X
El ministerio de Seguridad confirmó el viernes por la noche la aparición de Nicolás Biedma, el hijo de desaparecidos de 39 años visto por última vez el miércoles cuando salió de su casa del barrio porteño de Almagro.
Redacción 11/05/2013 06:17 AM

Así lo confirmaron a Télam voceros del Ministerio de Seguridad, luego de que la esposa de Biedma y denunciante, Carla Rutila Artés, confirmara el regreso de su esposo quien, según sostuvo, se ausentó por “razones personales”.

La denuncia por desaparición formulada por Rutila Artés, nieta restituída por Abuelas de Plaza de Mayo en 1985, había recaído en el juzgado en lo Criminal y Correccional 8 e investigado por la fiscalía 7.

La esposa de Biedma había señalado que su esposo salió de su domicilio con destino a un cibercafé alrededor de las 14 del miércoles, luego iba retirar dinero de un cajero y comprar comida.

“Habíamos desayunado a la mañana café con facturas que yo había comprado y organizando para vernos a la noche en la Feria del Libro donde se presentaba un libro sobre desaparecidos”, contó Artés al referirse a la última vez que estuvo con su pareja.

A las 18, Artés comenzó a preocuparse porque Biedma no había llegado y porque además había dejado en su casa el teléfono celular, como lo hace habitualmente.

Desde ese momento, Artés comenzó a buscar información en los ciber de la zona, en el hospital Durand y en el hospital Italiano, y en la comisaría 11º, donde anoche declaró durante dos horas y dejó radicada la denuncia.

Tras la desaparición, habían tomado intervención directa el Ministerio de Seguridad, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y fuerzas de seguridad, aunque la búsqueda quedó desactivada esta noche, con la aparición de Biedma.

Nicolás es hijo de Patricio Antonio Biedma Schadewaldt, un dirigente del MIR chileno desaparecido en Argentina y visto por última vez en el Centro Clandestino de Detención “Automotores Orletti”, que funcionaba bajo la órbita del Primer Cuerpo del Ejército, en el barrio porteño de Floresta.

Carla es hija de Graciela Antonia Rutila Artés, también desaparecida luego de su cautiverio en Orletti. Carla es además una de las primeras nietas recuperadas e impulsora del proceso que se inició en España contra Alfredo Scilingo.

Apareció Nicolás Biedma

El ministerio de Seguridad confirmó el viernes por la noche la aparición de Nicolás Biedma, el hijo de desaparecidos de 39 años visto por última vez el miércoles cuando salió de su casa del barrio porteño de Almagro.

Así lo confirmaron a Télam voceros del Ministerio de Seguridad, luego de que la esposa de Biedma y denunciante, Carla Rutila Artés, confirmara el regreso de su esposo quien, según sostuvo, se ausentó por “razones personales”.

La denuncia por desaparición formulada por Rutila Artés, nieta restituída por Abuelas de Plaza de Mayo en 1985, había recaído en el juzgado en lo Criminal y Correccional 8 e investigado por la fiscalía 7.

La esposa de Biedma había señalado que su esposo salió de su domicilio con destino a un cibercafé alrededor de las 14 del miércoles, luego iba retirar dinero de un cajero y comprar comida.

“Habíamos desayunado a la mañana café con facturas que yo había comprado y organizando para vernos a la noche en la Feria del Libro donde se presentaba un libro sobre desaparecidos”, contó Artés al referirse a la última vez que estuvo con su pareja.

A las 18, Artés comenzó a preocuparse porque Biedma no había llegado y porque además había dejado en su casa el teléfono celular, como lo hace habitualmente.

Desde ese momento, Artés comenzó a buscar información en los ciber de la zona, en el hospital Durand y en el hospital Italiano, y en la comisaría 11º, donde anoche declaró durante dos horas y dejó radicada la denuncia.

Tras la desaparición, habían tomado intervención directa el Ministerio de Seguridad, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y fuerzas de seguridad, aunque la búsqueda quedó desactivada esta noche, con la aparición de Biedma.

Nicolás es hijo de Patricio Antonio Biedma Schadewaldt, un dirigente del MIR chileno desaparecido en Argentina y visto por última vez en el Centro Clandestino de Detención “Automotores Orletti”, que funcionaba bajo la órbita del Primer Cuerpo del Ejército, en el barrio porteño de Floresta.

Carla es hija de Graciela Antonia Rutila Artés, también desaparecida luego de su cautiverio en Orletti. Carla es además una de las primeras nietas recuperadas e impulsora del proceso que se inició en España contra Alfredo Scilingo.