X
Letra P.- Sin inconvenientes, el kirchnerismo y el macrismo sancionaron la ley que habilita la mudanza de la estatua desde la Casa Rosada hacia la Costanera Norte. UNEN y los monobloques votaron en contra.
Redacción 18/09/2014 11:00 AM

Con 41 votos positivos, 8 negativos y una sola abstención, la Legislatura porteña aprobó este jueves el proyecto de ley que permite el traslado del monumento a Cristóbal Colón desde las inmediaciones a la Casa Rosada hacia el espigón Puerto Argentino ubicado en la Costanera Norte de la Ciudad, frente al Aeroparque Jorge Newbery.

La iniciativa, rechazada por vecinos de la comunidad italiana, se sancionó de manera definitiva luego de que el kirchnerismo y el macrismo repitieran el acuerdo que posibilito la aprobación parcial el 5 de junio, una sesión donde entre ambos bloques se tiraron flores felicitándose mutuamente por el logro obtenido.

Luego de esa primera aprobación, porque se trata de un proyecto de doble lectura, se pasó a la instancia de audiencia pública en donde integrantes de la comunidad italiana se acercaron al Parlamento porteño para repudiar la iniciativa y protagonizar fuertes cruces verbales con los legisladores del oficialismo y del FpV.

A pesar de este antecedente, ambos bloques insistieron y el traslado tuvo luz verde este jueves sin mayores inconvenientes, salvo algunos repudios por parte de legisladores de monobloques y de todo el frente UNEN.

Además, la legisladora Graciela Ocaña también planteó su rechazo a la mudanza y le dedicó unas palabras a Cristina Fernández de Kirchner.

“No vamos a avalar despilfarro de fondos públicos por caprichos de la presidenta”, sentenció la ex ministra kirchnerista. Y, luego, aclaró que el proyecto se configuró en el marco de “un intercambio extraño que le cuesta a la ciudadanía mucho dinero”.

Por su parte, la diputada de UNEN María Eugenia Estenssoro calificó como “vandalismo cultural y patrimonial” la decisión del Gobierno Nacional y del porteño. A su vez, manifestó que en Argentina “estamos llenos de descendientes de italianos” y que, por ese motivo, “es extraño que este convenio fue firmado por dos descendientes de italianos como Macri y Parrilli”, en referencia al jefe de Gobierno y al secretario presidencial.

“Se llevan a Colón pero lo bancan a Cristóbal que se está enriqueciendo con el casino”, cruzó Gustavo Vera a los diputados del oficialismo y del FpV en referencia al convenio con el juego que aprobaron ambos bloques el 9 de diciembre del 2013 y que condonó 1000 millones de pesos de ingresos brutos que el empresario kirchnerista debía producto de sus salas de juego.

Para Alejandro  Bodart, la aprobación del traslado, gracias a los votos de los dos bloques mayoritarios de la Legislatura, es “la ‘vigésimomil ‘reedición del pacto pro-k  pero ahora al rededor de un monumento”.

Pese al rechazo de la gente, el PRO y el FpV aprobaron el traslado del monumento a Colón

Letra P.- Sin inconvenientes, el kirchnerismo y el macrismo sancionaron la ley que habilita la mudanza de la estatua desde la Casa Rosada hacia la Costanera Norte. UNEN y los monobloques votaron en contra.

Con 41 votos positivos, 8 negativos y una sola abstención, la Legislatura porteña aprobó este jueves el proyecto de ley que permite el traslado del monumento a Cristóbal Colón desde las inmediaciones a la Casa Rosada hacia el espigón Puerto Argentino ubicado en la Costanera Norte de la Ciudad, frente al Aeroparque Jorge Newbery.

La iniciativa, rechazada por vecinos de la comunidad italiana, se sancionó de manera definitiva luego de que el kirchnerismo y el macrismo repitieran el acuerdo que posibilito la aprobación parcial el 5 de junio, una sesión donde entre ambos bloques se tiraron flores felicitándose mutuamente por el logro obtenido.

Luego de esa primera aprobación, porque se trata de un proyecto de doble lectura, se pasó a la instancia de audiencia pública en donde integrantes de la comunidad italiana se acercaron al Parlamento porteño para repudiar la iniciativa y protagonizar fuertes cruces verbales con los legisladores del oficialismo y del FpV.

A pesar de este antecedente, ambos bloques insistieron y el traslado tuvo luz verde este jueves sin mayores inconvenientes, salvo algunos repudios por parte de legisladores de monobloques y de todo el frente UNEN.

Además, la legisladora Graciela Ocaña también planteó su rechazo a la mudanza y le dedicó unas palabras a Cristina Fernández de Kirchner.

“No vamos a avalar despilfarro de fondos públicos por caprichos de la presidenta”, sentenció la ex ministra kirchnerista. Y, luego, aclaró que el proyecto se configuró en el marco de “un intercambio extraño que le cuesta a la ciudadanía mucho dinero”.

Por su parte, la diputada de UNEN María Eugenia Estenssoro calificó como “vandalismo cultural y patrimonial” la decisión del Gobierno Nacional y del porteño. A su vez, manifestó que en Argentina “estamos llenos de descendientes de italianos” y que, por ese motivo, “es extraño que este convenio fue firmado por dos descendientes de italianos como Macri y Parrilli”, en referencia al jefe de Gobierno y al secretario presidencial.

“Se llevan a Colón pero lo bancan a Cristóbal que se está enriqueciendo con el casino”, cruzó Gustavo Vera a los diputados del oficialismo y del FpV en referencia al convenio con el juego que aprobaron ambos bloques el 9 de diciembre del 2013 y que condonó 1000 millones de pesos de ingresos brutos que el empresario kirchnerista debía producto de sus salas de juego.

Para Alejandro  Bodart, la aprobación del traslado, gracias a los votos de los dos bloques mayoritarios de la Legislatura, es “la ‘vigésimomil ‘reedición del pacto pro-k  pero ahora al rededor de un monumento”.