X
SECCIONES
19.10.2016

El oficialismo va por la reforma electoral pero la paridad de género no está garantizada

En Diputados, Cambiemos se alzará con la ley que impone la boleta electrónica pero no se sabe si están los votos para elevar el cupo femenino. Las legisladoras y el miércoles negro.

En una sesión maratónica, Diputados aprobará el proyecto de reforma electoral, que determina la implementación de la boleta electrónica, pero todavía hay dudas sobre si habrá votos para elevar el cupo femenino del 30 al 50 por ciento.

Con ayuda del bloque Justicialista y el massismo, el oficialismo logró empujar la reforma electoral al recinto, tres meses después de que fuera enviada por el Poder Ejecutivo, con un dictamen de mayoría plagado de disidencias, entre las que se destaca el rechazo al “corralito” en las elecciones primarias, que impide a elector votar en la interna de distintas agrupaciones políticas, en diferentes categoría. Todo indica que ese punto no logrará la aprobación en el recinto.

Pese a su incorporación en el dictamen, el otro tema que todavía no está garantizado es la aprobación de la paridad de género en las listas. Ayer, las diputadas nacionales Victoria Donda, Margarita Stolbizer, Carla Carrizo, Carla Pitiot y la referente del Frente Renovador Malena Galmarini, difundieron un comunicado conjunto en el que "expresaron la necesidad de avanzar en la aprobación de esta normativa" durante la sesión del miércoles.

Sin embargo, el tema todavía genera resistencias hacia el interior de todos los bloques. Ni el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, ni la jefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, están de acuerdo con la iniciativa.

En tanto, la misma jornada estará atravesada por el paro nacional de mujeres, convocado por el colectivo Ni Una Menos, en repudio a los femicidios. En línea con la convocatoria, todas las diputadas asistirán a la sesión vestidas de negro.

En tanto, Myriam Bregman, del Frente de Izquierda, pidió durante la reunión de Labor Parlamentaria del martes, que en la sesión se realice un cuarto intermedio para que los legisladores puedan participar de la movilización. El pedido de Bregman fue rechazado pero tanto Bregman como las diputadas del Frente para la Victoria anunciaron que harán un cese de actividades entre las 13 y las 14. En tanto, Camaño propuso hacer "un minuto de silencio".

Mientras, en el Senado, también habrá actividades por la convocatoria contra la violencia de género. A las 13, las senadoras se reunirán vestidas de negro en el salón Eva Perón de la Cámara alta, antes del comienzo de la sesión.  

Una jornada maratónica

Además de la reforma electoral, la Cámara de Diputados tratará este miércoles la ley del arrepentido, con los cambios introducidos por el Senado, dos proyectos para incorporar al Programa Médico Obligatorio (PMO) la cobertura de la leche medicamentosa y del tratamiento de la dislexia, un proyecto sobre el ejercicio de la abogacía ante Tribunales Federales y la Corte Suprema, además del los proyectos de Justicia 2020.

Letra P no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

El oficialismo va por la reforma electoral pero la paridad de género no está garantizada

En Diputados, Cambiemos se alzará con la ley que impone la boleta electrónica pero no se sabe si están los votos para elevar el cupo femenino. Las legisladoras y el miércoles negro.

En una sesión maratónica, Diputados aprobará el proyecto de reforma electoral, que determina la implementación de la boleta electrónica, pero todavía hay dudas sobre si habrá votos para elevar el cupo femenino del 30 al 50 por ciento.

Con ayuda del bloque Justicialista y el massismo, el oficialismo logró empujar la reforma electoral al recinto, tres meses después de que fuera enviada por el Poder Ejecutivo, con un dictamen de mayoría plagado de disidencias, entre las que se destaca el rechazo al “corralito” en las elecciones primarias, que impide a elector votar en la interna de distintas agrupaciones políticas, en diferentes categoría. Todo indica que ese punto no logrará la aprobación en el recinto.

Pese a su incorporación en el dictamen, el otro tema que todavía no está garantizado es la aprobación de la paridad de género en las listas. Ayer, las diputadas nacionales Victoria Donda, Margarita Stolbizer, Carla Carrizo, Carla Pitiot y la referente del Frente Renovador Malena Galmarini, difundieron un comunicado conjunto en el que "expresaron la necesidad de avanzar en la aprobación de esta normativa" durante la sesión del miércoles.

Sin embargo, el tema todavía genera resistencias hacia el interior de todos los bloques. Ni el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, ni la jefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, están de acuerdo con la iniciativa.

En tanto, la misma jornada estará atravesada por el paro nacional de mujeres, convocado por el colectivo Ni Una Menos, en repudio a los femicidios. En línea con la convocatoria, todas las diputadas asistirán a la sesión vestidas de negro.

En tanto, Myriam Bregman, del Frente de Izquierda, pidió durante la reunión de Labor Parlamentaria del martes, que en la sesión se realice un cuarto intermedio para que los legisladores puedan participar de la movilización. El pedido de Bregman fue rechazado pero tanto Bregman como las diputadas del Frente para la Victoria anunciaron que harán un cese de actividades entre las 13 y las 14. En tanto, Camaño propuso hacer "un minuto de silencio".

Mientras, en el Senado, también habrá actividades por la convocatoria contra la violencia de género. A las 13, las senadoras se reunirán vestidas de negro en el salón Eva Perón de la Cámara alta, antes del comienzo de la sesión.  

Una jornada maratónica

Además de la reforma electoral, la Cámara de Diputados tratará este miércoles la ley del arrepentido, con los cambios introducidos por el Senado, dos proyectos para incorporar al Programa Médico Obligatorio (PMO) la cobertura de la leche medicamentosa y del tratamiento de la dislexia, un proyecto sobre el ejercicio de la abogacía ante Tribunales Federales y la Corte Suprema, además del los proyectos de Justicia 2020.