X
SECCIONES
01.12.2016

Se oficializó la estatización de las rutas a la costa bonaerense

El Decreto firmado por Vidal establece que AUBASA asume “la operación, mantenimiento y explotación” del corredor vial del atlántico. En un mes, Infraestructura deberá detallar inversiones y tarifas.

El Gobierno bonaerense formalizó este jueves el traspaso a la órbita provincial del Corredor Vial Integrado del Atlántico (conformado por las rutas Nº 2, 11, 36, 56, 63 y 74), el cual estaba concesionado por Autovía del Mar (Aumar), consorcio por el Grupo Eurnekian, Esuco, Cristóbal López y Roggio que, tal como se había señalado semanas atrás, tendrá a cargo, como contratista del Estado, la realización de obras en algunas de estas trazas, en el marco de un plan de inversión que, se estima, ronda los 4 mil millones de pesos.

El Decreto 1495 publicado en el Boletín Oficial, firmado por María Eugenia Vidal y los ministros Edgardo Cenzón (Infraestructura) y Roberto Gigante (Coordinación) establece que la estatal Autopistas de Buenos Aires (AUBASA) “la operación, mantenimiento y explotación” del mencionado corredor, en tanto que en un mes la cartera de Infraestructura deberá detallar las obras a realizar y el nuevo cuadro tarifario de los peajes.

El acuerdo al que se arribó con Aumar se basa en una renegociación del contrato de administración a partir del cual, tanto el consorcio como la Provincia “nada más tendrán que reclamarse por ningún otro concepto derivado del Contrato de Concesión de Obra Pública” que se extingue. Así, en la  reconversión del contrato, Aumar mantiene “ciertas obligaciones a su cargo” en lo que refiere “a la construcción de una serie de obras”.

Con relación a las obras de duplicación de calzada que debe ejecutar Aumar según el Contrato de Concesión, el Decreto establece que “con el fin de acelerar su ejecución, se ha considerado conveniente renegociarlo y acordar la ejecución de las obras”. De esta forma, se aseguró, “gran parte de la obra prevista ejecutar en los próximos nueve años, se adelanta y deberá ejecutarse en un plazo de tres años más un año de garantía”.

Al argumentarse el traspaso del corredor del atlántico a la órbita del Estado provincial, se expresó: “Resulta necesario resaltar que el constante desarrollo turístico en la Costa Atlántica así como el avance productivo e inmobiliario de los municipios que integran el Sistema Vial Integrado del Atlántico, se expresa en la actualidad en un relevante tránsito vehicular y se evidencia por lo tanto una utilización intensiva de los accesos viales a dicha zona, redundando directamente en beneficio del usuario, los que tendrán acceso a una infraestructura vial segura, moderna, que responde a estándares de confort y servicios acorde con la envergadura del Sistema Vial Integrado del Atlántico”

Así, y bajo “el criterio de sostenibilidad”, se consideró “oportuno y conveniente, avanzar en la mejora de la seguridad y accesibilidad desde la Ciudad de Buenos Aires a todas las ciudades y pueblos de la Costa Atlántica”.

En lo que refiere al plan de obras y el cuadro tarifario a aplicar en los peajes del mencionado corredor, se estableció que el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos tendrá un plazo de 30 días corridos para elevar “una propuesta de Contrato de Concesión y sus Anexos que contemple los alcances de la prestación y la sustentabilidad de la misma en el largo plazo incluyendo en el régimen de inversiones las obras necesarias para asegurar la transitabilidad de la traza de todo el Sistema Vial y la tarifa correspondiente”. Hasta tanto se dé cumplimiento a esto, se aclaró que AUBASA aplicará el cuadro tarifario vigente.

Vale recordar que la modalidad de este traspaso ha sido cuestionado por representantes de usuarios viales: “A alguien que no cumplió, le van a dar como premio, sin compulsa de precio, una obra en la misma ruta que tuvo concesionada por años, levantando mucho dinero y sin brindar ningún tipo de servicio”, apuntó oportunamente en diálogo con Letra P el titular de la Unión de Usuarios Viales (Uduv), Ignacio Zabaleta.

Letra P no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Se oficializó la estatización de las rutas a la costa bonaerense

El Decreto firmado por Vidal establece que AUBASA asume “la operación, mantenimiento y explotación” del corredor vial del atlántico. En un mes, Infraestructura deberá detallar inversiones y tarifas.

El Gobierno bonaerense formalizó este jueves el traspaso a la órbita provincial del Corredor Vial Integrado del Atlántico (conformado por las rutas Nº 2, 11, 36, 56, 63 y 74), el cual estaba concesionado por Autovía del Mar (Aumar), consorcio por el Grupo Eurnekian, Esuco, Cristóbal López y Roggio que, tal como se había señalado semanas atrás, tendrá a cargo, como contratista del Estado, la realización de obras en algunas de estas trazas, en el marco de un plan de inversión que, se estima, ronda los 4 mil millones de pesos.

El Decreto 1495 publicado en el Boletín Oficial, firmado por María Eugenia Vidal y los ministros Edgardo Cenzón (Infraestructura) y Roberto Gigante (Coordinación) establece que la estatal Autopistas de Buenos Aires (AUBASA) “la operación, mantenimiento y explotación” del mencionado corredor, en tanto que en un mes la cartera de Infraestructura deberá detallar las obras a realizar y el nuevo cuadro tarifario de los peajes.

El acuerdo al que se arribó con Aumar se basa en una renegociación del contrato de administración a partir del cual, tanto el consorcio como la Provincia “nada más tendrán que reclamarse por ningún otro concepto derivado del Contrato de Concesión de Obra Pública” que se extingue. Así, en la  reconversión del contrato, Aumar mantiene “ciertas obligaciones a su cargo” en lo que refiere “a la construcción de una serie de obras”.

Con relación a las obras de duplicación de calzada que debe ejecutar Aumar según el Contrato de Concesión, el Decreto establece que “con el fin de acelerar su ejecución, se ha considerado conveniente renegociarlo y acordar la ejecución de las obras”. De esta forma, se aseguró, “gran parte de la obra prevista ejecutar en los próximos nueve años, se adelanta y deberá ejecutarse en un plazo de tres años más un año de garantía”.

Al argumentarse el traspaso del corredor del atlántico a la órbita del Estado provincial, se expresó: “Resulta necesario resaltar que el constante desarrollo turístico en la Costa Atlántica así como el avance productivo e inmobiliario de los municipios que integran el Sistema Vial Integrado del Atlántico, se expresa en la actualidad en un relevante tránsito vehicular y se evidencia por lo tanto una utilización intensiva de los accesos viales a dicha zona, redundando directamente en beneficio del usuario, los que tendrán acceso a una infraestructura vial segura, moderna, que responde a estándares de confort y servicios acorde con la envergadura del Sistema Vial Integrado del Atlántico”

Así, y bajo “el criterio de sostenibilidad”, se consideró “oportuno y conveniente, avanzar en la mejora de la seguridad y accesibilidad desde la Ciudad de Buenos Aires a todas las ciudades y pueblos de la Costa Atlántica”.

En lo que refiere al plan de obras y el cuadro tarifario a aplicar en los peajes del mencionado corredor, se estableció que el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos tendrá un plazo de 30 días corridos para elevar “una propuesta de Contrato de Concesión y sus Anexos que contemple los alcances de la prestación y la sustentabilidad de la misma en el largo plazo incluyendo en el régimen de inversiones las obras necesarias para asegurar la transitabilidad de la traza de todo el Sistema Vial y la tarifa correspondiente”. Hasta tanto se dé cumplimiento a esto, se aclaró que AUBASA aplicará el cuadro tarifario vigente.

Vale recordar que la modalidad de este traspaso ha sido cuestionado por representantes de usuarios viales: “A alguien que no cumplió, le van a dar como premio, sin compulsa de precio, una obra en la misma ruta que tuvo concesionada por años, levantando mucho dinero y sin brindar ningún tipo de servicio”, apuntó oportunamente en diálogo con Letra P el titular de la Unión de Usuarios Viales (Uduv), Ignacio Zabaleta.