X
El secretario de Recursos Hídricos pampeano le aseguró a Letra P que la represa también impactará en las provincias de Río Negro y Buenos Aires. "Se quieren quedar con el agua del Colorado", advirtió.
Por 26/12/2016 04:10 PM

Luego de la reunión de gobernadores en la Ciudad de Buenos Aires, desde la provincia de La Pampa cuestionan a las autoridades mendocinas por la obra Portezuelo del Viento, la represa en uno de los cauces que le dan vida al río Colorado. “Estamos camino a perder el agua”, le asegura a Letra P el secretario de Recursos Hídricos pampeano, Javier Schlegel, sobre el proyecto hidroeléctrico que enfrenta a Carlos Verna y Alfredo Cornejo e impactará, según el funcionario, en buena parte de Neuquén, Río Negro y Buenos Aires.

Con el recuerdo de lo sucedido con otros afluentes como el Atuel o el Salado, que fueron “robados” a los pampeanos, desde el Ejecutivo que hoy comanda Verna deslizan una advertencia contundente: si se proyecta Portezuelo del Viento, el impacto ambiental generará serios inconvenientes aguas abajo para las provincias de La Pampa, Río Negro y Buenos Aires.

En línea al planteo de Verna tras la reunión coordinada por el ministro Rogelio Frigerio (Interior, Obra Pública y Vivienda), Schlegel recuerda cómo un inminente “deterioro y desequilibrio” en la cuenca del río Colorado ocasionaría inconvenientes irreparables. Para eso, el funcionario que fue partícipe de la reunión en Casa Rosada cita el caso del río Atuel. “La Pampa se opone a la construcción de Portezuelo porque se cortan varios cauces. (Mendoza ya) secó (a los ríos) Salado y Atuel ¿Por qué (Mendoza) cambiará su forma de actuar? Uno piensa que quieren quedarse con el agua del Colorado”, advierte.

Los pampeanos toman como una ofensa la firma de Cornejo y Frigerio. El documento ratifica el avance de licitación que representa el conteo de sesenta días hábiles para encontrar la unanimidad, algo que Verna no comparte; después de ese plazo el presidente de la Nación, Mauricio Macri, deberá “laudar en un período de treinta días hábiles para concretar una decisión que, según ha manifestado públicamente, estaría condicionada por la seguridad que pueda ofrecérsele a La Pampa”.

“Firmamos el convenio para que la Nación llame a licitación por Portezuelo del Viento”. La frase de Cornejo, para celebrar la proyección del ambicioso plan, genera furia en Santa Rosa y la espera de un estudio que contemple al resto de las provincias se vuelve fundamental para que las diferencias queden más establecidas. “Ahí existen contrapuntos porque nosotros necesitamos que se evalúe en relación a toda la cuenca. Si sale favorable, el estudio de impacto, y el manejo del agua lo hace el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), apoyaremos”, reconoce el titular del Departamento Provincial de Aguas (DPA) rionegrino, Fernando Curetti, ante la consulta de Letra P.

“Es una obra que está comprometida por Nación oportunamente con un acuerdo del año 2007 que no se cumplía. Ahora la Nación ha asumido el compromiso del llamado a licitación y entregar la obra terminada a la provincia de Mendoza para su aprovechamiento hidroeléctrico. De esta manera la provincia sumará una nueva presa en su territorio”, comentaba tras estampar la firma el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia de Mendoza, Dalmiro Garay, junto a Cornejo y Frigerio.

La autorización de la presa (sólo Verna se opone) deberá ser resuelta por el presidente pero la imagen de su Ministro y el mandatario de Cuyo anticipa un fallo favorable que irrita al experimentado dirigente peronista.

SANTAROSA. El cauce del Colorado es la fuente del 60 por ciento de agua que consume la ciudad de Santa Rosa, la capital pampeana. También es fundamental para localidades rionegrinas (la homónima al río) y para buena parte del sur bonaerense. “Acá perdemos las tres provincias, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires, el impacto va a ser terrible”, insiste Schlegel.

RÍOS. La última semana fue especial por el reclamo en diferentes puntos de La Pampa para hablar de la situación de los ríos. Uno de los involucrados en el Coirco, Alberto Weretilneck, también se manifiesta a favor del "diálogo" y busca encontrar un término medio a pesar de su apoyo a la construcción. “Es activa la participación del Gobernador, que se destacó por su actitud conciliadora”, agrega Curetti.

Grave denuncia contra la obra que impulsa Mendoza con el aval de la Nación

El secretario de Recursos Hídricos pampeano le aseguró a Letra P que la represa también impactará en las provincias de Río Negro y Buenos Aires. "Se quieren quedar con el agua del Colorado", advirtió.

Luego de la reunión de gobernadores en la Ciudad de Buenos Aires, desde la provincia de La Pampa cuestionan a las autoridades mendocinas por la obra Portezuelo del Viento, la represa en uno de los cauces que le dan vida al río Colorado. “Estamos camino a perder el agua”, le asegura a Letra P el secretario de Recursos Hídricos pampeano, Javier Schlegel, sobre el proyecto hidroeléctrico que enfrenta a Carlos Verna y Alfredo Cornejo e impactará, según el funcionario, en buena parte de Neuquén, Río Negro y Buenos Aires.

Con el recuerdo de lo sucedido con otros afluentes como el Atuel o el Salado, que fueron “robados” a los pampeanos, desde el Ejecutivo que hoy comanda Verna deslizan una advertencia contundente: si se proyecta Portezuelo del Viento, el impacto ambiental generará serios inconvenientes aguas abajo para las provincias de La Pampa, Río Negro y Buenos Aires.

En línea al planteo de Verna tras la reunión coordinada por el ministro Rogelio Frigerio (Interior, Obra Pública y Vivienda), Schlegel recuerda cómo un inminente “deterioro y desequilibrio” en la cuenca del río Colorado ocasionaría inconvenientes irreparables. Para eso, el funcionario que fue partícipe de la reunión en Casa Rosada cita el caso del río Atuel. “La Pampa se opone a la construcción de Portezuelo porque se cortan varios cauces. (Mendoza ya) secó (a los ríos) Salado y Atuel ¿Por qué (Mendoza) cambiará su forma de actuar? Uno piensa que quieren quedarse con el agua del Colorado”, advierte.

Los pampeanos toman como una ofensa la firma de Cornejo y Frigerio. El documento ratifica el avance de licitación que representa el conteo de sesenta días hábiles para encontrar la unanimidad, algo que Verna no comparte; después de ese plazo el presidente de la Nación, Mauricio Macri, deberá “laudar en un período de treinta días hábiles para concretar una decisión que, según ha manifestado públicamente, estaría condicionada por la seguridad que pueda ofrecérsele a La Pampa”.

“Firmamos el convenio para que la Nación llame a licitación por Portezuelo del Viento”. La frase de Cornejo, para celebrar la proyección del ambicioso plan, genera furia en Santa Rosa y la espera de un estudio que contemple al resto de las provincias se vuelve fundamental para que las diferencias queden más establecidas. “Ahí existen contrapuntos porque nosotros necesitamos que se evalúe en relación a toda la cuenca. Si sale favorable, el estudio de impacto, y el manejo del agua lo hace el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), apoyaremos”, reconoce el titular del Departamento Provincial de Aguas (DPA) rionegrino, Fernando Curetti, ante la consulta de Letra P.

“Es una obra que está comprometida por Nación oportunamente con un acuerdo del año 2007 que no se cumplía. Ahora la Nación ha asumido el compromiso del llamado a licitación y entregar la obra terminada a la provincia de Mendoza para su aprovechamiento hidroeléctrico. De esta manera la provincia sumará una nueva presa en su territorio”, comentaba tras estampar la firma el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia de Mendoza, Dalmiro Garay, junto a Cornejo y Frigerio.

La autorización de la presa (sólo Verna se opone) deberá ser resuelta por el presidente pero la imagen de su Ministro y el mandatario de Cuyo anticipa un fallo favorable que irrita al experimentado dirigente peronista.

SANTAROSA. El cauce del Colorado es la fuente del 60 por ciento de agua que consume la ciudad de Santa Rosa, la capital pampeana. También es fundamental para localidades rionegrinas (la homónima al río) y para buena parte del sur bonaerense. “Acá perdemos las tres provincias, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires, el impacto va a ser terrible”, insiste Schlegel.

RÍOS. La última semana fue especial por el reclamo en diferentes puntos de La Pampa para hablar de la situación de los ríos. Uno de los involucrados en el Coirco, Alberto Weretilneck, también se manifiesta a favor del "diálogo" y busca encontrar un término medio a pesar de su apoyo a la construcción. “Es activa la participación del Gobernador, que se destacó por su actitud conciliadora”, agrega Curetti.