X
El presidente de la Magistratura porteña firmará dos resoluciones en las próximas horas para habilitar las modificaciones reclamadas por los magistrados.
Por 19/12/2016 06:04 PM

Horas después de la furia de los jueces porteños por la indefinición del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta ante la posibilidad de pagar un bono de fin de año y de aumentar los salarios del Poder Judicial, el presidente del Consejo de la Magistratura, el macrista Enzo Luis Pagani, les confirmó que firmará dos resoluciones y convocará a un plenario extraordinario para avalar los reclamos de los magistrados que la semana pasada “coparon” una sesión del organismo judicial para hacer oír sus pedidos.

Pagani se lo adelantó a un grupo de consejeros en la tarde del viernes, en una breve reunión en su despacho, de la que también participó su antecesor, Juan Manuel Olmos, el peronista que les prometió a los jueces de primera y segunda instancia que haría cumplir sus exigencias y que pasó toda la jornada del 16 de diciembre encerrado en el edificio de Diagonal Sur inmiscuido en la negociación. Además, el jueves pasado frenó la intención de un grupo de camaristas de publicar una solicitada en el diario Clarín con duros cuestionamientos para el PRO y todo el Gobierno de la Ciudad.

Como informó Letra P, los jueces porteños, mediante la voz del consejero Marcelo Vázquez, exigen desde hace tiempo que sus sueldos se liquiden de la misma manera en que lo hace el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) porteño, que utiliza una medición técnica distinta que hace que los magistrados cobren un porcentaje menor. Se trata de cambiar el método técnico por el cual la Magistratura calcula los adicionales (también los títulos) para equipararlo con el que utiliza el TSJ. Para afrontar esa modificación se necesitan mayores partidas, algo que el presidente del organismo judicial y todos los consejeros coincidieron en plasmarlo en el borrador de Presupuesto 2017 que enviaron a la Jefatura de Gabinete, pero el Gobierno porteño borró de un plumazo del expediente que se votó el jueves primero de diciembre sin estas consideraciones, a pesar de los constantes llamados de un consejero a los diputados macristas durante toda la tarde de la sesión.

Este medio contó el viernes de la semana pasada que la Magistratura cuenta con el dinero para costear ese movimiento, estimado en 100 millones de pesos, y que varios consejeros avalaban esa jugada, pero la decisión la tenía el oficialismo. Si bien es un “gesto” hacia los jueces, esta modificación en el sistema de liquidación salarial afectará a todo el Poder Judicial, ya que se tienen en cuenta los títulos universitarios, por ejemplo.

Además, el presidente de la Magistratura firmará otra resolución en la que se establecerá el pago de un bono de fin de año para todos los empleados del Poder Judicial a excepción de los jueces y los rangos más altos, como el de secretario. Es decir, percibirán esta bonificación salarial desde un secretario de primera instancia hasta un auxiliar de servicio, por lo que se decidió que, a menor rango, mayor será el bono. Por ejemplo, un auxiliar de servicio recibirá $9.500 y un secretario de primera instancia, $4.500.

Ambas medidas deberán ser aprobadas por la totalidad de los consejeros. Según pudo saber Letra P, Pagani convocará a un plenario extraordinario (miércoles o jueves) para confirmar estas resoluciones. La liquidación a imagen y semejanza comenzará a regir durante el mes de enero, mientras que el bono para los trabajadores del Poder Judicial se cobraría el viernes 23 de diciembre.

El bono que recibirán estos empleados poco tiene que ver con el que verán depositados en sus cuentas bancarias el resto de los trabajadores estatales de la Ciudad. Los municipales y los docentes cobrarán un total de $4.000 a pagar en dos tramos (para las fiestas y el 15 de enero), mientras que los médicos percibirán $5.000 en concepto de bono de fin de año.

El traspaso de la Justicia quedó frenado por decisión del ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, tras el famoso entredicho con los magistrados nacionales, pero, al parecer, en las próximas horas volvería a reactivarse la discusión: el jueves, el consejero Darío Reynoso abrirá las puertas de su oficina para dialogar con funcionarios del Ministerio de Justicia porteño, que conduce Martín Ocampo.

Justicia Ciudad: tras rugido de jueces, Pagani paga el bono y modifica sueldos

El presidente de la Magistratura porteña firmará dos resoluciones en las próximas horas para habilitar las modificaciones reclamadas por los magistrados.

Horas después de la furia de los jueces porteños por la indefinición del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta ante la posibilidad de pagar un bono de fin de año y de aumentar los salarios del Poder Judicial, el presidente del Consejo de la Magistratura, el macrista Enzo Luis Pagani, les confirmó que firmará dos resoluciones y convocará a un plenario extraordinario para avalar los reclamos de los magistrados que la semana pasada “coparon” una sesión del organismo judicial para hacer oír sus pedidos.

Pagani se lo adelantó a un grupo de consejeros en la tarde del viernes, en una breve reunión en su despacho, de la que también participó su antecesor, Juan Manuel Olmos, el peronista que les prometió a los jueces de primera y segunda instancia que haría cumplir sus exigencias y que pasó toda la jornada del 16 de diciembre encerrado en el edificio de Diagonal Sur inmiscuido en la negociación. Además, el jueves pasado frenó la intención de un grupo de camaristas de publicar una solicitada en el diario Clarín con duros cuestionamientos para el PRO y todo el Gobierno de la Ciudad.

Como informó Letra P, los jueces porteños, mediante la voz del consejero Marcelo Vázquez, exigen desde hace tiempo que sus sueldos se liquiden de la misma manera en que lo hace el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) porteño, que utiliza una medición técnica distinta que hace que los magistrados cobren un porcentaje menor. Se trata de cambiar el método técnico por el cual la Magistratura calcula los adicionales (también los títulos) para equipararlo con el que utiliza el TSJ. Para afrontar esa modificación se necesitan mayores partidas, algo que el presidente del organismo judicial y todos los consejeros coincidieron en plasmarlo en el borrador de Presupuesto 2017 que enviaron a la Jefatura de Gabinete, pero el Gobierno porteño borró de un plumazo del expediente que se votó el jueves primero de diciembre sin estas consideraciones, a pesar de los constantes llamados de un consejero a los diputados macristas durante toda la tarde de la sesión.

Este medio contó el viernes de la semana pasada que la Magistratura cuenta con el dinero para costear ese movimiento, estimado en 100 millones de pesos, y que varios consejeros avalaban esa jugada, pero la decisión la tenía el oficialismo. Si bien es un “gesto” hacia los jueces, esta modificación en el sistema de liquidación salarial afectará a todo el Poder Judicial, ya que se tienen en cuenta los títulos universitarios, por ejemplo.

Además, el presidente de la Magistratura firmará otra resolución en la que se establecerá el pago de un bono de fin de año para todos los empleados del Poder Judicial a excepción de los jueces y los rangos más altos, como el de secretario. Es decir, percibirán esta bonificación salarial desde un secretario de primera instancia hasta un auxiliar de servicio, por lo que se decidió que, a menor rango, mayor será el bono. Por ejemplo, un auxiliar de servicio recibirá $9.500 y un secretario de primera instancia, $4.500.

Ambas medidas deberán ser aprobadas por la totalidad de los consejeros. Según pudo saber Letra P, Pagani convocará a un plenario extraordinario (miércoles o jueves) para confirmar estas resoluciones. La liquidación a imagen y semejanza comenzará a regir durante el mes de enero, mientras que el bono para los trabajadores del Poder Judicial se cobraría el viernes 23 de diciembre.

El bono que recibirán estos empleados poco tiene que ver con el que verán depositados en sus cuentas bancarias el resto de los trabajadores estatales de la Ciudad. Los municipales y los docentes cobrarán un total de $4.000 a pagar en dos tramos (para las fiestas y el 15 de enero), mientras que los médicos percibirán $5.000 en concepto de bono de fin de año.

El traspaso de la Justicia quedó frenado por decisión del ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, tras el famoso entredicho con los magistrados nacionales, pero, al parecer, en las próximas horas volvería a reactivarse la discusión: el jueves, el consejero Darío Reynoso abrirá las puertas de su oficina para dialogar con funcionarios del Ministerio de Justicia porteño, que conduce Martín Ocampo.