X
SECCIONES
17.10.2016

Pese a las diferencias, el PJ bonaerense apostó a la unidad en el Día de la Lealtad

Fue en el acto que organizó Espinoza en Berisso. Estuvieron los intendentes del Grupo Fénix, el Movimiento Evita, legisladores de La Cámpora, y ex funcionarios sciolistas. Defensa a CFK. 

El peronismo bonaerense que timonea el ex intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, celebró este lunes un nuevo aniversario del Día de la Lealtad. Su estrategia, compartida con el ex candidato a presidente Daniel Scioli, es abrir las puertas del partido para ganar las elecciones del año que viene. Este lunes convocó a las distintas expresiones del peronismo/kirchnerismo que en sus distintos discursos exteriorizaron sus matices. 

“Nos quieren distraer con muchas cosas, nos quieren dividir, hasta quieren dividir La Matanza” afirmó el ex gobernador, Daniel Scioli, en el cierre del acto por el Día de la Lealtad, que se desarrolló este lunes, en Berisso. Antes del ex candidato a presidente habían hablado el diputado provincial y uno de los responsables del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro; la diputada nacional dirigente de La Cámpora Fernanda Raverta, el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez y el propio Espinoza. 

El acto fue variado. Contó con la participación de sectores cristinistas, intendentes del Grupo Fénix, y movimientos sociales como el Evita. Ante la posibilidad de que Florencio Randazzo asome finalmente en la escena pública, Scioli busca posicionarse como la figura que sintetiza a todos los espacios que hoy dijeron presentes en la localidad de Berisso en la calle Nueva York y Marsella, lugar a donde comenzó la movilización obrera que desencadenó en el histórico 17 de octubre de 1945 con cientos de miles de personas pidiendo la libertad de Juan Domingo Perón en Plaza de Mayo. 

Por eso Scioli, para mostrar lealtad, apuntó: “sé que muchos me critican por ser leal, pero que nuestros compañeros no se dejen llevar por los cantos de sirena”, en un mensaje destinado a los sectores peronistas de sintonía fina con el gobierno nacional 

“El año próximo tenemos un enorme desafío” aseguró Scioli.

El ex gobernador bonaerense no dudó en apuntar contra el gobierno nacional. Algo que hicieron también el resto de los oradores. El ex motonauta dijo que “lo que se propone este proyecto económico es la institucionalización del ajuste. Es endeudar y endeudar a la Argentina. Es recortar derecho. Los únicos privilegiados son los del sector financiero” remarcó el ex mandatario.

Todos coincidieron en apuntar contra el gobierno nacional y provincial, pero en el mensaje al interior del peronismo y del kirchnerismo los matices de evidenciaaron. 

El diputado provincial del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro, fue el encargado de hacer la autocrítica. “Lo subestimamos a Macri” dijo. Si bien indicó estar orgulloso de “de todos los años de Néstor y Cristina”, también aclaró que no hay que abrazarse “a una agrupación, a un dirigente”. A cambio pidió abrazarse “al pueblo”. Además dijo que no hay  “que quedarse buscando traidores”.

Pero implícitamente la respuesta llegó desde La Cámpora. Fue la diputada nacional Fernanda Raverta quien sostuvo que “la lealtad es construir día a día a lo que nos convoca Cristina”, y en esa línea siguió: “cada día que alguien toca a Cristina vamos a estar defendiéndola”. En el escenario también estaban los diputados nacionales Eduardo Wado De Pedro, Mayra Mendoza. Abajo, otros legisladores bonaerenses también referenciados en La Cámpora. 

El intendente de Merlo, y referente del Grupo Fénix, Gustavo Menéndez, habló en nombre de los intendentes. Aseguró, que “el año que viene vamos a dar vuelta las urnas. Y en el 2019 no van a alcanzar las urnas. Porque venimos de doce años de poner en pie al país”.

“El nuevo renacer del peronismo empieza hoy”, dijo este lunes. Algo que abonó el titular del PJ provincial, Fernando Espinoza. 

“El peronismo no está dividido, está más unido que nunca, el triunfo peronista del año que viene empieza en Berisso. Para poner un gobernador y un presidente peronista en 2019" aseguró. Sin embargo quienes no participaron fueron los intendentes del Grupo Esmeralda que buscan la "renovación" del partido, luego de las elecciones. 

Espinoza también dio lugar a la humorada cuando dijo que “acá en Berisso, si Macri tiene que hacer un acto lo tiene que hacer en una cabina telefónica”. Y casi en modo místico afirmó: “miremos al cielo y digámosle a Perón a Evita y a Néstor que el año que viene vamos a reventar las urnas”.

El acto terminó como debía ser con la marcha peronista sobre la calle Nueva York. Espinoza agradeció a los vecinos, algunos siguieron desde la puerta de su casa y desde los balcones del barrio, algo anclado en el tiempo, el ir y venir de la gente. A unas cuadras del escenario esperaban los colectivos. Algunos debían volver hasta La Matanza. No en vano la intendenta Verónica Magario fue una de las más aplaudidas a la hora de los anuncios. Al presidente del partido le quedaban todavía dos actos más: el del PJ de Capital Federal y otro en Lanús para cerrar la jornada. 

Letra P no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Pese a las diferencias, el PJ bonaerense apostó a la unidad en el Día de la Lealtad

Fue en el acto que organizó Espinoza en Berisso. Estuvieron los intendentes del Grupo Fénix, el Movimiento Evita, legisladores de La Cámpora, y ex funcionarios sciolistas. Defensa a CFK. 

El peronismo bonaerense que timonea el ex intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, celebró este lunes un nuevo aniversario del Día de la Lealtad. Su estrategia, compartida con el ex candidato a presidente Daniel Scioli, es abrir las puertas del partido para ganar las elecciones del año que viene. Este lunes convocó a las distintas expresiones del peronismo/kirchnerismo que en sus distintos discursos exteriorizaron sus matices. 

“Nos quieren distraer con muchas cosas, nos quieren dividir, hasta quieren dividir La Matanza” afirmó el ex gobernador, Daniel Scioli, en el cierre del acto por el Día de la Lealtad, que se desarrolló este lunes, en Berisso. Antes del ex candidato a presidente habían hablado el diputado provincial y uno de los responsables del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro; la diputada nacional dirigente de La Cámpora Fernanda Raverta, el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez y el propio Espinoza. 

El acto fue variado. Contó con la participación de sectores cristinistas, intendentes del Grupo Fénix, y movimientos sociales como el Evita. Ante la posibilidad de que Florencio Randazzo asome finalmente en la escena pública, Scioli busca posicionarse como la figura que sintetiza a todos los espacios que hoy dijeron presentes en la localidad de Berisso en la calle Nueva York y Marsella, lugar a donde comenzó la movilización obrera que desencadenó en el histórico 17 de octubre de 1945 con cientos de miles de personas pidiendo la libertad de Juan Domingo Perón en Plaza de Mayo. 

Por eso Scioli, para mostrar lealtad, apuntó: “sé que muchos me critican por ser leal, pero que nuestros compañeros no se dejen llevar por los cantos de sirena”, en un mensaje destinado a los sectores peronistas de sintonía fina con el gobierno nacional 

“El año próximo tenemos un enorme desafío” aseguró Scioli.

El ex gobernador bonaerense no dudó en apuntar contra el gobierno nacional. Algo que hicieron también el resto de los oradores. El ex motonauta dijo que “lo que se propone este proyecto económico es la institucionalización del ajuste. Es endeudar y endeudar a la Argentina. Es recortar derecho. Los únicos privilegiados son los del sector financiero” remarcó el ex mandatario.

Todos coincidieron en apuntar contra el gobierno nacional y provincial, pero en el mensaje al interior del peronismo y del kirchnerismo los matices de evidenciaaron. 

El diputado provincial del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro, fue el encargado de hacer la autocrítica. “Lo subestimamos a Macri” dijo. Si bien indicó estar orgulloso de “de todos los años de Néstor y Cristina”, también aclaró que no hay que abrazarse “a una agrupación, a un dirigente”. A cambio pidió abrazarse “al pueblo”. Además dijo que no hay  “que quedarse buscando traidores”.

Pero implícitamente la respuesta llegó desde La Cámpora. Fue la diputada nacional Fernanda Raverta quien sostuvo que “la lealtad es construir día a día a lo que nos convoca Cristina”, y en esa línea siguió: “cada día que alguien toca a Cristina vamos a estar defendiéndola”. En el escenario también estaban los diputados nacionales Eduardo Wado De Pedro, Mayra Mendoza. Abajo, otros legisladores bonaerenses también referenciados en La Cámpora. 

El intendente de Merlo, y referente del Grupo Fénix, Gustavo Menéndez, habló en nombre de los intendentes. Aseguró, que “el año que viene vamos a dar vuelta las urnas. Y en el 2019 no van a alcanzar las urnas. Porque venimos de doce años de poner en pie al país”.

“El nuevo renacer del peronismo empieza hoy”, dijo este lunes. Algo que abonó el titular del PJ provincial, Fernando Espinoza. 

“El peronismo no está dividido, está más unido que nunca, el triunfo peronista del año que viene empieza en Berisso. Para poner un gobernador y un presidente peronista en 2019" aseguró. Sin embargo quienes no participaron fueron los intendentes del Grupo Esmeralda que buscan la "renovación" del partido, luego de las elecciones. 

Espinoza también dio lugar a la humorada cuando dijo que “acá en Berisso, si Macri tiene que hacer un acto lo tiene que hacer en una cabina telefónica”. Y casi en modo místico afirmó: “miremos al cielo y digámosle a Perón a Evita y a Néstor que el año que viene vamos a reventar las urnas”.

El acto terminó como debía ser con la marcha peronista sobre la calle Nueva York. Espinoza agradeció a los vecinos, algunos siguieron desde la puerta de su casa y desde los balcones del barrio, algo anclado en el tiempo, el ir y venir de la gente. A unas cuadras del escenario esperaban los colectivos. Algunos debían volver hasta La Matanza. No en vano la intendenta Verónica Magario fue una de las más aplaudidas a la hora de los anuncios. Al presidente del partido le quedaban todavía dos actos más: el del PJ de Capital Federal y otro en Lanús para cerrar la jornada.