X
Se trata de Rodolfo Irart quien días atrás le envío una carta documento al periodista de 0223, Carlos Walker por un tuit que lanzó sobre el accionar de Aldrey Iglesias y el respaldo sciolista.
Redacción 23/03/2016 08:24 PM

El diputado provincial por el Frente para la Victoria, Rodolfo Manino Iriart, cargó contra el periodista del sitio marplatense 0223, Carlos Walker, por un tuit que lanzó el once de marzo pasado cuando el gobierno local, clausuró el Hotel Hermitage, propiedad de Aldrey Iglesias. Como todo el arco sciolista aliado al empresario local, Iriart salió a defender la actividad de Iglesias. Walker tuiteó que había “idiotas y útiles de Aldrey”, entre los que se encontraban el legislador. Irart se enojó y le mandó una carta a documento.

Desde que el intendente de Mar del Plata es Carlos Arroyo, el empresario Aldrey Iglesias vive días complicados. Es que, sin el respaldo del gobierno local como tuvo durante los últimos años, sus negocios empezaron a peligrar. Por no cumplir con medidas de seguridad, como por ejemplo matafuegos vencidos, el municipio decidió clausurar  a principio de mes el Hotel Hermitage, una de las usinas de recaudación del “gallego”. A la par el arco sciolista salió a solidarizarse con Iglesias. Iriart fue uno de ellos. 

“Resultando sus palabras una injuria directa al suscripto intimo a que en plazo improrrogable de 48 hs ratifique o rectifique  por este mismo medio sus dichos, debiendo en caso de rectificar hacerlo también por la misma via utilizada como red social”, dice parte de la carta documento que Iriart le mandó a Walker por el tuit que decía “Manino, otro integrante del equipo de idiotas útiles de Aldrey”. 

La respuesta no tardó en llegar. Por la misma vía Carlos Walter respondió: “rechazo el contenido de la misiva por improcedente, falaz y maliciosa”. Además Walker explicó que no incurrió en “conducta ilegal alguna”.  

“El ejercicio de mi labor profesional se encuentra enmarcada por las garantías constitucionales y tratados internacionales que hacen al bloque constitucional y a los lineamientos doctrinarios y jurisprudenciales de la CSJN y la CIDH”, agrega la respuesta de Walker. 

Además, el periodista marplatense remarcó que lo escrito en la red social “refieren a la actividad pública” y dentro del “ejercicio de la labor periodística”. El cruce seguirá ahora en la justicia. 

Desencajado por un tuit, un diputado sciolista le mandó carta documento a un periodista

Se trata de Rodolfo Irart quien días atrás le envío una carta documento al periodista de 0223, Carlos Walker por un tuit que lanzó sobre el accionar de Aldrey Iglesias y el respaldo sciolista.

El diputado provincial por el Frente para la Victoria, Rodolfo Manino Iriart, cargó contra el periodista del sitio marplatense 0223, Carlos Walker, por un tuit que lanzó el once de marzo pasado cuando el gobierno local, clausuró el Hotel Hermitage, propiedad de Aldrey Iglesias. Como todo el arco sciolista aliado al empresario local, Iriart salió a defender la actividad de Iglesias. Walker tuiteó que había “idiotas y útiles de Aldrey”, entre los que se encontraban el legislador. Irart se enojó y le mandó una carta a documento.

Desde que el intendente de Mar del Plata es Carlos Arroyo, el empresario Aldrey Iglesias vive días complicados. Es que, sin el respaldo del gobierno local como tuvo durante los últimos años, sus negocios empezaron a peligrar. Por no cumplir con medidas de seguridad, como por ejemplo matafuegos vencidos, el municipio decidió clausurar  a principio de mes el Hotel Hermitage, una de las usinas de recaudación del “gallego”. A la par el arco sciolista salió a solidarizarse con Iglesias. Iriart fue uno de ellos. 

“Resultando sus palabras una injuria directa al suscripto intimo a que en plazo improrrogable de 48 hs ratifique o rectifique  por este mismo medio sus dichos, debiendo en caso de rectificar hacerlo también por la misma via utilizada como red social”, dice parte de la carta documento que Iriart le mandó a Walker por el tuit que decía “Manino, otro integrante del equipo de idiotas útiles de Aldrey”. 

La respuesta no tardó en llegar. Por la misma vía Carlos Walter respondió: “rechazo el contenido de la misiva por improcedente, falaz y maliciosa”. Además Walker explicó que no incurrió en “conducta ilegal alguna”.  

“El ejercicio de mi labor profesional se encuentra enmarcada por las garantías constitucionales y tratados internacionales que hacen al bloque constitucional y a los lineamientos doctrinarios y jurisprudenciales de la CSJN y la CIDH”, agrega la respuesta de Walker. 

Además, el periodista marplatense remarcó que lo escrito en la red social “refieren a la actividad pública” y dentro del “ejercicio de la labor periodística”. El cruce seguirá ahora en la justicia.