X
SECCIONES
01.12.2016

El peronismo y Ocaña le aprobaron el Presupuesto 2017 a Larreta

Con 34 votos positivos, 13 negativos y 12 abstenciones los diputados porteños sancionaron el ejercicio para el año próximo, compuesto por un total de $178.223 millones.

El bloque peronista que conduce María Rosa Muiños y la bancada de Confianza Pública, que dirige Graciela Ocaña, acompañaron al PRO en la sanción del Presupuesto 2017 para el segundo año de gestión de Horacio Rodríguez Larreta, que dispondrá de un total de $178.223 millones, lo que representa un 26,7 por ciento más que el ejercicio anterior.

La normativa cosechó 34 votos positivos del PRO, Confianza Pública y el interbloque peronista, que aglutina a los legisladores del Bloque Peronista y al edil de Sindical Peronista Claudio Palmeyro. El Frente para la Victoria votó en rechazo de la ley de leyes, mientras que el Partido Socialista y SUMA +, enrolados en ECO, se inclinaron por la abstención.

Los ejes de la ley de leyes pasan por la masa de dinero destinado a la obra pública, áreas sociales y al traspaso de parte de la Policía Federal a la órbita local, que conllevó un gran aumento del nivel de salarios que deberá pagar el Ministerio de Justicia y Seguridad, que conduce Martín Ocampo, encargado, además de la fusión de esa fuerza con la Policía Metropolitana, novedad que se conocerá en las próximas semanas, una vez presentada la nueva ley de Seguridad Pública.

En concepto de obra pública, la Ciudad destinará $32.500 millones, aumentando un 48 por ciento los recursos con respecto al año corriente ($21.800 millones). En tanto, el rubro de áreas sociales, uno de los puntos donde Larreta quiere diferenciarse de Mauricio Macri, recibirá partidas por $95.315 millones y, además, se incrementará un 161 por ciento la inversión en Vivienda, debido a los anuncios de urbanización de villas como la 31 y la 20, tal cual se señalaron desde Hacienda.

En ese sentido, el plan de infraestructura alcanzará en el 2017 el 18,7% del total del presupuesto, superando el 16% destinado para el corriente año.  Con respecto a las obras, los ejes principales refieren a la construcción del Paseo del Bajo ($800 millones), la urbanización de las villas 31 ($1.300M) y 20 ($900M), el aliviador para los Arroyos Vega y Cildánez ($980M), y la construcción de la Villa Olímpica ($1.200M).

En cuanto a los subtes, se destinará en el orden de los $ 3.500 millones para mejorar las frecuencias de las líneas A, B, C y D, y para las extensiones de las líneas E y H. Además, se continúa con la expansión del Metrobús, con un presupuesto del orden de los $300 millones.

El cálculo de gastos y recursos estimado para el próximo año presenta las mismas variables macroeconómicas que las proyectadas por el Gobierno nacional para el próximo año. En ese sentido, se estima un crecimiento del 3,5 por ciento, un tipo de cambio promedio de $ 17,92 y una variación de precios del 17 por ciento.

Según detallaron desde el Gobierno, el presupuesto presenta “nuevamente” un superávit económico que asciende a $ 28.083 millones. Estiman que esta suma y los recursos de capital y los créditos provenientes mediante acuerdos con Organismos Multilaterales de Crédito permitirán financiar “casi en su totalidad el l plan de infraestructura para el año 2017”.

En cuanto al financiamiento para el próximo año, sólo se contemplan emisiones para las renovaciones de los vencimientos que se producirán en el 2017. Se suman además los créditos de los diferentes Organismos Multilaterales de Crédito, en el orden de los $ 2.400 millones, y entre los cuales se destacan los destinados a las obras para el Arroyo Vega, la Villa Olímpica y las intervenciones en las villas 31 y 20.

En relación a las remuneraciones del personal, se observa un crecimiento en orden al 23,7% respecto de 2016, alcanzando los $ 82.467 millones. Este crecimiento contempla un cálculo paritario igual a la inflación proyectada, es decir un 17%. 

La gestión de Larreta pronostica que incrementará un 21 por ciento sus ingresos, alcanzando un total de 172.047 millones de pesos por ingresos tributarios, entre otros.

Los recursos propios representan el 78,5% del total, en tanto que el 21,5% restante corresponde a los recursos provenientes de la Coparticipación Federal de Impuestos. Por su parte, los Ingresos Tributarios se componen de la siguiente manera: el 73,4% corresponde al comportamiento del Impuesto sobre los Ingresos Brutos (ISIB), el 10,8% al Impuesto Inmobiliario (INM/ABL), el 5,8% al Impuestos sobre Vehículo Automotor (Patentes), el 8,3% al Impuestos a los Sellos y un 1,7% a ingresos varios.

En concepto de ingresos brutos, la Ciudad piensa recaudar $ 88.619 millones, 21,3% más que en el 2016; para el Impuesto Inmobiliario/ABL; $ 13.073 millones (+36%); Patentes, $ 6.951 millones (+17%); y Sellos, $ 9.977 millones (+22%), entre los principales ingresos.

El gasto total proyectado para este ejercicio presupuestario asciende a $ 178.223 millones, incrementándose un 26,7% respecto del año 2016.

Según trascendió, la inversión en Educación alcanzará los $ 32.990 millones para el año próximo, lo que representa un incremento del 23% en su presupuesto. En cuanto a Salud, alcanzará los $ 29.403 millones (+21%), mientras que Desarrollo Humano y Hábitat ascenderá a $ 14.600 millones (+28%). Es decir que todas las áreas sociales crecen en términos reales, en comparación con la inflación proyectada del 17%.

Debido a las promesas de urbanización las partidas destinadas a Vivienda pasan de$3.500 millones presupuestados para el corriente año a los $9.164 millones que se destinarán para el 2017. Esto representa un 5,2 por ciento del presupuesto total.

El traspaso de la Federal obligó al gobierno de Larreta a incrementar de $5 mil millones a $21.500 millones el dinero apuntado a Seguridad, que debió actualizarse mediante la ampliación presupuestaria sancionada a mitad de año. Para el próximo año, lo destinado a Seguridad alcanzará los $ 29.457 millones.

Letra P no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

El peronismo y Ocaña le aprobaron el Presupuesto 2017 a Larreta

Con 34 votos positivos, 13 negativos y 12 abstenciones los diputados porteños sancionaron el ejercicio para el año próximo, compuesto por un total de $178.223 millones.

El bloque peronista que conduce María Rosa Muiños y la bancada de Confianza Pública, que dirige Graciela Ocaña, acompañaron al PRO en la sanción del Presupuesto 2017 para el segundo año de gestión de Horacio Rodríguez Larreta, que dispondrá de un total de $178.223 millones, lo que representa un 26,7 por ciento más que el ejercicio anterior.

La normativa cosechó 34 votos positivos del PRO, Confianza Pública y el interbloque peronista, que aglutina a los legisladores del Bloque Peronista y al edil de Sindical Peronista Claudio Palmeyro. El Frente para la Victoria votó en rechazo de la ley de leyes, mientras que el Partido Socialista y SUMA +, enrolados en ECO, se inclinaron por la abstención.

Los ejes de la ley de leyes pasan por la masa de dinero destinado a la obra pública, áreas sociales y al traspaso de parte de la Policía Federal a la órbita local, que conllevó un gran aumento del nivel de salarios que deberá pagar el Ministerio de Justicia y Seguridad, que conduce Martín Ocampo, encargado, además de la fusión de esa fuerza con la Policía Metropolitana, novedad que se conocerá en las próximas semanas, una vez presentada la nueva ley de Seguridad Pública.

En concepto de obra pública, la Ciudad destinará $32.500 millones, aumentando un 48 por ciento los recursos con respecto al año corriente ($21.800 millones). En tanto, el rubro de áreas sociales, uno de los puntos donde Larreta quiere diferenciarse de Mauricio Macri, recibirá partidas por $95.315 millones y, además, se incrementará un 161 por ciento la inversión en Vivienda, debido a los anuncios de urbanización de villas como la 31 y la 20, tal cual se señalaron desde Hacienda.

En ese sentido, el plan de infraestructura alcanzará en el 2017 el 18,7% del total del presupuesto, superando el 16% destinado para el corriente año.  Con respecto a las obras, los ejes principales refieren a la construcción del Paseo del Bajo ($800 millones), la urbanización de las villas 31 ($1.300M) y 20 ($900M), el aliviador para los Arroyos Vega y Cildánez ($980M), y la construcción de la Villa Olímpica ($1.200M).

En cuanto a los subtes, se destinará en el orden de los $ 3.500 millones para mejorar las frecuencias de las líneas A, B, C y D, y para las extensiones de las líneas E y H. Además, se continúa con la expansión del Metrobús, con un presupuesto del orden de los $300 millones.

El cálculo de gastos y recursos estimado para el próximo año presenta las mismas variables macroeconómicas que las proyectadas por el Gobierno nacional para el próximo año. En ese sentido, se estima un crecimiento del 3,5 por ciento, un tipo de cambio promedio de $ 17,92 y una variación de precios del 17 por ciento.

Según detallaron desde el Gobierno, el presupuesto presenta “nuevamente” un superávit económico que asciende a $ 28.083 millones. Estiman que esta suma y los recursos de capital y los créditos provenientes mediante acuerdos con Organismos Multilaterales de Crédito permitirán financiar “casi en su totalidad el l plan de infraestructura para el año 2017”.

En cuanto al financiamiento para el próximo año, sólo se contemplan emisiones para las renovaciones de los vencimientos que se producirán en el 2017. Se suman además los créditos de los diferentes Organismos Multilaterales de Crédito, en el orden de los $ 2.400 millones, y entre los cuales se destacan los destinados a las obras para el Arroyo Vega, la Villa Olímpica y las intervenciones en las villas 31 y 20.

En relación a las remuneraciones del personal, se observa un crecimiento en orden al 23,7% respecto de 2016, alcanzando los $ 82.467 millones. Este crecimiento contempla un cálculo paritario igual a la inflación proyectada, es decir un 17%. 

La gestión de Larreta pronostica que incrementará un 21 por ciento sus ingresos, alcanzando un total de 172.047 millones de pesos por ingresos tributarios, entre otros.

Los recursos propios representan el 78,5% del total, en tanto que el 21,5% restante corresponde a los recursos provenientes de la Coparticipación Federal de Impuestos. Por su parte, los Ingresos Tributarios se componen de la siguiente manera: el 73,4% corresponde al comportamiento del Impuesto sobre los Ingresos Brutos (ISIB), el 10,8% al Impuesto Inmobiliario (INM/ABL), el 5,8% al Impuestos sobre Vehículo Automotor (Patentes), el 8,3% al Impuestos a los Sellos y un 1,7% a ingresos varios.

En concepto de ingresos brutos, la Ciudad piensa recaudar $ 88.619 millones, 21,3% más que en el 2016; para el Impuesto Inmobiliario/ABL; $ 13.073 millones (+36%); Patentes, $ 6.951 millones (+17%); y Sellos, $ 9.977 millones (+22%), entre los principales ingresos.

El gasto total proyectado para este ejercicio presupuestario asciende a $ 178.223 millones, incrementándose un 26,7% respecto del año 2016.

Según trascendió, la inversión en Educación alcanzará los $ 32.990 millones para el año próximo, lo que representa un incremento del 23% en su presupuesto. En cuanto a Salud, alcanzará los $ 29.403 millones (+21%), mientras que Desarrollo Humano y Hábitat ascenderá a $ 14.600 millones (+28%). Es decir que todas las áreas sociales crecen en términos reales, en comparación con la inflación proyectada del 17%.

Debido a las promesas de urbanización las partidas destinadas a Vivienda pasan de$3.500 millones presupuestados para el corriente año a los $9.164 millones que se destinarán para el 2017. Esto representa un 5,2 por ciento del presupuesto total.

El traspaso de la Federal obligó al gobierno de Larreta a incrementar de $5 mil millones a $21.500 millones el dinero apuntado a Seguridad, que debió actualizarse mediante la ampliación presupuestaria sancionada a mitad de año. Para el próximo año, lo destinado a Seguridad alcanzará los $ 29.457 millones.