X
SECCIONES
30.11.2016

Río Negro: un diputado de Pichetto votó en contra del FpV y reflotó la teoría de la ruptura

La mayoría de los legisladores peronistas no acompañaron el presupuesto de Weretilneck, pero Ariel Rivero se escudó en el pedido de intendentes.

La sesión de este miércoles, en la que se aprobó el presupuesto 2017 en la provincia de Río Negro, demostró el avance de la actual conducción del Partido Justicialista (PJ) sobre el peronismo y, a contramano de sus compañeros de bloque, que se opusieron al proyecto que envió el gobernador Alberto Weretilneck, el diputado ultrapichettista Ariel Rivero acompañó en términos generales y volvió a reflotar la teoría de su salida del Frente para la Victoria (FpV).

La tensión en el justicialismo rionegrino luego de la derrota de Miguel Ángel Pichetto, y de Daniel Scioli en los comicios presidenciales, generó un estado constante de ebullición interna en todos los ámbitos de representatividad. Con Martín Soria a la cabeza de la renovación partidaria, los representantes del experimentado Senador nacional no pudieron meterse en la lista de unidad que se armó en el Alto Valle y siempre amagaron con abandonar el FpV. Con su decisión, Rivero arengó toda especulación y el malestar entre sus compañeros. Hasta Javier Iud (San Antonio Oeste) y el jefe de la bancada Alejandro Marinao acataron lo que se decidió en la noche del martes: no acompañar a Weretilneck.

“Voy a responder a lo que digan los intendentes, porque son los que tienen el poder político y territorial del Frente para la Victoria y son los que gobiernan. El 90 por ciento de los intendentes se manifestaron, aquellos intendentes que están en Río Negro y que tienen limitaciones en algunos casos, que no pueden gestionar. No aquellos intendentes que cacarean en Río Negro y sacan provecho. Hablo de los intendentes con los que me identifico. Beltrán, Campo Grande, Pilcaniyeu, Sierra Colorada, Cervantes, Conesa, entre otros”, afirmó Rivero a través de un comunicado oficial del FpV.

“Quiere llamar la atención, pero el resto votamos todos unidos”, le dijo a Letra P uno de los integrantes de la bancada peronista. Según explicó, la mayoría entiende el juego de Rivero pero dan por hecho que el norte está en lo que Soria diga. “Es el candidato para 2019”, agregó el legislador.

PRESIDENCIA. Desde que Soria se quedó con el partido, los pichettistas fueron aggiornándose a los nuevos tiempos y, uno a uno, enviaron señales a favor del intendente de General Roca. Rivero siempre se resistió más allá de participar en algunos encuentros como el acto por el día de la Lealtad; el ultimo 17 de octubre pasó casi inadvertido, y fue uno de los primeros que se fue del acto en la Asociación Española.

La que imitó al ex presidente de la Legislatura fue la histórica intendenta de Pomona, María Maldonado, que se justificó en la experiencia de tantos años al frente de un municipio, de lo importante que es “la herramienta” del presupuesto.

Lo que pasó golpea a Marinao, a quien ya algunos empiezan a mirarlo de reojo y a dudar de sí es el más capacitado para manejar el grupo. 

Letra P no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Río Negro: un diputado de Pichetto votó en contra del FpV y reflotó la teoría de la ruptura

La mayoría de los legisladores peronistas no acompañaron el presupuesto de Weretilneck, pero Ariel Rivero se escudó en el pedido de intendentes.

La sesión de este miércoles, en la que se aprobó el presupuesto 2017 en la provincia de Río Negro, demostró el avance de la actual conducción del Partido Justicialista (PJ) sobre el peronismo y, a contramano de sus compañeros de bloque, que se opusieron al proyecto que envió el gobernador Alberto Weretilneck, el diputado ultrapichettista Ariel Rivero acompañó en términos generales y volvió a reflotar la teoría de su salida del Frente para la Victoria (FpV).

La tensión en el justicialismo rionegrino luego de la derrota de Miguel Ángel Pichetto, y de Daniel Scioli en los comicios presidenciales, generó un estado constante de ebullición interna en todos los ámbitos de representatividad. Con Martín Soria a la cabeza de la renovación partidaria, los representantes del experimentado Senador nacional no pudieron meterse en la lista de unidad que se armó en el Alto Valle y siempre amagaron con abandonar el FpV. Con su decisión, Rivero arengó toda especulación y el malestar entre sus compañeros. Hasta Javier Iud (San Antonio Oeste) y el jefe de la bancada Alejandro Marinao acataron lo que se decidió en la noche del martes: no acompañar a Weretilneck.

“Voy a responder a lo que digan los intendentes, porque son los que tienen el poder político y territorial del Frente para la Victoria y son los que gobiernan. El 90 por ciento de los intendentes se manifestaron, aquellos intendentes que están en Río Negro y que tienen limitaciones en algunos casos, que no pueden gestionar. No aquellos intendentes que cacarean en Río Negro y sacan provecho. Hablo de los intendentes con los que me identifico. Beltrán, Campo Grande, Pilcaniyeu, Sierra Colorada, Cervantes, Conesa, entre otros”, afirmó Rivero a través de un comunicado oficial del FpV.

“Quiere llamar la atención, pero el resto votamos todos unidos”, le dijo a Letra P uno de los integrantes de la bancada peronista. Según explicó, la mayoría entiende el juego de Rivero pero dan por hecho que el norte está en lo que Soria diga. “Es el candidato para 2019”, agregó el legislador.

PRESIDENCIA. Desde que Soria se quedó con el partido, los pichettistas fueron aggiornándose a los nuevos tiempos y, uno a uno, enviaron señales a favor del intendente de General Roca. Rivero siempre se resistió más allá de participar en algunos encuentros como el acto por el día de la Lealtad; el ultimo 17 de octubre pasó casi inadvertido, y fue uno de los primeros que se fue del acto en la Asociación Española.

La que imitó al ex presidente de la Legislatura fue la histórica intendenta de Pomona, María Maldonado, que se justificó en la experiencia de tantos años al frente de un municipio, de lo importante que es “la herramienta” del presupuesto.

Lo que pasó golpea a Marinao, a quien ya algunos empiezan a mirarlo de reojo y a dudar de sí es el más capacitado para manejar el grupo.