X
SECCIONES
19.10.2016

Recambio de cañerías en La Plata

ABSA puso en marcha el Plan de Recambio de Cañerías de agua en la ciudad de La Plata para reemplazar 28.115 metros de caños de hierro  fundido, con más de 50 años de antigüedad, por modernos caños de Polietileno de Alta densidad (PEAD). La inversión total de la obra asciende a $136.357.750.

En la primera etapa de los trabajos ya se han colocado los primeros 100 metros sobre calle 33 entre 10 y 11, y se llevaron a cabo los cateos necesarios para comenzar con el recambio en calle 59 desde 13 a 16.  El plan de trabajo de trabajo contempla la renovación de las conexiones domiciliarias y la reparación de las veredas intervenidas.

La calidad del servicio de agua potable mejora considerablemente con esta acción, ya que no sólo se reemplazan los materiales de las cañerías, sino que se incrementan los diámetros de las mismas: de 75 milímetros a 90 o 110 milímetros; de 125 a 160 milímetros; y, de 100 a 160 milímetros.

De cara a la época estival, el recambio permite  elevar la calidad y cantidad del servicio entregado a los usuarios y la capacidad de respuesta de la empresa  en la red de agua potable. 

Letra P no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Recambio de cañerías en La Plata

ABSA puso en marcha el Plan de Recambio de Cañerías de agua en la ciudad de La Plata para reemplazar 28.115 metros de caños de hierro  fundido, con más de 50 años de antigüedad, por modernos caños de Polietileno de Alta densidad (PEAD). La inversión total de la obra asciende a $136.357.750.

En la primera etapa de los trabajos ya se han colocado los primeros 100 metros sobre calle 33 entre 10 y 11, y se llevaron a cabo los cateos necesarios para comenzar con el recambio en calle 59 desde 13 a 16.  El plan de trabajo de trabajo contempla la renovación de las conexiones domiciliarias y la reparación de las veredas intervenidas.

La calidad del servicio de agua potable mejora considerablemente con esta acción, ya que no sólo se reemplazan los materiales de las cañerías, sino que se incrementan los diámetros de las mismas: de 75 milímetros a 90 o 110 milímetros; de 125 a 160 milímetros; y, de 100 a 160 milímetros.

De cara a la época estival, el recambio permite  elevar la calidad y cantidad del servicio entregado a los usuarios y la capacidad de respuesta de la empresa  en la red de agua potable.