X
SECCIONES
30.11.2016

Nueva corriente peronista K quiere “reconquistar la Ciudad”

Se lanzó la agrupación Reconquista con un mensaje de unidad para que “el peronismo vuelva a gobernar la Ciudad de Buenos Aires desde una visión inclusiva e igualitaria”.

El kirchnerismo porteño pone primera en la discusión porteña y lanzó la agrupación Reconquista, formada por agrupaciones K y peronistas ligadas al gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

El acto fue en el auditorio de la UOCRA y participaron el ex secretario General de la Presidencia Oscar Parrilli, el ex embajador en El Vaticano Eduardo Valdés, el jefe de bloque del Frente para la Victoria en la Legislatura porteña, Carlos Alfonso Tomada, y el presidente del PJ local, Víctor Santa María.

Entre otras cosas, pidieron “una Navidad sin presos políticos” y el evento se inició con la participación del persona cómico “El Cadete”, que hace sus bromas en el programa Economía Política que conduce el periodista Roberto Navarro en la señal C5N.

“Abrazamos todas las banderas del peronismo, las de Perón, las de Eva, las de Néstor, las de Cristina, las de la CGT, las de los movimientos sociales. No queremos solo una parte porque eso nos lleva a la derrota. Queremos un peronismo que sea capaz de convocar a más dirigentes, a más gente. Es el peronismo que conocemos y el que necesitamos”, afirmó Federico Berardi, quien aseveró: “Nuestra patria está en peligro, salgamos a defenderla”.

Gonzalo Unamuno, por su parte, hizo hincapié en el tiempo que comenzó a partir de la derrota del gobierno nacional hace un año. “Este tiempo nos obliga a reinventarnos a nosotros mismos, porque la Ciudad de Buenos Aires nos va a encontrar listos para sacarla del atraso en el que está inmersa en materia de salud, de transporte, de educación. Amamos a esta Ciudad como sólo saben amar los peronistas, pero no podemos pedir permiso y esperar a que nos digan quién nos da un lugarcito en las listas. La política es aventura, es jugarse todo hasta la última carta, aunque se nos vaya la vida en eso. Está siendo la hora del peronismo reinterpretado, hecho del barro de las viejas banderas de Eva y Perón, del pueblo empoderado de Néstor y Cristina, del papa Francisco, de las columnas de los sindicatos, de las plazas llenas y de los derechos universales, y jamás un peronismo reducido, menor, desideologizado”, sostuvo.

“Todos los que estamos acá somos capaces de ganar la Ciudad de Buenos Aires, somos capaces de derrotar al neoliberalismo. Hoy iniciamos un proceso. Nacimos en un momento donde reinaba la confusión, la preocupación y la fragmentación. Ese golpe nos dio el impulso de la unidad, de la reconquista de nuestros derechos, de la palabra. Nosotros vamos a construir una fuerza que interprete esta etapa histórica. Tenemos que abrazar al pueblo. Es mentira que los porteños son gorilas, es mentira que los porteños no quieren discutir una ciudad igualitaria”, sostuvo Valdés.

En el cierre, Micaela Amor aseveró: “No es cierto que un gobierno peronista no puede conducir la Ciudad de Buenos Aires. Somos capaces de hacerlo desde el esfuerzo mancomunado y colectivo”. Y agregó: “Tenemos que seguir el legado de los que nos enamoraron, el legado de Evo, de Lula, de Chávez, de Fidel, de Correa, de Néstor, de Cristina, de Perón, de Evita. Nuestro pueblo está sufriendo y tenemos que ser la voz de esas personas. La política está más viva que nunca y se construye desde la discusión. Como decía un grande que falleció el sábado: revolución es cambiar todo lo que hace falta cambiar. Tenemos que revolucionar la ciudad con la unidad en la diversidad, permitámonos eso”.

Entre los dirigentes presentes se encontraban Víctor Santamaría, Eduardo Valdés, Oscar Parrilli, Carlos Tomada, Mariano Recalde, Kelly Olmos, Sergio Burstein, Daniel Filmus, Eduardo López, Darío Martínez, Jorge Taiana, Carlos Montero, Liliana Mazure, Oscar Trota, Cecilia Segura, Juan Cabandié, Carolina Gaillard, Facundo Giampaolo y Camilo Vaca Narvaja.

“Reconquista aspira a una Ciudad donde no se viaje hacinado, donde el espacio público sea un derecho y no un negocio. Donde los servicios lleguen a cada barrio por igual, donde todos los pibes y las pibas tengan vacantes, y los hospitales sean el ejemplo mundial que supieron ser”, expresaron los dirigentes mediante un comunicado.

Reconquista es la síntesis de distintos espacio militantes de la Ciudad como Del Bajo y Peronistas, La Artigas, Caledonia, La Scalabrini, y compañeros y compañeras provenientes de otras experiencias de mayor trayectoria como la Markitos Zucker o el Partido Red por Buenos Aires.

Letra P no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Nueva corriente peronista K quiere “reconquistar la Ciudad”

Se lanzó la agrupación Reconquista con un mensaje de unidad para que “el peronismo vuelva a gobernar la Ciudad de Buenos Aires desde una visión inclusiva e igualitaria”.

El kirchnerismo porteño pone primera en la discusión porteña y lanzó la agrupación Reconquista, formada por agrupaciones K y peronistas ligadas al gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

El acto fue en el auditorio de la UOCRA y participaron el ex secretario General de la Presidencia Oscar Parrilli, el ex embajador en El Vaticano Eduardo Valdés, el jefe de bloque del Frente para la Victoria en la Legislatura porteña, Carlos Alfonso Tomada, y el presidente del PJ local, Víctor Santa María.

Entre otras cosas, pidieron “una Navidad sin presos políticos” y el evento se inició con la participación del persona cómico “El Cadete”, que hace sus bromas en el programa Economía Política que conduce el periodista Roberto Navarro en la señal C5N.

“Abrazamos todas las banderas del peronismo, las de Perón, las de Eva, las de Néstor, las de Cristina, las de la CGT, las de los movimientos sociales. No queremos solo una parte porque eso nos lleva a la derrota. Queremos un peronismo que sea capaz de convocar a más dirigentes, a más gente. Es el peronismo que conocemos y el que necesitamos”, afirmó Federico Berardi, quien aseveró: “Nuestra patria está en peligro, salgamos a defenderla”.

Gonzalo Unamuno, por su parte, hizo hincapié en el tiempo que comenzó a partir de la derrota del gobierno nacional hace un año. “Este tiempo nos obliga a reinventarnos a nosotros mismos, porque la Ciudad de Buenos Aires nos va a encontrar listos para sacarla del atraso en el que está inmersa en materia de salud, de transporte, de educación. Amamos a esta Ciudad como sólo saben amar los peronistas, pero no podemos pedir permiso y esperar a que nos digan quién nos da un lugarcito en las listas. La política es aventura, es jugarse todo hasta la última carta, aunque se nos vaya la vida en eso. Está siendo la hora del peronismo reinterpretado, hecho del barro de las viejas banderas de Eva y Perón, del pueblo empoderado de Néstor y Cristina, del papa Francisco, de las columnas de los sindicatos, de las plazas llenas y de los derechos universales, y jamás un peronismo reducido, menor, desideologizado”, sostuvo.

“Todos los que estamos acá somos capaces de ganar la Ciudad de Buenos Aires, somos capaces de derrotar al neoliberalismo. Hoy iniciamos un proceso. Nacimos en un momento donde reinaba la confusión, la preocupación y la fragmentación. Ese golpe nos dio el impulso de la unidad, de la reconquista de nuestros derechos, de la palabra. Nosotros vamos a construir una fuerza que interprete esta etapa histórica. Tenemos que abrazar al pueblo. Es mentira que los porteños son gorilas, es mentira que los porteños no quieren discutir una ciudad igualitaria”, sostuvo Valdés.

En el cierre, Micaela Amor aseveró: “No es cierto que un gobierno peronista no puede conducir la Ciudad de Buenos Aires. Somos capaces de hacerlo desde el esfuerzo mancomunado y colectivo”. Y agregó: “Tenemos que seguir el legado de los que nos enamoraron, el legado de Evo, de Lula, de Chávez, de Fidel, de Correa, de Néstor, de Cristina, de Perón, de Evita. Nuestro pueblo está sufriendo y tenemos que ser la voz de esas personas. La política está más viva que nunca y se construye desde la discusión. Como decía un grande que falleció el sábado: revolución es cambiar todo lo que hace falta cambiar. Tenemos que revolucionar la ciudad con la unidad en la diversidad, permitámonos eso”.

Entre los dirigentes presentes se encontraban Víctor Santamaría, Eduardo Valdés, Oscar Parrilli, Carlos Tomada, Mariano Recalde, Kelly Olmos, Sergio Burstein, Daniel Filmus, Eduardo López, Darío Martínez, Jorge Taiana, Carlos Montero, Liliana Mazure, Oscar Trota, Cecilia Segura, Juan Cabandié, Carolina Gaillard, Facundo Giampaolo y Camilo Vaca Narvaja.

“Reconquista aspira a una Ciudad donde no se viaje hacinado, donde el espacio público sea un derecho y no un negocio. Donde los servicios lleguen a cada barrio por igual, donde todos los pibes y las pibas tengan vacantes, y los hospitales sean el ejemplo mundial que supieron ser”, expresaron los dirigentes mediante un comunicado.

Reconquista es la síntesis de distintos espacio militantes de la Ciudad como Del Bajo y Peronistas, La Artigas, Caledonia, La Scalabrini, y compañeros y compañeras provenientes de otras experiencias de mayor trayectoria como la Markitos Zucker o el Partido Red por Buenos Aires.