisiera requerir información de sus bienes sólo podría hacerlo a través de la Oficina Anticorrupción conducida por Laura Alonso.

Sobre la decisión de incluir menos de la mitad de sus bienes, el diputado del FpV Darío Martínez afirmó a Página/12: “No me sorprende, toda su vida como empresario falseó valuaciones, bienes y superficies. Lo hizo como Presidente porque su declaración jurada tiene irregularidades. No hay garantías que el fideicomiso no le siga generando ganancias”. “Macri mintió con su explicación de la plata de las Bahamas: dijo que le iba pedir al administrador que la traiga al país. Así que nos vuelve a mentir, dado que no estaba en el fideicomiso”. Para Cerruti, “la mitad de la fortuna de Macri está escondida en sociedades offshore y testaferros. Entre Calcaterra y Caputo manejan la obra pública de la ciudad y el país”.

De acuerdo al documento remitido a la Oficina Anticorrupción, Macri incluye en el fideicomiso ciego las acciones en 4 Leguas por $3.249.959; acciones en Agropecuaria del Guayquiraro S.A por $19.486.511; acciones en Molino Arrocero Río Guayquiraro por $ 644.33; acciones en María Amina S.A por $ 1.209.314; y un fideicomiso inmobiliario por $19.613.505. Total: $44.203.622. “La deuda de la transparencia” que Macri prometió saldar al anunciar el fideicomiso, quedó a medio depositar.

Macri sólo puso menos de la mitad de sus bienes en el fideicomiso

El jefe de Estado colocó 44 de los 110 millones de pesos declarados. Incluyó sus empresas agropecuarias. No está el depósito que tenía en Bahamas. La oposición cuestionó la decisión. 

A medias. Así cumplimentó el presidente Mauricio Macri su promesa (olvidada pero reflotada tras el escándalo de los Panamá Papers) de colocar en un fideicomiso ciego su fortuna. Y es que, según lo informó a la Secretaría de Lucha contra la Corrupción, en el contrato con el fiduciario está incluido menos de la mitad de sus bienes declarados en mayo pasado. Así, sólo puso 44 de los 110 millones de pesos que conforman su patrimonio. Incluyó sus acciones en empresas agropecuarias. No obstante, no figuran inmuebles, depósitos, ni los 18 millones de pesos que recientemente afirmó haber traído al país del paraíso fiscal de Bahamas.

Vale recordar que en diciembre pasado, y como parte de la impronta de transparencia con las que busca envolver retóricamente a su gobierno, Macri anunció la creación de un fideicomiso para colocar sus bienes para que, así, no existiera conflicto de intereses con sus empresas.

Sin embargo, esa promesa de arranque de gestión se reflotó al dispararse el escándalo de los Panamá Papers, investigación en la que fue implicado por contar con sociedades offshore en este paraíso fiscal. “Van a disponer de todos mis bienes y se van a encargar de administrarlos mientras dure mi carrera pública”, resaltó el presidente al brindar precisiones (ver video) del fideicomiso ciego, apelando a "la confianza, basado en algo central que es la verdad y la transparencia”.

Posteriormente, se conoció que quedaba a cargo de la firma Seguridad Fiduciaria S.A, la cual tiene como titular a José María Fernández Ferrari. La firma tendrá “la administración libre y en forma discrecional de tales bienes y cualquier otro” que Macri resuelva “transferir en el futuro”. El contrato establece que si Macri quisiera requerir información de sus bienes sólo podría hacerlo a través de la Oficina Anticorrupción conducida por Laura Alonso.

Sobre la decisión de incluir menos de la mitad de sus bienes, el diputado del FpV Darío Martínez afirmó a Página/12: “No me sorprende, toda su vida como empresario falseó valuaciones, bienes y superficies. Lo hizo como Presidente porque su declaración jurada tiene irregularidades. No hay garantías que el fideicomiso no le siga generando ganancias”. “Macri mintió con su explicación de la plata de las Bahamas: dijo que le iba pedir al administrador que la traiga al país. Así que nos vuelve a mentir, dado que no estaba en el fideicomiso”. Para Cerruti, “la mitad de la fortuna de Macri está escondida en sociedades offshore y testaferros. Entre Calcaterra y Caputo manejan la obra pública de la ciudad y el país”.

De acuerdo al documento remitido a la Oficina Anticorrupción, Macri incluye en el fideicomiso ciego las acciones en 4 Leguas por $3.249.959; acciones en Agropecuaria del Guayquiraro S.A por $19.486.511; acciones en Molino Arrocero Río Guayquiraro por $ 644.33; acciones en María Amina S.A por $ 1.209.314; y un fideicomiso inmobiliario por $19.613.505. Total: $44.203.622. “La deuda de la transparencia” que Macri prometió saldar al anunciar el fideicomiso, quedó a medio depositar.