X
SECCIONES
17.10.2016

CFK y el futuro del peronismo: “La unidad va a primar por sobre todas las diferencias”

Por videoconferencia, participó del homenaje a Perón organizado por el PJ porteño. Le restó importancia a la división del partido, le pegó a Macri y pidió “construir una mayoría lúcida”.

En el día en que todo el Partido Justicialista conmemora la lealtad a Juan Domingo Perón, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, minimizó la división del partido y la imposibilidad de un acto que aglutine a todos sus referentes por el histórico 17 de octubre y aseguró que “la unidad va a primar por sobre todas las diferencias”.

La ex mandataria brindó una videoconferencia desde su casa en la provincia de Santa Cruz que se transmitió en vivo en el acto que organizó el PJ porteño, a cargo del sindicalista y diputado del Parlasur, Víctor Santa María, y que se realizó en el Teatro SHA.

En una extensa alocución, que se representó mediante una pantalla gigante, Cristina hizo un análisis de la situación del país con duros cuestionamientos al gobierno de Mauricio Macri, hizo alusión al peronismo y a la “importancia” de construir una “gran mayoría lúcida”, pidió “militar en la calle” y convocó a “mis correligionarios” a la marcha del miércoles 19 de octubre para repudiar la violencia de género. La miraban desde el escenario del acto el ex embajador argentino ante El Vaticano Eduardo Valdés, Santa María, el diputado del Parlasur Jorge Taiana y Daniel Filmus.

La ex presidenta cerró su discurso con una referencia a los distintos actos en torno al Día de la Lealtad, producto de las internas del PJ.  “Lo presentan en los medios de comunicación como división, no se preocupen que, cuando llegue el momento de la verdad, la unidad va a primar por sobre todas las diferencias. Porque la inteligencia debe primar por sobre todas las cosas”, advirtió.

Al comenzar su alocución, CFK marcó que el homenaje al día en que los seguidores de Perón reclamaron por su libertad debe ser un “acto de análisis y militancia”. Dos palabras que atravesaron toda su intervención.

“Este 17 nos encuentra con un estado de la Nación en retroceso, que ha comenzado a endeudarse”, soltó y advirtió que se está en presencia de un “período de endeudamiento vertiginoso”. Según la ex mandataria, el endeudamiento que propone el gobierno de Macri es la “preparación de una bomba de tiempo” que genera una “bicicleta financiera” que “la van a pgar los millones de argentinos, que van a ver hipotecado su futuro”.

“Se ha dado vuelta la taba: el peronismo, nuestro gobierno, se caracterizó por la movilización social ascendente, siempre subías un peldaño más, ahora es negativa y está afectando a todos los sectores. Se ha descendido en el nivel de vida con respecto al año pasado. Ningún argentino, los que nos quieren y los que no, puede decir que el año pasado la mayoría estaba mejor que ahora”, analizó.

En seguida, volvió con la idea de “analizar y militar” e incluso con una leve autocrítica. “Tenemos que hacer análisis y un acto de militancia, de volver a organizarnos, de volver a estar en todos y cada uno de los lugares”, sostuvo y, reconoció,  “con mayor intensidad de lo que hemos hecho hasta ahora”. Para eso, pidió militar en “fábricas, talleres, en el barrio y en la calle” con el objetivo de “trabajar en un proceso formidable de organización popular”.

“No vamos a quedarnos relatando lo que hicimos, vamos a organizar. Estar junto a ciudadanos, compañeros, para organizar a la sociedad en un gran frente nacional en el cual incorporemos a todos aquellos sectores que están siendo agredidos por estas políticas, que no son pocos y van a ser más”, amplió, sobre lo que manifestó días atrás en un homenaje a Hipólito Yrigoyen, que protagonizó en Atlanta junto al radicalismo popular de Leopoldo Moreau y Leandro Santoro.

La ex titular del Ejecutivo adelantó que “no vamos a quedarnos relatando lo que hicimos” y el objetivo es que “organicemos a nuestra sociedad y con autocrítica”. Por eso, aclaró que “se trata” de “volver a reconstruir las redes de solidaridad y organización” porque “estamos en un claro retroceso del campo nacional, popular y democrático” en donde se viven “despidos, suspensiones, retracción del consumo”. “Esto debe impulsarnos a redoblar el esfuerzo y el compromiso”, reclamó.

Para Cristina, “nuestro gran compromiso, nuestro gran desafío es volver a reconstruir una gran mayoría lúcida, muy lúcida, que pueda sustraerse a lo que le dictan desde medios de comunicación hegemónicos”. Según la ex presidenta, los medios crean “sentido común que, muchas veces, va en contra de sus propios intereses” y, por eso, es necesario que el peronismo y “los amigos del radicalismo”, se organicen para “militar”. Sin embargo, aclaró: “A no confundirse: no le hablemos a los dirigentes, hablemos a los compatriotas sobre sus problemas, que no son pocos”.

“Ahora estamos ante la situación nueva e inédita, que aun teniendo un trabajo registrado, el jefe de familia y su compañera, no llegan a fin de mes porque la inflación se disparó, porque aumentó la cuota de colegio, porque la cuota de la prepaga voló por los aires, subieron las expensas”, describió.

Para CFK, es necesario la “construcción” de un espacio “que devuelva la sonrisa, la esperanza, la alegría” y la posibilidad de “vivir de una manera en la que el día de mañana va a ser mejor que el de hoy”.

Además, Cristina sostuvo que el peronismo se caracterizó siempre por “representar los intereses de los débiles” y por eso “los quiero convocar a los compatriotas a la marcha de mujeres del día 19 octubre”, dijo en relación a la marcha nacional de mujeres que se hará esta semana para repudiar la violencia de género y prevé un paro y ruidazo de una hora a las 13 y una manifestación del Obelisco a Plaza de Mayo a las 17. “Yo he sido objeto de violencia de género por sólo hecho de ser mujer”, agregó.

EL ACTO. El homenaje que organizó Santa María fue presenciado por distintos referentes del peronismo y el kirchnerismo porteño, mientras los peronistas bonaerenses se congregaron en el municipio de Berisso, bajo el comando del líder del PJ de la provincia de Buenos Aires, Fernando Espinoza.

En el acto del Día de la Lealtad organizado por el PJ porteño llamó la atención la presencia del Movimiento Evita, que en el escenario se materializó con las palabras del ex canciller Jorge Taiana. En abril, uno de los líderes del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro, se despegó públicamente de Cristina y dos meses después, los seis diputados del espacio abandonaron el bloque del Frente para la Victoria en el Congreso.

En tanto, Daniel Filmus también estuvo en teatro SHA, como así lo hizo el legislador porteño de su riñón Gabriel Fuks, que a principios de octubre se fue del bloque kirchnerista de la Legislatura capitalina que comanda el ex ministro de Trabajo Carlos Alfonso Tomada, que envió su adhesión al evento.

Santa María, que promovió la ruptura del bloque K en la Legislatura porteña y la conformación de la nueva bancada Bloque Peronista, se encargó de presentar a Cristina como “la compañera de todos los argentinos” y de “todos los peronistas”. Desde las butacas del teatro miraban los dirigentes de La Cámpora, como el legislador Javier Andrade y el aspirante a conducir el PJ local y ex presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde.

Letra P no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

CFK y el futuro del peronismo: “La unidad va a primar por sobre todas las diferencias”

Por videoconferencia, participó del homenaje a Perón organizado por el PJ porteño. Le restó importancia a la división del partido, le pegó a Macri y pidió “construir una mayoría lúcida”.

En el día en que todo el Partido Justicialista conmemora la lealtad a Juan Domingo Perón, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, minimizó la división del partido y la imposibilidad de un acto que aglutine a todos sus referentes por el histórico 17 de octubre y aseguró que “la unidad va a primar por sobre todas las diferencias”.

La ex mandataria brindó una videoconferencia desde su casa en la provincia de Santa Cruz que se transmitió en vivo en el acto que organizó el PJ porteño, a cargo del sindicalista y diputado del Parlasur, Víctor Santa María, y que se realizó en el Teatro SHA.

En una extensa alocución, que se representó mediante una pantalla gigante, Cristina hizo un análisis de la situación del país con duros cuestionamientos al gobierno de Mauricio Macri, hizo alusión al peronismo y a la “importancia” de construir una “gran mayoría lúcida”, pidió “militar en la calle” y convocó a “mis correligionarios” a la marcha del miércoles 19 de octubre para repudiar la violencia de género. La miraban desde el escenario del acto el ex embajador argentino ante El Vaticano Eduardo Valdés, Santa María, el diputado del Parlasur Jorge Taiana y Daniel Filmus.

La ex presidenta cerró su discurso con una referencia a los distintos actos en torno al Día de la Lealtad, producto de las internas del PJ.  “Lo presentan en los medios de comunicación como división, no se preocupen que, cuando llegue el momento de la verdad, la unidad va a primar por sobre todas las diferencias. Porque la inteligencia debe primar por sobre todas las cosas”, advirtió.

Al comenzar su alocución, CFK marcó que el homenaje al día en que los seguidores de Perón reclamaron por su libertad debe ser un “acto de análisis y militancia”. Dos palabras que atravesaron toda su intervención.

“Este 17 nos encuentra con un estado de la Nación en retroceso, que ha comenzado a endeudarse”, soltó y advirtió que se está en presencia de un “período de endeudamiento vertiginoso”. Según la ex mandataria, el endeudamiento que propone el gobierno de Macri es la “preparación de una bomba de tiempo” que genera una “bicicleta financiera” que “la van a pgar los millones de argentinos, que van a ver hipotecado su futuro”.

“Se ha dado vuelta la taba: el peronismo, nuestro gobierno, se caracterizó por la movilización social ascendente, siempre subías un peldaño más, ahora es negativa y está afectando a todos los sectores. Se ha descendido en el nivel de vida con respecto al año pasado. Ningún argentino, los que nos quieren y los que no, puede decir que el año pasado la mayoría estaba mejor que ahora”, analizó.

En seguida, volvió con la idea de “analizar y militar” e incluso con una leve autocrítica. “Tenemos que hacer análisis y un acto de militancia, de volver a organizarnos, de volver a estar en todos y cada uno de los lugares”, sostuvo y, reconoció,  “con mayor intensidad de lo que hemos hecho hasta ahora”. Para eso, pidió militar en “fábricas, talleres, en el barrio y en la calle” con el objetivo de “trabajar en un proceso formidable de organización popular”.

“No vamos a quedarnos relatando lo que hicimos, vamos a organizar. Estar junto a ciudadanos, compañeros, para organizar a la sociedad en un gran frente nacional en el cual incorporemos a todos aquellos sectores que están siendo agredidos por estas políticas, que no son pocos y van a ser más”, amplió, sobre lo que manifestó días atrás en un homenaje a Hipólito Yrigoyen, que protagonizó en Atlanta junto al radicalismo popular de Leopoldo Moreau y Leandro Santoro.

La ex titular del Ejecutivo adelantó que “no vamos a quedarnos relatando lo que hicimos” y el objetivo es que “organicemos a nuestra sociedad y con autocrítica”. Por eso, aclaró que “se trata” de “volver a reconstruir las redes de solidaridad y organización” porque “estamos en un claro retroceso del campo nacional, popular y democrático” en donde se viven “despidos, suspensiones, retracción del consumo”. “Esto debe impulsarnos a redoblar el esfuerzo y el compromiso”, reclamó.

Para Cristina, “nuestro gran compromiso, nuestro gran desafío es volver a reconstruir una gran mayoría lúcida, muy lúcida, que pueda sustraerse a lo que le dictan desde medios de comunicación hegemónicos”. Según la ex presidenta, los medios crean “sentido común que, muchas veces, va en contra de sus propios intereses” y, por eso, es necesario que el peronismo y “los amigos del radicalismo”, se organicen para “militar”. Sin embargo, aclaró: “A no confundirse: no le hablemos a los dirigentes, hablemos a los compatriotas sobre sus problemas, que no son pocos”.

“Ahora estamos ante la situación nueva e inédita, que aun teniendo un trabajo registrado, el jefe de familia y su compañera, no llegan a fin de mes porque la inflación se disparó, porque aumentó la cuota de colegio, porque la cuota de la prepaga voló por los aires, subieron las expensas”, describió.

Para CFK, es necesario la “construcción” de un espacio “que devuelva la sonrisa, la esperanza, la alegría” y la posibilidad de “vivir de una manera en la que el día de mañana va a ser mejor que el de hoy”.

Además, Cristina sostuvo que el peronismo se caracterizó siempre por “representar los intereses de los débiles” y por eso “los quiero convocar a los compatriotas a la marcha de mujeres del día 19 octubre”, dijo en relación a la marcha nacional de mujeres que se hará esta semana para repudiar la violencia de género y prevé un paro y ruidazo de una hora a las 13 y una manifestación del Obelisco a Plaza de Mayo a las 17. “Yo he sido objeto de violencia de género por sólo hecho de ser mujer”, agregó.

EL ACTO. El homenaje que organizó Santa María fue presenciado por distintos referentes del peronismo y el kirchnerismo porteño, mientras los peronistas bonaerenses se congregaron en el municipio de Berisso, bajo el comando del líder del PJ de la provincia de Buenos Aires, Fernando Espinoza.

En el acto del Día de la Lealtad organizado por el PJ porteño llamó la atención la presencia del Movimiento Evita, que en el escenario se materializó con las palabras del ex canciller Jorge Taiana. En abril, uno de los líderes del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro, se despegó públicamente de Cristina y dos meses después, los seis diputados del espacio abandonaron el bloque del Frente para la Victoria en el Congreso.

En tanto, Daniel Filmus también estuvo en teatro SHA, como así lo hizo el legislador porteño de su riñón Gabriel Fuks, que a principios de octubre se fue del bloque kirchnerista de la Legislatura capitalina que comanda el ex ministro de Trabajo Carlos Alfonso Tomada, que envió su adhesión al evento.

Santa María, que promovió la ruptura del bloque K en la Legislatura porteña y la conformación de la nueva bancada Bloque Peronista, se encargó de presentar a Cristina como “la compañera de todos los argentinos” y de “todos los peronistas”. Desde las butacas del teatro miraban los dirigentes de La Cámpora, como el legislador Javier Andrade y el aspirante a conducir el PJ local y ex presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde.