X
Tras el veto de la gobernadora a la suspensión de juicios a hoteles, se dispararon voces de malestar. “Ha caído muy mal”, dijo a Letra P el titular de la entidad bahiense del sector.
Por 29/11/2016 02:00 PM

El veto de María Eugenia Vidal a la ley que suspendía por un año los juicios contra hoteles a raíz del cobro de aranceles por poseer aparatos de audio y televisión dentro de las habitaciones, además de generar un foco de tensión entre Cambiemos y el Frente Renovador (espacio que promovió la norma anulada), disparó el rechazo de los empresarios hoteleros que se ven perjudicados por el decreto de la gobernadora que restablece la vigencia de las demandas promovidas contra el sector por parte de entidades que representan a intérpretes, autores y productores de piezas musicales.

“Nos estamos sintiendo castigados más que comprendidos”, subrayó en diálogo con Letra P el presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Bahía Blanca y Región Sudoeste, Dr. Francisco Costa, quien añadió: “Nos sentimos muy sorprendidos y afectados. Consideramos que no fue una feliz idea la derogación en razón de que, sobre todo SADAIC (Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música), fija caprichosamente sus tarifas sin ningún tipo de control ni consideración”.

“A veces los políticos no quieren pelearse o pretenden ganarse la simpatía de los músicos”, consideró al intentar encontrar una explicación al polémico veto.

UN GOLPE, MÁS ALLÁ DE LOS TARIFAZOS. Al remarcar que “la derogación de una ley tan ansiada” ha “caído muy mal” en el sector, el titular de la asociación hotelera bahiense apuntó: “No fuimos consultados” a pesar de ser “una actividad que genera muchas fuentes de trabajo”. Y cargó ante este escenario: “No tenemos ningún tipo de contemplación del Estado, nos sentimos un poco abandonados”.

Así, apuntó que la continuidad de los juicios habilitados por el decreto de Vidal agrava un contexto en el cual los emprendimientos hoteleros se ven severamente afectados por “incrementos sufridos en distintos servicios públicos, en particular en ABSA, que son desmedidos y exagerados”.

En tanto, Costa subrayó que en Tucumán “tiene vigencia una ley similar” a la que tuvo como autor en el orden bonaerense al massista Marcelo Di Pascuale, pero que, a diferencia del proceder de Vidal, “ha sido respaldada por el gobernador”.

Por lo pronto, la entidad que nuclea a los empresarios hoteleros de Bahía Blanca y el Sudoeste bonaerense prevé respaldar el nuevo intento que hará el diputado y ex intendente de Monte Hermoso por reflotar la ley vetada: “Con Di Pascuale mantuvimos una reunión regional con 15 distritos presentes y fue felicitado por la iniciativa cuando la presentó” recordó Costa.

LEY DE ANTAÑO. Argumentando que los hoteles y restaurantes no son “propaladores públicos de repertorios musicales”, Costa recalcó: “Nosotros ponemos un televisor en el cuarto, que es ámbito privado de un hotel, que viene una señal pública por cable o señal de TV”. Además, sostuvo que las entidades que representan a intérpretes, autores y productores de piezas musicales efectivizan en la actualidad un “triple cobro de arancel: al canal, al cable y al hotel”.

En este punto, el representante hotelero bahiense observó que existe “arbitrariedad y presión” por una ley que ampara ese accionar y que data “de los años ‘30”. Puntualmente, Costa se refiere a la ley 11.723 de Propiedad Intelectual, de 1933, y sus sucesivas reglamentaciones, por la cual hay cinco entidades que recaudan cada vez que se registra la comunicación pública de una obra protegida por derechos de autor (SADAIC, Argentores, AADI-CAPIF, SAGAI y DAC).

“Pasó mucho agua debajo del puente, se tiene que dar un nuevo análisis de la ley. Son leyes que hay reverlas, reconsiderarlas, se pagan cinco derechos intelectuales distintos. Hay que poner una ventanilla única”, reclamó Costa para agregar que SADAIC cobra “un 127% más que en otra ciudad de Sudamérica” por este concepto, mientras que “en apartamentos de alquiler temporario no les están cobrando y son competencia directa” de los hoteles.

Empresarios hoteleros enojados con Vidal: “Nos estamos sintiendo castigados”

Tras el veto de la gobernadora a la suspensión de juicios a hoteles, se dispararon voces de malestar. “Ha caído muy mal”, dijo a Letra P el titular de la entidad bahiense del sector.

El veto de María Eugenia Vidal a la ley que suspendía por un año los juicios contra hoteles a raíz del cobro de aranceles por poseer aparatos de audio y televisión dentro de las habitaciones, además de generar un foco de tensión entre Cambiemos y el Frente Renovador (espacio que promovió la norma anulada), disparó el rechazo de los empresarios hoteleros que se ven perjudicados por el decreto de la gobernadora que restablece la vigencia de las demandas promovidas contra el sector por parte de entidades que representan a intérpretes, autores y productores de piezas musicales.

“Nos estamos sintiendo castigados más que comprendidos”, subrayó en diálogo con Letra P el presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Bahía Blanca y Región Sudoeste, Dr. Francisco Costa, quien añadió: “Nos sentimos muy sorprendidos y afectados. Consideramos que no fue una feliz idea la derogación en razón de que, sobre todo SADAIC (Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música), fija caprichosamente sus tarifas sin ningún tipo de control ni consideración”.

“A veces los políticos no quieren pelearse o pretenden ganarse la simpatía de los músicos”, consideró al intentar encontrar una explicación al polémico veto.

UN GOLPE, MÁS ALLÁ DE LOS TARIFAZOS. Al remarcar que “la derogación de una ley tan ansiada” ha “caído muy mal” en el sector, el titular de la asociación hotelera bahiense apuntó: “No fuimos consultados” a pesar de ser “una actividad que genera muchas fuentes de trabajo”. Y cargó ante este escenario: “No tenemos ningún tipo de contemplación del Estado, nos sentimos un poco abandonados”.

Así, apuntó que la continuidad de los juicios habilitados por el decreto de Vidal agrava un contexto en el cual los emprendimientos hoteleros se ven severamente afectados por “incrementos sufridos en distintos servicios públicos, en particular en ABSA, que son desmedidos y exagerados”.

En tanto, Costa subrayó que en Tucumán “tiene vigencia una ley similar” a la que tuvo como autor en el orden bonaerense al massista Marcelo Di Pascuale, pero que, a diferencia del proceder de Vidal, “ha sido respaldada por el gobernador”.

Por lo pronto, la entidad que nuclea a los empresarios hoteleros de Bahía Blanca y el Sudoeste bonaerense prevé respaldar el nuevo intento que hará el diputado y ex intendente de Monte Hermoso por reflotar la ley vetada: “Con Di Pascuale mantuvimos una reunión regional con 15 distritos presentes y fue felicitado por la iniciativa cuando la presentó” recordó Costa.

LEY DE ANTAÑO. Argumentando que los hoteles y restaurantes no son “propaladores públicos de repertorios musicales”, Costa recalcó: “Nosotros ponemos un televisor en el cuarto, que es ámbito privado de un hotel, que viene una señal pública por cable o señal de TV”. Además, sostuvo que las entidades que representan a intérpretes, autores y productores de piezas musicales efectivizan en la actualidad un “triple cobro de arancel: al canal, al cable y al hotel”.

En este punto, el representante hotelero bahiense observó que existe “arbitrariedad y presión” por una ley que ampara ese accionar y que data “de los años ‘30”. Puntualmente, Costa se refiere a la ley 11.723 de Propiedad Intelectual, de 1933, y sus sucesivas reglamentaciones, por la cual hay cinco entidades que recaudan cada vez que se registra la comunicación pública de una obra protegida por derechos de autor (SADAIC, Argentores, AADI-CAPIF, SAGAI y DAC).

“Pasó mucho agua debajo del puente, se tiene que dar un nuevo análisis de la ley. Son leyes que hay reverlas, reconsiderarlas, se pagan cinco derechos intelectuales distintos. Hay que poner una ventanilla única”, reclamó Costa para agregar que SADAIC cobra “un 127% más que en otra ciudad de Sudamérica” por este concepto, mientras que “en apartamentos de alquiler temporario no les están cobrando y son competencia directa” de los hoteles.