X
SECCIONES
01.12.2016

Malvinas: el Gobierno avanza en silencio con la declaración conjunta que firmó con Londres

Twitter: @mcmardons

Lino Barañao visitó el Reino Unido la semana pasada, y el secretario de DD.HH. Claudio Avruj volverá a Ginebra  dentro de diez días para avanzar con la identificación de restos de soldados en Darwin.

A pesar de las polémicas que desató dentro del Congreso y de la embestida que protagonizó la diputada Elisa Carrió contra el vicecanciller Carlos Foradori, la declaración conjunta que firmó el gobierno argentino con el británico “sigue en marcha, hay muchos temas previstos en ese texto, y varios de ellos han avanzado en estas últimas semanas”, confirmó a Letra P una  fuente de la cancillería argentina. Los avances a los que aludió el funcionario del Palacio San Martín tienen que ver con dos temas centrales del mapa que acordó con el Foreign Office: la negociación que lleva adelante el secretario de Derechos Humanos de la Nación Claudio Avruj con la Cruz Roja Internacional y el gobierno isleño para identificar los restos de ex combatientes que están en fosas NN del cementerio malvinense de Darwin y la reciente visita a Londres que concretaron el ministro de Ciencia y Tecnología Lino Barañao, junto al titular del Conicet Alejandro Cecatto para “profundizar las relaciones” y “promocionar la ciencia, cooperación y captación de inversiones en ciencia y tecnología”.

La gira de cuatro días por la capital del Reino Unido fue ampliamente detallada por la embajada argentina ante la corona británica, pero el intercambio de Avruj con la Cruz Roja no ha salido del silencio. Sin embargo Letra P pudo saber que el secretario de Derechos Humanos realizará una nueva visita a Ginebra (Suiza) dentro de 10 días, luego del primer encuentro que concretó en la misma ciudad hace dos semanas.

El último párrafo de la declaración que aplica la cancillería a toda velocidad, definió que “las delegaciones de ambos países mantendrán también conversaciones en Ginebra a fin de acordar los procedimientos  para que la Cruz Roja Internacional lleve a cabo la misión humanitaria  de  identificación  de los cuerpos de los soldados argentinos desconocidos, que se encuentran sepultados en el cementerio de Darwin, con el apoyo de ambas partes. Esta actividad reviste la mayor importancia para el gobierno argentino por su alto contenido humanitario”.

El último viaje de Avruj al cantón ginebrino (donde tiene sede la ONU además de Nueva York) confirma que la letra chica de la declaración no tiene demoras y que contará con un desenlace antes de fin de año.La cooperación en ciencia y tecnología es uno de los puntos de arranque de la declaración conjunta y su ejecución estuvo en manos del único ministro que sobrevivió a Cristina Fernández de Kirchner y que había amenazado con renunciar en caso de que el presupuesto para su repartición disminuyera. Barañao estuvo hasta el sábado junto con Cecatto y el director nacional de Cooperación Mariano Jordan. En la gira el ministro firmó una “declaración de intención” con su par británico Jo Johnson para “reforzar la cooperación en la investigación, desarrollo e innovación; el titular del Conicet firmó un acuerdo con la Royal Society y Jordan “renovó el Acuerdo de Asociación con el Instituto Europeo de Bioinformática”.

En su balance, Barañao consideró la gira como histórica, pero no hizo una sola referencia a la declaración conjunta que permitió su visita oficial: “Nos llevamos muchas iniciativas para trabajar en Argentina. Probablemente se consoliden el año próximo, con las visitas oficiales y a través de distintos eventos que ya estamos organizando a partir de las propuestas planteadas estos días”, celebró el funcionario.

El punto que desató la tormenta. La hoja de ruta de la declaración conjunta firmada en el CCK por Foradori y el ministro de Estado para Europa y las Américas del Foreign Office Alan Duncan retoma una versión previa rubricada en 1999, durante el final de la segunda presidencia de Carlos Menem, donde también cumplía funciones el actual vicecanciller de Susana Malcorra, cuya eyección ya fue confirmada. El punto más álgido de esas declaraciones tiene que ver con la explotación del subsuelo del Mar Argentino,  cuyos límites fueron extendidos en un 35% a fines de marzo de este año por un fallo de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC) de la ONU, que sumó 1.700.000 metros cuadrados al territorio nacional y admite la disputa sobre las islas del Atlántico Sur.

El texto de septiembre pasado, que  cosechó la furia de Carrió como titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, no deja lugar a dudas: “La intención de ambas partes de remover obstáculos en áreas tales como la pesca e  hidrocarburos en el Atlántico Sur,  generará nuevas oportunidades de cooperación y de utilización racional de los recursos naturales de las islas y el cese de actos unilaterales que entorpezcan el nuevo clima que se busca crear. Confiamos en que este nuevo clima permitirá oportunamente el inicio de conversaciones entre ambas partes para resolver la disputa de soberanía, de conformidad con el mandato existente de las Naciones Unidas y otros foros internacionales.” Todavía es un enigma su aplicación, pero el marco general está en marcha y dos de sus puntos ya fueron ejecutados, sin que el gobierno haya vuelto a mencionar la vigencia de la polémica declaración bilateral.

Letra P no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Malvinas: el Gobierno avanza en silencio con la declaración conjunta que firmó con Londres

Lino Barañao visitó el Reino Unido la semana pasada, y el secretario de DD.HH. Claudio Avruj volverá a Ginebra  dentro de diez días para avanzar con la identificación de restos de soldados en Darwin.

A pesar de las polémicas que desató dentro del Congreso y de la embestida que protagonizó la diputada Elisa Carrió contra el vicecanciller Carlos Foradori, la declaración conjunta que firmó el gobierno argentino con el británico “sigue en marcha, hay muchos temas previstos en ese texto, y varios de ellos han avanzado en estas últimas semanas”, confirmó a Letra P una  fuente de la cancillería argentina. Los avances a los que aludió el funcionario del Palacio San Martín tienen que ver con dos temas centrales del mapa que acordó con el Foreign Office: la negociación que lleva adelante el secretario de Derechos Humanos de la Nación Claudio Avruj con la Cruz Roja Internacional y el gobierno isleño para identificar los restos de ex combatientes que están en fosas NN del cementerio malvinense de Darwin y la reciente visita a Londres que concretaron el ministro de Ciencia y Tecnología Lino Barañao, junto al titular del Conicet Alejandro Cecatto para “profundizar las relaciones” y “promocionar la ciencia, cooperación y captación de inversiones en ciencia y tecnología”.

La gira de cuatro días por la capital del Reino Unido fue ampliamente detallada por la embajada argentina ante la corona británica, pero el intercambio de Avruj con la Cruz Roja no ha salido del silencio. Sin embargo Letra P pudo saber que el secretario de Derechos Humanos realizará una nueva visita a Ginebra (Suiza) dentro de 10 días, luego del primer encuentro que concretó en la misma ciudad hace dos semanas.

El último párrafo de la declaración que aplica la cancillería a toda velocidad, definió que “las delegaciones de ambos países mantendrán también conversaciones en Ginebra a fin de acordar los procedimientos  para que la Cruz Roja Internacional lleve a cabo la misión humanitaria  de  identificación  de los cuerpos de los soldados argentinos desconocidos, que se encuentran sepultados en el cementerio de Darwin, con el apoyo de ambas partes. Esta actividad reviste la mayor importancia para el gobierno argentino por su alto contenido humanitario”.

El último viaje de Avruj al cantón ginebrino (donde tiene sede la ONU además de Nueva York) confirma que la letra chica de la declaración no tiene demoras y que contará con un desenlace antes de fin de año.La cooperación en ciencia y tecnología es uno de los puntos de arranque de la declaración conjunta y su ejecución estuvo en manos del único ministro que sobrevivió a Cristina Fernández de Kirchner y que había amenazado con renunciar en caso de que el presupuesto para su repartición disminuyera. Barañao estuvo hasta el sábado junto con Cecatto y el director nacional de Cooperación Mariano Jordan. En la gira el ministro firmó una “declaración de intención” con su par británico Jo Johnson para “reforzar la cooperación en la investigación, desarrollo e innovación; el titular del Conicet firmó un acuerdo con la Royal Society y Jordan “renovó el Acuerdo de Asociación con el Instituto Europeo de Bioinformática”.

En su balance, Barañao consideró la gira como histórica, pero no hizo una sola referencia a la declaración conjunta que permitió su visita oficial: “Nos llevamos muchas iniciativas para trabajar en Argentina. Probablemente se consoliden el año próximo, con las visitas oficiales y a través de distintos eventos que ya estamos organizando a partir de las propuestas planteadas estos días”, celebró el funcionario.

El punto que desató la tormenta. La hoja de ruta de la declaración conjunta firmada en el CCK por Foradori y el ministro de Estado para Europa y las Américas del Foreign Office Alan Duncan retoma una versión previa rubricada en 1999, durante el final de la segunda presidencia de Carlos Menem, donde también cumplía funciones el actual vicecanciller de Susana Malcorra, cuya eyección ya fue confirmada. El punto más álgido de esas declaraciones tiene que ver con la explotación del subsuelo del Mar Argentino,  cuyos límites fueron extendidos en un 35% a fines de marzo de este año por un fallo de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC) de la ONU, que sumó 1.700.000 metros cuadrados al territorio nacional y admite la disputa sobre las islas del Atlántico Sur.

El texto de septiembre pasado, que  cosechó la furia de Carrió como titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, no deja lugar a dudas: “La intención de ambas partes de remover obstáculos en áreas tales como la pesca e  hidrocarburos en el Atlántico Sur,  generará nuevas oportunidades de cooperación y de utilización racional de los recursos naturales de las islas y el cese de actos unilaterales que entorpezcan el nuevo clima que se busca crear. Confiamos en que este nuevo clima permitirá oportunamente el inicio de conversaciones entre ambas partes para resolver la disputa de soberanía, de conformidad con el mandato existente de las Naciones Unidas y otros foros internacionales.” Todavía es un enigma su aplicación, pero el marco general está en marcha y dos de sus puntos ya fueron ejecutados, sin que el gobierno haya vuelto a mencionar la vigencia de la polémica declaración bilateral.